Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Los vecinos de Las Fuentes, en Zaragoza, preocupados por las radiaciones de las antenas de telefonía móvil

La asociación vecinal del barrio sostiene que algunos vecinos se han tenido que mudar y busca medidas para "garantizar la inocuidad de las ondas electromagnéticas en la salud".

Teresa Martín. Zaragoza Actualizada 28/05/2013 a las 19:01
71 Comentarios
Antenas en la calle de Silvestre PérezT. M.

La preocupación demostrada en los últimos meses por un grupo vecinos de Las Fuentes, -concretamente por quienes residen en el entorno de las calles de Silvestre Pérez y de Comuneros de Castilla-, ante los efectos que las antenas de telefonía móvil generan en su salud ha puesto en alerta a la asociación vecinal del barrio. Una entidad que, hace tan solo unos días, organizó una mesa redonda para hablar sobre lo que consideran ser “un tema conocido por todos, sobre el que incluso hay estudios que proporcionan evidencias de los daños que las radiaciones electromagnéticas producen en nuestra salud”. “De hecho, en el barrio hay personas afectadas y por ello tenemos que luchar porque la potencia y la distancia de las antenas de telefonía móvil garanticen la inocuidad para nuestra salud”, comenta Diego Luque, secretario de la agrupación de vecinos. 

Pero esta es tan solo la primera de las “varias” iniciativas que el colectivo se ha propuesto realizar en esta materia. “No tenemos fechas cerradas, pero estamos valorando la posibilidad de organizar más charlas. Igualmente, vamos a proceder a pegar carteles informativos en los edificios más afectados”, apunta Luque.

Y es que, según estiman desde la Asociación de Vecinos Las Fuentes, “la proximidad y la potencia de estos terminales pueden ser causas de insomnio, depresión, dolores de cabeza… De hecho, ha sido por alguna de estas dolencias, por la que muchos de nuestros vecinos han tenido que cambiar de domicilio”. “En otros casos, algunos afectados, después de haber realizado las mediciones de radiación oportunas, se han visto obligados a cambiar los cristales de sus ventanas, como garantía para minimizar el impacto”, dice Diego Luque, quien estima que son “diez” los terminales repartidos por el distrito.

“Es un tema que sí preocupa en el barrio. Casi todo el mundo conoce a alguien o ha oído alguna referencia a la relación entre las antenas y el insomnio o la ansiedad. A mí no me ha ocurrido nada parecido, pero sí es cierto que ha habido casos”, comenta Ramón L., vecino de la calle de Silvestre Pérez.

Falta de sueño

Precisamente, “la falta de sueño” es lo que más padece L. A, una vecina del distrito que prefiere ocultar su identidad, residente en el entorno de Comuneros de Castilla. “Conozco casos de enfermedades importantes por esta causa”, afirma. “A pesar de lo que digan, los efectos por las radiaciones sí se notan”, comenta la vecina.

Una problemática que, aún con la implicación y el apoyo de la agrupación vecinal, “tiene una complicada solución”. “No queda otra más que esperar a que finalicen los contratos que tienen las empresas de telefonía con las comunidades de propietarios para intentar que retiren las antenas”, explica Luque. “En Torrero, acaban de quitar la última que quedada en la plaza de Las Canteras. Han tenido que pasar seis años desde que comenzaran las quejas vecinales para que el problema quedara resuelto”, cuenta el secretario de la asociación Las Fuentes.

Pero, ¿de quién depende finalmente la instalación de estas antenas? Desde el Ayuntamiento explican que “quien autoriza la colocación y la potencia de emisión es el Ministerio de Industria. Los consistorios carecen de esa potestad. Bien es cierto que si se piensa en centros más sensibles, como pueden ser hospitales o colegios, se informa al ministerio de tal ubicación”. “Una vez que la operadora tiene el permiso de Industria es necesario que esta esté incluida en un plan de implantación, para lo que se ha de presentar una autorización del Ministerio y una documentación que precisa el emplazamiento, el impacto visual y la relación de edificios cercanos. Es entonces cuando el Ayuntamiento comprueba la documentación y saca a exposición pública esa petición, comunicándolo a los edificios colindantes. Después, se resuelven las alegaciones y, sí si las hay, se consulta con la comisión municipal de Patrimonio, para posteriormente tramitar la licencia”, explican fuentes municipales.

“Hay que recordar que en noviembre de 2012, Industria decidió que los ayuntamientos prescindieran del control de las antenas, de manera que ya no fuera preciso dar licencia. Aquí, de momento, se ha hecho una interpretación de la ley más exigente,
y el Consistorio continúa solicitando la documentación citada”, concluyen las mismas fuentes.


  • Las cosas como son31/05/13 00:00
    Cash, te iba a decir que te fueses a la Patagonia si quieres estar libre de radiación, pero resulta que en en las zonas próximas a la Antártida la radiación solar es más alta por la estrechez de la capa de ozono, tampoco sirve irse a a la Luna, pues como no hay atmósfera te freirías por que es como un gran horno microondas , la única solución es meterte en un ataúd de plomo y enterrarte a 100 metros de profundidad y aun con eso....pues hay ciertas radiaciones atómicas que son capaces de atravesar 8 tierras puestas en serie.....recibir radiación es tan natural como la vida misma, y de la que te quejas es de las más inocuas de todas. A por cierto, apaga de una vez ese cigarro que nos vas a producir cáncer a todos!!!!
  • Cash30/05/13 00:00
    El café si no quieres no te lo tomas, la radiación la recibes las 24 hs del día tanto si te gusta como si no. 
  • Tesla30/05/13 00:00
    Mi madre solía contar un suceso verídico que conoció de joven. Un pastor llevaba un grupo de ovejas que de repente se negaron obstinadamente a avanzar por donde les indicaba él. Insistió pero las ovejas erre que erre. Avanzó para ver si le seguían y ¡tchak!, descarga de alto voltaje de un tendido que estaba caído y cuyo campo electromagnético las ovejas habían detectado y el pastor no. Aquí pasa como con las ovejas y el pastor, y ya lo he dicho otras veces que ha salido el tema, hay gente con bastante sensibilidad a los campos magnéticos o electromagnéticos y gente tipo cacho'carne-quenisientenipadece que duermen a pierna suelta con baba escurriéndoles por las comisuras que no se entera de nada (lo que no significa que no estén recibiendo los mismos efectos acumulativos). El tiempo dará y quitará razones.
  • Euclides30/05/13 00:00
    En efecto, juanito #64. La oms ha situado las radiaciones como  "posible cancerígeno en humanos?, con otros productos, por ejemplo, el café. 
  • Fran30/05/13 00:00
    Juanito, en esa lista están incluidas prácticamente todos los objetos con los que puedes interactuar a diario, y muchos alimentos. Revisatela y te asustarás. Estudios que lo relacionen directamente, 0. 
  • juanito29/05/13 00:00
    Qué triste es la malicia y falta de respeto que expresan quienes van en defensa de las antenas de Telefonía móvil.  Actualmente, las antenas de TM emiten en potencia PIRE a 1870 Watios por portadora, en el sistema DCS y a 2805 Watios en el caso de la UMTS. Hay varias portadoras y varios emisores. Si alguien va a la azotea a arreglar una gotera y no lo sabe, se puede quedar como un pajarito. Además existen los radioenlaces, que conectan las señales entre estaciones base de TM y que funcionan a altas frecuencias de radar. Estos producen radiación residual que puede afectar a quienes vivan en últimos pisos, detrás, en la prolongación de los haces de radiofrecuencia. Todo ello en exposición permanente.  Eso las operadoras no lo dicen y los gobernantes no lo quieren saber. Vivir cerca de una estación base de telecomunicaciones es más peligroso e insalubre que vivir en un sótano húmedo, lúgubre y sin ventilación. Lástima porque se podría arreglar, pero la ambición y prepotencia de los poderes financieros industriales y económicos, así como de los Gobiernos no tiene ningún interés en hacerlo.      
  • Fran29/05/13 00:00
    Oigan, contra las ondas de radio/televisión, no dicen nada? ¡Son más potentes! Fíjense, que hasta las nuevas bandas de telefonía, usan la antigua banda de televisión analógica, y nadie se quejaba de aquella, pero como somos unos magufos, ahora nos quejamos, porque unos que no tienen ni pajolera idea, ni tienen estudios científicos que los avalen, me han dicho que lo que tengo se debe a eso... Si tengo stress en el trabajo, seguro que es la antena de telefonía. Si tengo digestiones pesadas, seguro que es la antena de telefonía. ¡Me acaba de salir un juanete por culpa de la antena de telefonía! Lo que llega a hacer la incultura y el desconocimiento... Puñetas, si hasta las placas vitrocerámicas de inducción crean emisiones de ondas. ¡Quejémonos de ellas también! ¡No! ¡Mejor aún! Del Sol, con sus emisiones de ondas. El mayor emisor de ondas electromagnéticas es el sol. Y ahí sigue sin que nadie se queje de el.
  • Sacando cuentas29/05/13 00:00
    Este tema, como muchos otros que afectan a la ecología y la salud comunitaria pero que andan intereses empresariales por enmedio, quedará aclarado de aquí a 40 años a lo mejor. Es como lo de las nucleares con las que era imposible que pasara nada (Que se lo pregunten en Chernobyl o Fukushima) o el amianto que era un producto milagroso o los pesticidas que no tenían efectos secundarios. La presunta inocuidad de la contaminación electromagnética terminará disolviéndose como un terrón de azúcar. Lo malo es que será tarde para algunos.
  • Esgarringlao29/05/13 00:00
    El mejor test el de Facundo :-)
  • Silvestre Pérez 1129/05/13 00:00
    Unos vecinos de Silvestre Pérez 11 dado que, la compañía daba mucho dinero por colocarla (claro nadie lo quiere) la montaron en el tejado sin el preceptivo acuerdo vecinal, pese a que se les dijo lo nocivo que es para la salud. Pero les pudo más el dinero que la salud, así que .... Y muchos estudios relacionan estas antenas con cáncer, leucemia, etc...
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual