Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

El Gancho intenta recuperar la normalidad tras un día de angustia

La Policía continúa en el local en el que se suicidó Luis Pedro R.G. en la tarde de este martes.

S. Arcega. Zaragoza Actualizada 20/08/2014 a las 23:21
Etiquetas
11 Comentarios
Casi 20 horas sin salir de sus casas

En la calle La Salina, sigue sin ser un día normal. Las 20 horas de angustia pasadas este martes por el atrincheramiento y posterior suicidio de Luis Pedro en el bar Maxi 2 son el único tema de conversación de los vecinos, que se mostraban "sorprendidos" por el hecho.

Rubén Martínez trabaja en la administración de lotería que se encuentra junto al bar. Este martes no pudo entrar en ningún momento en el local, ya que se encontraba en el epicentro del movimiento policial. "Desde luego, esto no pasa todos los días ni todos los años", reconoce. Alguna vez había pasado por el bar, pero no conocía al hombre y asegura que "no se sospechaba" que pudiera ocurrir algo así.

En la fila de su negocio se encuentra Marga, una vecina de la calle. Fue una de las primeras en conocer lo que estaba ocurriendo, ya que su hijo volvió este lunes a las 23.00 a casa, pero no pudo llegar hasta la puerta, puesto que se lo impidió la Policía desplegada en la zona. "Estaban detrás de los coches, pero no se oía nada", asegura. No fue hasta las 2.30 cuando le permitieron acceder a su domicilio, acompañado de dos agentes. 

Ella asegura que desde su casa podía escuchar las conversaciones entre el atrincherado y el mediador. "Al principio estaba más agresivo y no quería hablar". Tanto ella como María Pilar, otra vecina, alaban la actuación de la Policía. "Tuvieron mucha paciencia", indican. Ambas conocían la existencia del bar, pero nunca habían entrado. "Solía estar medio vacío", explican.

La calle La Salina no fue la única afectada por el cordón policial este martes, que se extendía por las calles Santa Lucía y Cereros. En esta última tiene su negocio de estética Laura de la Hoya, quien se mostraba apenada por el final de los hechos. Ella supo del dispositivo cuando llegó a su trabajo, sobre las 9.30 y permaneció allí durante buena parte del día. Mientras esperaba a que se resolviese la situación, conoció la historia de otras personas. "Había una pareja que llevaba en la calle desde la 1.00, porque volvían de una cena y ya no les dejaron pasar. A otros al final se lo permitieron porque insistieron mucho e iban con un bebé", recuerda.

Ella tampoco pudo acceder en ningún momento. "Ha supuesto un perjuicio, porque no pudimos atender las llamadas y no está la cosa como para cerrar", explica. Ella ya se ha puesto en contacto con su seguro para saber si podrá recibir una compensación económica, aunque todavía no ha recibido respuesta.


  • Yomisma21/08/14 16:33
    Metedura de pata y gorda de la policía , porque narices gasean el bar si sólo estaba el hombre, si hubiese tenido rehenes lo entendería pero el hombre estaba en SU bar, con un arma si, pero solo , tenían que haber esperado a que saliese por su propio pie , o el cansancio hiciese mella, y no que de esta manera precipitaron lo q no debía de haber ocurrido, éstos agentes de la ley se lo tiene todo muy creído y muy subiditos van..... DEP el pobre hombre 
  • Boinarrosca21/08/14 16:12
    #8 Juan Antonio Por ejemplo, la bala mágica que mató a Kennedy, no? En serio, porque puede provocar una explosión, incendio o salir pegando tiros, etc... (Ver película, la estanquera de Vallecas).
  • Maria21/08/14 13:14
    #Jose ¡Que razon tiene!...no suelo ya leer los comentarios porque acabo con un cabreo monumental pero de vez en cuando, y en dias que mi animo esta mas alto, lo hago porque en el fondo es una buena leccion para comprender porque estamos como estamos....penosos los politicos, indudable, pero penosa la base tambien
  • Juan Antonio21/08/14 12:04
    Para # 7 Listillo: Porque la trayectoria de un disparo despues de un rebote es simplemente IMPREDECIBLE
  • Listillo21/08/14 10:31
    "#5 Ciudadano" pues yo me sigo preguntando por qué no dejaban pasar a la gente a su casa. Un tipo cabreado con un arma, dentro de un local sin ventanas (eso parece por las fotos) con la policia en la puerta. Entiendo que corten el tráfico a los coches y peatones, pero no veo por qué despues de las primeras horas no dejaban pasar a la gente a sus casas.
  • papelicos21/08/14 10:17
    #1 asegurador Sin ironía. El suyo es un buen comentario. Al contrario que mucho de lo publicado, usted "informa". Hemos visto en mil películas destrozada la luna del escaparate o volcado el carro de la frutería, todo eso en NY, y no sé cuántos nos preguntamos quien paga todo eso una vez capturado el "malo" de la peli, glorificada a policía (quienes por cierto cobran por trabajar, como yo en mi oficina) No lo paga nadie según afirma usted. Pero ya se sabe que todos los autónomos, minoristas, taxistas, etc... son millonarios.
  • Ciudadano21/08/14 08:42
    Un tío mas cabreado que un mono con una pistola comprada en el mercado negro, y aún se pregunta alguno que porque no se dejaba pasar a nadie. País de listillos.....
  • JOSE21/08/14 07:29
    A toro pasado todos sois Manolete.  Yo hubiera hecho esto...,  yo hubiera hecho lo otro ... Si hubiera habido algún herido por no cortar la calle ahora estarías pidiendo cabezas. En fin...
  • ViVi20/08/14 19:47
    Pues no, bastaba con colocar una valla de ocultación en frente del local y un negociador en la puerta que impidiera la salida del desdichado a la calle armado. pero está historia de Berlanga de secuestrador sin rehenes era demasiado para los agentes de acción directa.
  • carlos20/08/14 17:11
    Yo flipo con la policia, ¿tanto peligro había para que la gente pudiera entrar en su casa?
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual