Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Educación

Media docena de colegios de Zaragoza comienzan el curso sin comedor escolar

Las ayudas del Gobierno de Aragón para este servicio solo cubren el periodo de jornada continua, por lo que varios centros en los que casi todos los usuarios son becados no tienen suficientes alumnos.

J. L. G. Zaragoza Actualizada 12/09/2013 a las 14:45
2 Comentarios
El comedor del colegio público Santo Domingo, cerradoA. N.

Los alumnos de Infantil y Primaria de Aragón han regresado este miércoles a las clases, pero los niños de al menos media docena de colegios de Zaragoza no podrán usar el servicio de comedor escolar hasta el próximo 23 de septiembre, cuando comienza la jornada partida y, con ella, el periodo cubierto por las becas del Gobierno de Aragón. La inmensa mayoría de los usuarios del comedor de estos centros -Antonio Beltrán, Santo Domingo, Ramiro Solans, Andrés Manjón, Luis Vives y Fernando el Católico- son alumnos de familias sin demasiados recursos que durante el resto del curso pueden pagar el servicio gracias a estas ayudas, que este año han llegado a 4.324 niños y que no cubren las semanas de jornada continua.

De esta forma, la mayoría de los padres de estos niños renuncian al comedor escolar hasta entonces, por lo que ninguno de ellos llega al mínimo de comensales necesario para abrirlos. Esta situación ya ocurrió el año pasado, cuando comenzó este sistema de becas, y tanto en el mes de septiembre como en el de junio ya fueron varios los colegios que se vieron obligados a prescindir de este servicio por falta de usuarios. “No podremos abrir hasta el 23 de septiembre, cuando el comedor ya esté cubierto por las becas, ya que prácticamente todos los que se quedan, excepto tres o cuatro, lo hacen gracias a estas ayudas”, asegura Rosario Blanco, directora del colegio Ramiro Solans, situado en el barrio de Oliver de Zaragoza.

“La mayoría de las familias no pueden pagar los 66 euros que les costarían estas primeras semanas, ya que la beca solo cubre los 30 que corresponden a los últimos días del mes”, explica Blanco, quien no puede ocultar su preocupación por la situación en la que quedan muchos alumnos que no han recibido las ayudas: “Hay mucha gente que las necesita y se ha quedado fuera. Solo han concedido un tercio de las solicitudes que han hecho las familias de este colegio, y la mayoría cumplían los requisitos económicos. Hay muchos padres que todavía no saben por qué se las han denegado”.

De hecho, desde varios de los colegios afectados incluso dudan que en algunos casos se puedan permitir pagar los seis euros mensuales que tienen que desembolsar por cada niño quienes han recibido la ayuda, ya que éstas no cubren la totalidad del precio del comedor, de 96 euros. “Algunas familias tienen a varios hijos en un mismo centro y apenas cuentan con ingresos, así que podrían tener problemas incluso para pagar esa parte”, indican.

La situación se repite

La situación es parecida en varios centros más de la capital aragonesa, que tampoco abrirán el comedor hasta dentro de casi dos semanas. “Solo se habían inscrito tres alumnos para estos primeros días”, asegura Javier Sanz, director del colegio Santo Domingo, en la calle de Predicadores. “Las becas se han reducido bastante para este curso. El pasado teníamos 38 completas y 37 medias, cuyo importe se completó con una partida de la junta de distrito del Casco Histórico, y este año han concedido 25”, explica Sanz, quien confirma que hay “familias en situaciones muy delicadas que se han quedado sin estas ayudas”. Según sus cálculos, el número de usuarios de este servicio se podría reducir de los más de 80 del curso pasado a unos 60, una veintena menos.

En el colegio público Fernando El Católico, también en el barrio de Oliver, el 100% de los usuarios del comedor son becados, por lo que tampoco ha abierto el primer día de curso. “Hay familias que tienen varios hijos y, si han recibido una ayuda de más de 500 euros al mes, ya no tienen derecho a las subvenciones”, alertan desde la dirección del centro, donde también se muestran preocupados por la situación en la que quedan algunos de sus alumnos tras la resolución de la convocatoria de estas becas. La situación se repite en el resto de centros que tampoco han podido comenzar con este servicio, como el Luis Vives, el Andrés Manjón o el Antonio Beltrán.


  • hola12/09/13 00:00
    Sigo sin entender por qué no en vez de subvencionar los comedores no sé ayuda directamente a las familias para que puedan tener los alimentos básicos en casa y dar de comer alli convenientemente a sus hijos. Los niños estarían con su familia, comerían comida casera y económicamente es mejor ayudar directamente a la familia, se reducen los costes ya que iría integro a estos y no a empresas de catering que son mas caras. ¿Por qué no se plantea esto siquiera?
  • mira tu por donde12/09/13 00:00
    a ver si salen los de las camisetas verdes ahora a protestar, ah!!!! NO que entonces les tocara trabajar alguna hora mas. como pueden tener tanta cara. Y por cierto si es verdad  "dudan que en algunos casos se puedan permitir pagar los seis euros mensuales", espero que denuncien y actuen servicios sociales.  





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual