Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Se desprenden veinticinco metros del alero del colegio Santo Domingo en Zaragoza

Las vigas y las tejas que se encontraban muy deterioradas a causa de la humedad han caído sobre la acera dañando cinco vehículos que se encontraban debajo.

P. Berné/M. Fernández. Zaragoza Actualizada 04/03/2014 a las 11:51
8 Comentarios
Un alumno, despistado, intentaba acceder por la entrada acordonada al Colegio Público Santo Domingo de Zaragoza

Unos veinticinco metros del alero del tejado del colegio Público Santo Domingo en la calle Predicadores de Zaragoza se han desprendido esta noche sobre la acera dañando considerablemente los cinco vehículos que se encontraban estacionados en ese lado de la calzada.

El suceso ha tenido lugar a las 00.50 y los vehículos han sido retirados esta madrugada por una grúa tras recibir el aviso. Al parecer, el ala, que sobresalía unos 70 centímetros, estaba en una zona del edificio histórico gravemente dañada por la humedad. Las vigas de madera junto con los ladrillos y las tejas que formaban el alero se encontraban afectadas por el agua que pasaba un canalón.

Una llamada al 112 alertó a los bomberos que han desarrollado labores de limpieza hasta las 4.45. 

La zona afectada de la acera se ha vallado para prevenir posibles daños. 

Según han informado desde el colegio, los alumnos han tenido que esperar una media hora a que los técnicos del Ayuntamiento supervisaran las instalaciones para comprobar que no había peligro.

La planta de arriba, la más afectada por el incidente, se encuentra cerrada a la espera de que el perito evalúe los daños. Esta planta, externa al colegio, pertenece al Ayuntamiento y en ella se realizan actividades para la tercera edad.


De vuelta a las clases

Por su parte, alumnos y profesores del centro han podido retomar las clases en torno a las 9.30. "Sabíamos que en principio no había ningún problema porque el bombero que lo ha mirado esta noche ha dicho que no pasaba nada, pero para asegurarnos, no hemos dejado entrar a nadie hasta que lo ha confirmado el técnico del Ayuntamiento", explicaba Andrea Lejarza, la jefa de estudios del centro en el patio de recreo del Colegio.

Una mayoría de alumnos del colegio esperaban allí hasta poder entrar a las aulas. 
"La calle de Predicadores es un sitio conflictivo para que estén esperando los chicos, así que preferimos tenerlos aquí", explicaba Lejarza. No obstante, algunas familias se marchaban hacia sus casas con los pequeños en brazos para evitar que estos pasaron frío y esperar así resguardados la llamada del colegio. "A las 14.30 tienen que ir los niños al Carnaval y si no puedo traerlo yo, lo traerá mi hijo mayor cuando llamen por teléfono", contaba Florín Arradu, mientras se daba la vuelta con su pequeño de Infantil a corderetas.

Afortunadamente, no ha habido que lamentar heridos, aunque cinco vehículos han tenido que ser retirados por la grúa esta madrugada tras sufrir "graves" desperfectos al desprenderse esta parte del edificio. "Oímos un ruido raro, pero no nos atrevimos a salir. Yo por seguridad no dejaría entrar a mis hijos, porque mira cómo está todo", apuntaba a primera hora Carlos Reyes, vecino del número 65 de la calle de Predicadores. "Me alegro de que no pillara a nadie, pero imagínate los dueños de los vehículos... ¡Que los temporales malos no los cubre nada!", comentaba Montaña Millán, mientras contemplaba al salir de su casa la acera llena de escombros. 

En la entrada del paseo de Echegaray, otro grupo de jubilados esperaba a las puertas del recreo para poder acceder a sus actividades diarias. No obstante, a la espera de que los técnicos evalúen los daños en esta última planta del edificio, las clases para adultos han quedado suspendidas. 

Ver otras noticias de Zaragoza
.


  • Vecina05/03/14 00:00
    Totalmente de acuerdo con el comentario de Ángela.
  • luis04/03/14 00:00
    Que vergüenza de ciudad!!!! Y de politicos!!!! 
  • MARTA04/03/14 00:00
    Puntualizo, muchas de las familias de estos niños. Creo que estos niños están más que acostumbrados al barrio en el que viven. Pero no el resto de los vecinos.
  • Ángela04/03/14 00:00
    Vivo en la zona y yo no tengo miedo cuando voy por ahí, pero supongo que es cuestión de sensibilidades. Miedo, desde luego, me da el pensar que podría haber estado pasando por debajo y estar ahora debajo de un montón de ladrillos. Si ese edificio pertenece a DGA esto no debería haber pasado. Pero el colegio en cuestión es un ghetto educativo (para mayor gloria de Escolapios, colegio concertado a 5 minutos del CEIP Santo Domingo) y a la administración no le importa su mantenimiento. Y claro, luego cuando ocurren las tragedias es demasiado tarde.
  • MARTA04/03/14 00:00
    Con raspecto a las declaraciones de la señora Lejarza en las que afirma que la calle Predicadores es un sitio conflictivo. Como vecina de dicha calle, decirle que son precisamente las familias de los niños de su colegio las que se encargan de que así sea.
  • Vecina04/03/14 00:00
    ¿De verdad vivís en la calle Predicadores? Si esa señora afirma que es "un sitio conflictivo para que estén los niños" es porque las aceras son estrechas y no pueden tener ahí a un montón de gente apretujada y con riesgo de que los críos se desmanden y les atropelle un coche. ¿Qué conflictividad puede haber en esa calle, y mucho menos a las nueve de la mañana? ¡Venga ya!
  • Sam04/03/14 00:00
    Por decir algo. ¿Se cae el alero de un colegio qué podría haber causado una desgracia tremenda y los comentarios se preocupan por lo que ha dicho la jefa de estudios sobre la conflictividad de la calle? Mucho orgullo de pampinoplas veo aquí. El barrio es el que es y tiene los problemas que tiene. Uno de ellos que la consejería de educación mantiene junto con el ayuntamiento de Zaragoza un colegio en estas condiciones. La consejera Serrat no tiene problemas en beneficiar a los colegios concertados-privados de la zona, pero sí para invertir y darle la vuelta al colegio público, convirtiendo a cada uno de estos centros en guetos. Quizás eso merecería más reflexión y preocupación. Y por supuesto ¡SERRAT DIMISIÓN!
  • De acuerdo con Marta04/03/14 00:00
    Y añado que y si profundizas, el Callejón del Sacramento, Cereros, algunas esquinas de San Blas, Las Armas, en fin como que dan miedo. Y lo dice alguién que ha vivido toda la vida por esa zona. Y aquí sigo





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual