Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Perfil

Atarés, alcalde dialogante a quien se podía "abordar" para hacerle reproches

En una entrevista publicada en la web del PP de Aragón, Atarés, que no ha podido vencer al cáncer, decía que le gustaría ser recordado como una persona "dialogante, cumplidora y decente".

Efe. Zaragoza Actualizada 27/09/2013 a las 10:24
0 Comentarios
El exalcalde de Zaragoza ha fallecido este jueves tras una larga enfermedad.HA

José Atarés, que murió este jueves en Zaragoza a los 53 años, fue entre abril de 2000 y junio de 2003 alcalde de esa ciudad, por la que le gustaba pasear y por cuyas calles los zaragozanos podían abordarle para contarle algo, hacerle algún reproche o darle palabras de ánimo.

Así lo aseguraba hace tiempo en una entrevista con Efe, cuando era candidato por el Partido Popular a volver a ocupar el sillón de mando de la capital aragonesa, al que se aupó por una carambola de la política pero en el que logró dejar una impronta de hombre sincero, sencillo, creíble y dialogante.

Atarés (El Vallecillo, Teruel, 1960) consideraba que una de las cosas más importantes de su vida había sido llegar a ser alcalde de su ciudad, algo que consiguió en abril de 2000, a los 40 años.

Sustituyó a la entonces alcaldesa, Luisa Fernanda Rudi, que cesó como primer edil de Zaragoza al ser elegida presidenta del Congreso de los Diputados en el año 2000. Atarés era entonces su primer teniente de alcalde y responsable de las áreas de Economía y Hacienda y Régimen Interior.

Muchos ciudadanos tienen un grato recuerdo bien de su gestión, bien de su carácter afable y cercano, ya que para Atarés acercarse a los zaragozanos era un ejercicio "sencillo" y "eficaz" para conocer sus problemas e intentar darles respuesta.

Pero el Plan Hidrológico Nacional que el PP de José María Aznar quiso promulgar en ese año 2000 y que incluía un trasvase del Ebro se cruzó en su camino y en las elecciones de junio de 2003 no consiguió ganar a Juan Alberto Belloch, su oponente socialista en la carrera hacia la alcaldía.

Aún así, y a pesar del gran revuelo generado por aquel trasvase, que hizo sufrir mucho al PP aragonés al tener que defender aquel proyecto prácticamente en solitario en la comunidad, Atarés se quedó a escasos 4.000 votos de ganarle el bastón de mando a Belloch.

De hecho, Atarés reconocía entonces que las relaciones con el Partido Aragonés, de quien dependía para gobernar la ciudad al estar en minoría, se habían tensado por cuestiones "ajenas" al consistorio, y hacía referencia expresa a este plan hidrológico, que le impidió cerrar acuerdos que tenía en mente para Zaragoza.

Con Atarés en la alcaldía echó a andar el proyecto para que Zaragoza acogiera la Exposición Internacional de 2008 y él puso la primera piedra del proyecto de abastecimiento de agua a Zaragoza desde el Pirineo.

En junio de 2000 Atarés destacaba la apuesta del ayuntamiento por definir un modelo de ciudad vinculado al proyecto para el 2008, en coincidencia con el bicentenario de Los Sitios, y basado en el agua.

A finales de julio del año 2000 José Atarés vivió uno de los momentos más duros de su mandato. Fueron detenidos en Zaragoza dos supuestos etarras, Aitor Lorente y David Plá, que tenían previsto atentar "de forma inminente" contra él y que disponían, con ese objetivo, de planos e información sobre la sede del PP en la capital aragonesa y del consistorio de la ciudad.

Al día siguiente de la detención, Atarés reafirmaba su compromiso con el estado democrático frente a las amenazas y asesinatos y aseguraba, después de agradecer el cariño recibido de la ciudadanía que los españoles deseaban vivir en libertad, sin miedos ni fanáticos.

De hecho, era el alcalde de Zaragoza cuando ETA acabó con la vida de Manuel Giménez Abad, entonces presidente del PP, en esa ciudad, momento que consideraba el más duro y triste de su etapa como primer edil.

Atarés, firme defensor del papel de las nuevas tecnologías para el acercamiento del ciudadano y el político, mantenía una página web propia y un blog político, "Pueblo de precursores", con reflexiones sobre el pasado y el presente y del que destilaba un firme compromiso con la "cosa público" y el convencimiento de en la política bien ejercida es donde está la solución a los problemas.

Atarés, licenciado en Derecho, administrador de fincas, agente de seguros y agente de la propiedad inmobiliaria, estaba casado y tenía un hijo y una hija.

Se afilió al PP a los 29 años, con la intención de defender el interés común, de cambiar lo que no satisface a los ciudadanos y de aportar soluciones, y admiraba la oratoria de Ángel Cristóbal Montes y la capacidad decisoria de su precursora, Luisa Fernanda Rudi.

En una entrevista publicada en la web del PP de Aragón, Atarés, que no ha podido vencer al cáncer, decía que le gustaría ser recordado como una persona "dialogante, cumplidora y decente".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual