Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Olimpismo

Ni Zaragoza ni Barcelona: 2022, una nueva derrota de los Pirineos olímpicos

El alcalde de Barcelona ha enterrado el proyecto de los Juegos de 2022; ya antes lo había hecho Zaragoza. La lista de iniciativas fallidas resulta alargada.

M. Gay. Zaragoza Actualizada 19/10/2013 a las 19:58
20 Comentarios
Reunión entre los alcalde de Zaragoza, Jaca y Huesca para impulsar la candidatura de ZaragozaOLIVER DUCH

'''
La retirada de la candidatura de Barcelona 2022 a los Juegos de Invierno supone el enésimo paso atrás de quienes aspiran a impulsar un proyecto olímpico en los Pirineos. El alcalde de Barcelona, Xavier Trías, anunciaba el viernes la renuncia de su propuesta olímpica para 2022, aunque deja abierta la puerta a una nueva iniciativa en 2026.

Largo está siendo el peregrinaje olímpico de la cordillera pirenaica. Y muy poco ‘productivo’. En Jaca, la ciudad con más aspiraciones olímpicas, se han llegado a celebrar, con los clásicos aros, los Juegos de la Juventud. Pero está lejos de una gran celebración olímpica.

Tal vez fue Jaca 98 la propuesta que más cerca estuvo de dar la campanada. Se presentó el proyecto en Birmingham , en 1991, cuando aún no existía la selección previa, y superó varias votaciones. Generó expectación e ilusiones, aunque fue finalmente, la japonesa la elegida para organizar los Juegos Olímpicos de Invierno.

Y a su vera, la mejor construida fue la apuesta de Jaca 2010. Sin embargo, los problemas de infraestructuras, equipamientos y plazas hoteleras echaron por tierra el proyecto olímpico.

Las conclusiones del Comité Olímpico Internacional (COI) plantearon entonces un giro en la propuesta aragonesa para impulsar una candidatura: el cambio de Jaca por Zaragoza. Fue el actual alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, con el respaldo del presidente del Ejecutivo Marcelino Iglesias, el que presentó la idea: Zaragoza 2022. Atrás había quedado otro proyecto en el que se barajaba una candidatura con Andorra, que nunca llegó a concretarse.

Sobre el papel, Zaragoza cumplía con los requisitos –siempre inciertos- del movimiento olímpico. Ofrecía hoteles de calidad –que siempre han preocupado a los dirigentes del COI-, infraestructuras y se barajaban alternativas para llegar con rapidez al entorno pirenaico.

Ofrecía serias lagunas: el estadio olímpico era La Romareda –que ahora se proponía como subsede de Madrid 2020-; había que construir varios edificios para el hielo –el Príncipe Felipe no servía-; y era preciso validar algunas pistas, sobre todo, la de descenso en Cerler. Aun así, el alcalde impulsó la iniciativa. Que tuvo una rivalidad inesperada a las primeras de cambio: Barcelona, entonces con Hereu en la alcaldía, quiso también sumarse a la carrera –de la que ahora, de momento, se baja-.

Zaragoza fichó a Manuel Fonseca, impulsor de Barcelona 92 y de Jaca 2010 y peso pesado en el Comité Olímpico Español, y comenzó a andar en una iniciativa en la que fallaba, por encima de todo, aquello por lo que suspiraba Fonseca: la credibilidad.

Tampoco Barcelona las tenía todas consigo. Se querían utilizar los Juegos como escaparate, como promoción de la ciudad y del entorno, algo de lo que quiere huir por encima de todo el Comité Olímpico Español. Y el desgaste económico de la carrera, en 2010, en pleno crecimiento de la crisis, resultaba inaceptable.

En esa carrera paralela entre Zaragoza y Barcelona, repletas de obstáculos ambas candidaturas, surgió una iniciativa política impulsada tanto desde el Ayuntamiento como desde el Gobierno de Aragón; y asfaltada también en Barcelona: ¿por qué no crear una candidatura conjunta de ambas ciudades, agrupadas bajo el lema ‘Pirineos’?

Lo propuesta era singular y llamativa: rompía con los argumentos del COI –no era una ciudad, sino una cordillera-, impulsaba dos sedes –algo que tampoco podía aceptar el movimiento olímpico-, ahorraba costes en plena crisis, pero, sobre todo, no tenía ningún futuro. Algo que buscaban los responsables políticos de ambas propuestas. Era una forma de ‘matar’ con dignidad unas candidaturas surgidas sin sustento ni credibilidad.

El propio Jaime Lissavetzky, por aquel entonces secretario de Estado para el Deporte, propuso una candidatura conjunta, que llegó a ‘cocinarse’ en los entresijos de la política, con conversaciones entre ambos Ayuntamientos.

Cuando el director de la apuesta zaragozana, Manuel Fonseca, tuvo conocimiento de aquella idea, deshizo la madeja y echó para atrás una iniciativa que había sido acogida con buenos ojos por la Generalitat.

Zaragoza y Barcelona se adentraban en una compleja encrucijada. Belloch se encontraba inmerso en su propuesta de tranvía, con una importantísima inversión –que nunca tuvo en cuenta los proyectos de una ciudad olímpica- y Barcelona tampoco veía claro el futuro de la candidatura pirenaica. Para complicar aún más las cosas, Madrid había insistido en su propuesta para los Juegos de 2020.

Con esa falta de convicción, era natural que los proyectos no prosperaran. Cada una de las iniciativas fue cayendo con el tiempo. Primero, la de Zaragoza. Ni Chunta Aragonesista ni Izquierda Unida permitían en su programa de gobierno la continuidad de la candidatura. El tripartito acabó con la idea.

Ahora, son Barcelona y el alcalde Trías los que ponen fin –al menos de momento- a la aventura de los Juegos. Por medio, Madrid se apeó, con gran duelo y estupor, de la aventura olímpica…
'''
$(html_text)
'''La retirada de la candidatura de Barcelona 2022 a los Juegos de Invierno supone el enésimo paso atrás de quienes aspiran a impulsar un proyecto olímpico en los Pirineos. El alcalde de Barcelona, Xavier Trías, anunciaba el viernes la renuncia de su propuesta olímpica para 2022, aunque deja abierta la puerta a una nueva iniciativa en 2026.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''La retirada de la candidatura de Barcelona 2022 a los Juegos de Invierno supone el enésimo paso atrás de quienes aspiran a impulsar un proyecto olímpico en los Pirineos. El alcalde de Barcelona, Xavier Trías, anunciaba el viernes la renuncia de su propuesta olímpica para 2022, aunque deja abierta la puerta a una nueva iniciativa en 2026.
'''
$(html_text)
  


  • Teclón20/10/13 00:00
    Honradamente opino que tal y como está lo de la crisis y tal y como va estando el Pirineo, es lo mejor que puede pasar.Si no se olvidan del todo de llenar de centros invernales un sitio que igual en diez años tiene temperaturas de Sahara, por lo menos que lo vayan postergando. De momento hasta el 2016 seguiremos teniendo algún espacio para escapar los que no tiramos de tablas, ropajes, cochazos y tarjetazo en spa nivales de luxe...
  • pepe20/10/13 00:00
    El hombre es el animal que tropieza 18500 veces en la misma piedra. Sigamos de esta manera, porque de seguro que algún día podremos machacar el Pirineo con los aritos olímpicos. Para cuando un campo de Golf climatizado de 18 hoyos con 4 urbanizaciones anexas, la superpista de descenso Borja Mari 2050 y un macroparquin que llege hasta a Ayerbe, sea todo por el deporte y el desarrollo sostenible.
  • Victor20/10/13 00:00
    ¿Derrota? Victoria más bien, que lo íbamos a estar pagando durante lustros.
  • montañero20/10/13 00:00
    La nieve es estratégica en Aragón. Es nuestra mayor industria turística al no tener mar. Actualmente Aragón supera a Cataluña en temas de nieve. Si perdemos la batalla contra Barcelona la cosa cambiará y ellos tendrán mejores estaciones,  accesos y más publicidad. CHA no apoya a Zaragoza, ERC sí quiere los Juegos en Barcelona. Esa es la diferencia. Solo presentar candidatura ya supone publicidad y mejoras en infraestructuras. Es una pena perder esta batalla porque ZGZ nunca ha sido olímpica, BCN sí. En ZGZ no hay guerra política, en BCN sí. ZGZ sería mejor vista en Madrid que BCN. Todo son ventajas pero nosotros mismos nos rendimos y rechazamos ser el único referente de la nieve para toda la península.    
  • ya vale20/10/13 00:00
    Olimpiadas. Ni falta que hacen. Hala, a invertir en lo que de verdad hace falta. El que tenga perras que esquie yy a llos demás que nos deje en paz.
  • Cives20/10/13 00:00
    Más centrarse en el día a día que en proyectos megalómanos. Si todo ese tiempo de la candidatura de Jaca lo hubiesen empleado en crear un buen tejido industrial, asentar las bases de una universidad científica libre de endogamias, impulsar las PYMES que las fríen a impuestos y crear una administración ligera y funcional (y no un dinosaurio que impide cualquier actividad del ciudadano) hoy esta tierra sería otra cosa. Pero entre olimpiadas, universiadas, Expo y demás sólo se ha conseguido colocar a amiguetes en las empresas públicas, construirle un monumento al político de turno y crear una estrella fugaz que nos ha subido el IBI. 
  • jaques20/10/13 00:00
    Menos mal que ya va siendo hora que se bajen del burro.Desde el famoso Jaca 98 todo esto a servido para especular con terrenos en toda la zona y llenarse los bolsillos los listos de turno, como siempre. La gente de Jaca nunca ha estado motivada con unas olimpiadas, ha sido mas en Zaragoza.Tenemos el ejemplo de la Universiada, que dejo en Jaca?, una semana de mucha gente y poco mas. Un gasto excesivo para el resultado final, eso si, promesas muuuuchas.....Aun recuerdo el pebetero (que costo 27 millones de pesetas) que se dijo que lo dejarian en plan estatua.Acabo siendo leña (era de madera).La epoca de alcaldes que se creen faraones e termino
  • RICARDO ANGEL B.R.20/10/13 00:00
    Ya, Bilbo, se han intentado (y de hecho se han realizado) proyectos turisticos de gran calado en el Pirineo y no han cuajjado. El turismo pirenaico estival, como hemos visto con las modestas ocupaciones esteeste mismo verano, ha tocado techo hace ya anos. Hay una oferta excesiva, lo mismo que en Zaragoza capital. Sin embargo hay amplias zonas de nuestro Aragon que pueden dar mucho mas de si, como el Moncayo, las cinco villas, el mar de Aragon o la zzona de los balnearios.
  • RICARDO ANGEL B.R.20/10/13 00:00
    Por cierto, montanero, Madrid, como hemos visto, pinta menos que nada a nivpel internacional, su hipotetica ayuda, que no creo que nos la dieran (ellos van solo a lo suyo) no solo no catapultaria nuestra candidatura, sino que quizas incluso la frenara. Barcelona tiene mucho mas prestigio a nivel internacional y sin embargo no lo han debido ver claro cuando se han echado para atras.
  • Paco20/10/13 00:00
    Victoria para el ciudadano corriente, el que no vive de rascar del pelotazo mientras le deja miseria al resto...
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo