Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

El Salud duplica el número de puestos para hemodiálisis en el nuevo Inocencio Jiménez


El servicio se amplía, in extremis, para hacer frente a posibles urgencias en Aragón.
Acudirán pacientes de la zona de Tarazona y Alagón, además de barrios como Delicias

L. Cotera 22/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
Las obras avanzan a buen ritmo en el centro este verano.Oliver Duch

 La apertura del nuevo centro de especialidades del Salud ubicado junto a la estación intermodal (el que sustituirá al actual Inocencio Jiménez) traerá bajo el brazo una mejora sustancial para los más de 600 aragoneses que están en diálisis. El departamento ha decidido duplicar el número de puestos de hemodiálisis proyectados en este equipamiento, que pasarán de 12 a 24, aunque podrían llegar hasta 28. La razón es que se ha constatado que, en un caso extraordinario, la oferta actual de plazas en hospitales zaragozanos sería insuficiente. El tratamiento se presta en el Clínico y en el Servet, pero también en el Militar y el San Juan de Dios.

El nuevo centro de especialidades, que debería abrirse a principios de 2015 tras años de retrasos, será de referencia para 400.000 pacientes: algunos llegarán desde Las Delicias, Miralbueno, Garrapinillos o Casetas; pero un número considerable pertenecerán a localidades de la provincia como Alagón, Borja, Cariñena, Ejea de los Caballeros, Épila, Gallur, Herrera de los Navarros, La Almunia de Doña Godina, María de Huerva, Sádaba, Sos del Rey Católico, Tarazona, Tauste y Utebo.

La decisión acarrea una nueva modificación en el proyecto, ya que ha sido necesario idear una nueva distribución con un acceso complementario para que pueda funcionar independientemente del resto del centro. Sin embargo, fuentes oficiales del Salud insisten en que no habrá más retrasos en un equipamiento cuya memoria funcional se remonta al año 2005. Actualmente, el edificio está en obras, con la estructura terminada, y a la espera de recepcionar los trabajos para que pueda empezar a ser equipado. Esto supondrá aproximadamente 1,5 millones de euros que se suman a los 28 invertidos en la estructura. 

La ampliación del servicio de diálisis es vital, ya que el 90% de quienes siguen tratamiento lo hacen en instalaciones hospitalarias, y muy pocos son atendidos de forma domiciliaria. En total, se estima que unos 1.200 aragoneses sufren insuficiencia renal. Más o menos la mitad reciben cada año un riñón (cada vez más de donantes vivos compatibles, como es el caso de padres o hermanos). El resto, siguen esperando su turno en diferentes estadios de la enfermedad. 

La opción del tratamiento en casa es mucho más reducida y debe ser debidamente estudiada, pero también se ha dado un impulso en este sentido. El mes pasado, el Salud anunció que tiene previsto invertir 5,2 millones de euros en tres anualidades en el servicio de diálisis peritoneal y hemodiálisis domiciliarias con el fin de dotar de más autonomía a los pacientes que sufren insuficiencia renal crónica. 

La hemodiálisis es una terapia sin la que muchos enfermeros morirían. Su finalidad es suplir parcialmente la función de los riñones. ¿Cómo se logra? Extrayendo la sangre del organismo del propio paciente a través de un acceso vascular y llevarla a un dializador o filtro de doble compartimiento, en el cuál la sangre pasa por el interior de los capilares en un sentido, y el líquido de diálisis circula en sentido contrario bañando dichos capilares, así, ambos líquidos quedan separados por una membrana semipermeable.

Este método consigue la circulación de agua y solutos para, entre otros fines, disminuir los niveles en sangre de sustancias tóxicas cuando están en exceso y que elimina el riñón sano de forma natural, por ejemplo el potasio y la urea.

Un centro ambicioso

Este edificio, que el propio consejero de Sanidad Ricardo Oliván calificó como «vanguardista», tiene 6 plantas sobre rasante y tres sótanos, y su superficie total es de 24.788 metros cuadrados. De hecho, su enorme tamaño permitirá trasladar el actual y deteriorado Inocencio Jiménez y recolocar 130 consultas distribuidas por especialidades. También se trasladarán unos 150 trabajadores (la plantilla no se amplía) y se ubicará aquí la sede del 061. Todo se completa con el servicio independiente de hemodiálisis y otro específico para pruebas diagnósticas. 

Lo que aún se desconoce es qué pasará con el edificio en el que actualmente está ubicado el Inocencio Jiménez, y que fue construido en 1972 a partir de una fábrica de lavadoras.

Su estado es tan precario que hace ya diez años que sus trabajadores empezaron a plantearse movilizaciones si no se tomaban medidas para solucionar las carencias de climatización, estado de las consultas, grietas, etc... Sin embargo, la crisis también ha ido lastrando este proyecto.

Cuando se eligió levantar un edificio de cero se tuvo en cuenta su cercanía con la estación intermodal, ya que muchos pacientes vienen de la provincia. A día de hoy todavía quedan pendientes otras instalaciones sanitarias, como el centro de especialidades del Actur (frente a Gran Casa) o el de salud del barrio Jesús.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual