Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Un pantano sin ley por la pasividad de las administraciones

Las pescas masivas para consumo humano no hacen sino agravar los desmanes que el embalse de Mequinenza sufre desde hace años

I. A. U. 23/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios

Las pescas masivas para consumo humano no han hecho más que agravar la ya caótica situación del embalse de Mequinenza. El furtivismo, la suciedad y otros problemas asociados a la pesca siguen degradando desde hace años este pantano sin que ni el Gobierno de Aragón –que es quien tiene las competencias sobre medio ambiente– ni el resto de administraciones implicadas tomen medidas eficaces para proteger uno de los enclaves más emblemáticos de la Comunidad. La falta de vigilancia permite que en el Mar de Aragón se cometan todo tipo de desmanes, lo que puede comprometer el futuro del embalse y de los muchos empleos que dependen de él.

El pantano de Mequinenza tiene unos 500 kilómetros de orilla y recibe varios cientos de miles de visitas al año, en torno al 80% de pescadores extranjeros que llegan atraídos por la captura del siluro y de otras especies como la lucioperca, la carpa, el blackbass...

Casi no hay vigilancia

Para vigilar esa enorme afluencia de gente, el Seprona de la Guardia Civil solo dispone de dos patrullas que ni siquiera cuentan con una barca para acceder a las muchas zonas a las que no se puede llegar por tierra. Por su parte, los agentes de protección de la naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón sí que disponen de una embarcación, pero en la zona que va de Quinto a Fayón solo hay diez de estos forestales y además tienen otras muchas funciones además de la de controlar la pesca –los fines de semana de verano directamente no hacen vigilancia porque los tres agentes que trabajan por turno están destinados a la campaña antiincendios–.

El resultado es que desde hace prácticamente una década los furtivos campan a sus anchas por el embalse cometiendo todo tipo de tropelías. Además, a esa problemática hay que sumarle otros excesos como el abandono de toneladas de basura, las acampadas ilegales, el encendido de hogueras, el incumplimiento de la normativa para tratar de frenar al mejillón cebra...

En esta legislatura, la DGA se comprometió acotar el pantano para que haya que pagar por pescar y para que lo recaudado se destinar a aumentar la vigilancia y limpiar la suciedad. Sin embargo, el proceso de creación del coto se ha paralizado porque hace falta modificar la Ley de Pesca. Además, esta medida no podrá solucionar todos los problemas acumulados.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual