Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pleno de las Cortes

El PP y el PAR aprueban la ley de lenguas entre críticas

Tanto el PSOE como CHA e IU consideran que la nueva normativa, que suprime el reconocimiento del aragonés y el catalan como lenguas propias en Aragón, "pisotea" los derechos de la ciudadanía.

Natalia Asín. Zaragoza Actualizada 09/05/2013 a las 20:50
179 Comentarios
Imagen del Pleno de las CortesJOSÉ MIGUEL MARCO

La mayoría PP-PAR han aprobado este jueves la ley de lenguas que suprime el reconocimiento del aragonés y el catalán como lenguas propias de Aragón ante las criticas y acusaciones de la oposición de "pisotear" los derechos de la ciudadanía aragonesa y de hacer el "ridículo". La nueva norma suprime también el Consejo Superior de Lenguas y las dos academias lingüísticas. Además, solo reconoce la existencia de modalidades lingüísticas.

La diputada del PSOE Mayte Pérez denunció que esta ley es "un insulto a la inteligencia y uno de los ridículos más espantosos que puede hacer Aragon como territorio", además de un "acto de regresión".

La portavoz de CHA, Nieves Ibeas, consideró que la "única obsesión" de PP y PAR es que "se deje de nombrar las lenguas por su nombre" y advirtió de que se "ha sentenciado de muerte al aragonés". En esta línea, Barrena insistió que la nueva norma "minorizará las lenguas que ya son minoritarias" y englobó este texto en "la política de recortes de derechos del PP".

Las diputadas de los grupos que sustentan el Gobierno de Aragón, en cambio, defendieron que esta ley "protege y garantiza la supervivencia" de estas modalidades lingüísticas. María Herrero, del PAR, aseguró que " no es una ley contra nadie". María José Ferrando, en cambio, abundó en las descalificaciones contra las enmiendas de la oposición y en el " despilfarro" que, a su juicio, suponen. "Esta ley pretende frenar la imposición de lenguas ajenas y liberar a los aragoneses de la imposición de hablar lo que no hablan y de sentir lo que no sienten", sentenció.

El pleno debate también la enmienda a la totalidad de la ley de autoridad de los profesionales sanitarios.


  • Antonio12/05/13 00:00
    El anterior gobierno socialisto aragonés de Marcelí Iglesias aprobó una ley de lenguas de Aragón en la que se afirmaba la existencia en este territorio de tres lenguas propias: el castellano (no el español, véase el detalle), el aragonés y el catalán. Y quedó pendiente el desarrollo de la ley de lenguas (uso de las tres lenguas oficiales en rotulación, justicia, enseñanza, sanidad, ....) porque en ese momento no se vieron con poder político suficiente como para imponernos a todos los aragoneses las chorradas previsibles, con el correspondiente presupuesto de gastos, oposiciones a traductores, profesores, cartelería, funcionarios plurilingües, empresas públicas para incentivar el negocio asociado, colocación de amiguetes... La situación no estaba madura como en otras regiones y era conveniente no forzar las cosas y esperar. Ya se haría más adelante. Con esta amenaza convivíamos cuando se convocaron elecciones. El PP y la derecha nacionalista anticatalanista del PAR prometieron cambiar esta ley si ganaban las elecciones; es lo que han hecho. ¿Y qué han hecho? Para entenderlo hay que recordar unas cuantas cosas en torno a historia de las lenguas españolas. Como es bien sabido, todas derivan del latín excepto el vasco; del latín aprendido de los conquistadores romanos por los distintos pueblos peninsulares. Cada uno de estos pueblos tenía su propia lengua anterior, sus estructuras sintácticas, su fonética, y el aprendizaje del latín no debió ser muy perfecto. Quizás solamente las elites romanas hablaban como en Roma. En los siglos siguientes, este latín más o menos ortodoxo se convirtió en lengua franca de toda la península, lo que no significó la desaparición de las otras lenguas locales con las que convivió durante un tiempo. Finalmente desaparecieron todas, excepto el vasco. Todas ellas dejaron su rastro, su influencia, en las hablas romances regionales. Con la caída y fragmentación del Imperio Romano se produjo la práctica desaparición de las comunicaciones y el latín peculiar de cada región empezó a degenerar, en cada lugar con afecciones locales. El aislamiento dio lugar a una gran variedad de lenguas romances. Casi cada valle, cada pueblo, presentaba variaciones dialectales locales, dentro de otras variaciones más generales de ámbito regional. Durante los muchos siglos de ocupación musulmana, en el sur de la península se siguieron hablando variedades de lenguas romances derivadas del latín que recibieron grandes influencias del árabe, y que eran distintas de las habladas en otras regiones de la península.
  • Antonio12/05/13 00:00
    Este fenómeno de coagulación de distintas variedades romances en una koiné de lenguas con base en una de ellas se ha producido muchas veces: el italiano tiene su base en el toscano; el alemán es el hochdeutsch, el alemán ?culto? que Lutero emplea para traducir la Biblia y no cualquier de las variedades dialectales germánicas; el francés es la koiné de las lenguas del norte conocidas como langue d?oïl que se impone a la langue d?oc que incluye a las variedades romances del sur de la actual Francia. El euskera normalizado actual es un idioma inventado, fabricado por los lingüistas que fusionaron distintas variedades dialectales que existían en ese momento y que no coincide con ninguna de ellas. La normalización es necesaria si se quiere mantener una mínima unidad que permita la supervivencia de la lengua, pero significa la desaparición de todas sus variedades dialectales. En la antigua Corona de Aragón el conjunto de lenguas romances distintas del castellano coagularon en la koiné del catalán-valenciano, que muchos llaman simplemente catalán. El gallego, a pesar de no ser inicialmente una lengua de corte ni de cultura y que parece sobrevivir sólo gracias a su aislamiento, estaba quizás condenada a desaparecer. Pero a partir de la independencia de Portugal adquiere el carácter de lengua nacional, y con el posterior salto a América, es hablada por muchos millones de personas y ha sobrevivido a la extinción. El poder político económico y cultural es esencial en la supervivencia de una lengua. En los márgenes geográficos, lingüísticos y políticos de estos conglomerados han quedado lenguas romances muy minoritarias que han sobrevivido hasta hoy por su aislamiento: casi en cada valle del pirineo aragonés hay un habla distinta: cheso, ansotano, ayerbense, belsetano, chistabino, ribagorzano, fragatino, etc., que se pueden agrupar en grupos comarcales o incluso regionales: grupo occidental, emparentado con el romance navarro y finalmente con el castellano, y el grupo oriental, más próximo al aranés y a lo que hoy se ha constituido como la koiné valenciano-catalán. El PSOE de Aragón apoyado por IU y los nacionalistas de izquierda de la Chunta, afirma mediante ley que en Aragón hay tres lenguas oficiales: Castellano (castellano, no español oiga). ?Aragonés? o fabla (¿Cuál de ellas? ¿Qué variante dialectal? ¿Qué koiné de lenguas ?aragonesas? se va a hacer y quién la hará? ¿Por qué hay que hacerla?
  • Antonio12/05/13 00:00
    A partir del siglo XIII (Gonzalo de Berceo) los clérigos, que eran prácticamente los únicos capaces de escribir y que además conocen y utilizan el latín (vulgar, algo corrupto), empiezan a escribir alguna de las lenguas romances, como el castellano (lengua romance hablada en una pequeña región peninsular). Cuando Castilla adquiere mayor poder político y se expande territorialmente, su variedad dialectal del latín se convierte en lengua de corte y lingua franca de una región cada vez amplia. Llega a ser la lengua de comunicación entre los distintos estados peninsulares y empieza a ser una lengua de cultura. Su conocimiento y uso empezó a dar a sus hablantes grandes ventajas frente a los que dominaban otras variantes dialectales. Hay otra lengua romance que alcance este estadio de lengua de cultura en este tiempo. En el S. XV, el Siglo de Oro valenciano, se produce un enorme desarrollo económico, político y cultural de esta parte de la Corona de Aragón, coincidente con la decadencia de la nobleza aragonesa y catalana y relacionado con el auge de Nápoles y Sicilia. La lengua romance allí hablada ?el valenciano- alcanza con Ausiàs March o Joanot Martorell niveles comparables al castellano aunque ya en el S. XV. La constitución de España como un estado moderno centralizado a finales de este siglo coincide con el descubrimiento de América, continente hacia el que se consagran los mayores esfuerzos, y que dirige Castilla. De esta forma, los reinos e intereses de la antigua Corona de Aragón pierden interés estratégico, lo mismo que sus lenguas, siendo el castellano -que se había extendido grandemente por toda la península- la lengua oficial de la monarquía española y la que da el salto a América, convirtiéndose de esta manera en lengua universal. En esos momentos, el castellano había recibido tal cantidad y variedad de influencias de otras lenguas y culturas y se había extendido geográficamente de tal manera que pasa a denominarse español, por ser la lengua oficial del nuevo estado y estar enormemente distanciado del castellano original de Berceo.
  • Antonio12/05/13 00:00
    ¿A la ciudadanía le interesa un ?aragonés? normalizado que se enseñe en la escuela, los médicos o jueces deban conocer, etc.? ¿Por qué les interesa a la izquierda y a los nacionalistas? ¿Nos interesa a los ciudadanos esta chorrada? ¿Quién cobra? ¿Cuál es el interés político de la ideica? Sigan poniendo las preguntas que se les ocurran; el tema no está agotado). Catalán: ¿Catalán? Nunca se ha hablado catalán. Se han hablado variantes dialectales emparentadas con las lenguas de las comarcas y regiones vecinas, entre otras con aquellas que han terminado formando koiné con el valenciano-catalán, pero también, y más intensamente, con los que formaron la koiné del español. Es más, Jaime I rey de Aragón, de Valencia, de Baleares y conde de Barcelona y Occitania pone por primera vez las fronteras entre los territorios peninsulares, señalando la raya del río Cinca como separación entre el reino de Aragón y el condado de Barcelona con gran disgusto para Aragón que pierde Lérida y parte de los territorios de Tarragona, hasta entonces en la órbita de Zaragoza. Estudiar catalán en la zona oriental de Aragón significa la desaparición de las variantes romances existentes que serían sustituidas por el catalán. ¿Quién iba a dar las clases de catalán? Aquellos autorizados para ello mediante título oficial expedido por un gobierno nacionalista imperialista (¿recuerdan los de los ?països catalans?? ¿o los mapas del tiempo de TV3?) ¿En qué nos beneficia a los aragoneses o a los españoles esta historia? ¿Nos iban a imponer sus leyes educativas? ¿Acabaríamos prohibiendo rotular en español? Y por último: LAPAO es un acróstico inventado por la izquierda y los nacionalistas para ridiculizar la expresión descriptiva de Lengua Aragonesa Propia del Área Oriental, que ellos quisieran por razones políticas que se llamara catalán, para que el pancatalanismo pudiera intervenir en Aragón legalmente. Correspondientemente, LAPAPYP es el acróstico inventado para ridiculizar la descripción de Lengua Aragonesa Propia de las áreas Pirenaica y Prepirenaica. Ninguno de los dos pretender dar nombre a ninguna lengua ni figura como tal en la ley. Así que no es estupidez. Es que estamos hartos del nazionalismo. No quiero recordar lo ocurrido con los bienes de las iglesias de la zona oriental, con el Monasterio de Sigena o con el Archivo de la Corona de Aragón. Pero la izquierda o los nazionalistas aragoneses se lo debían mirar.
  • Glòria Francino Pinasa10/05/13 00:00
    Sus Señorías han hecho el ridículo! No me siento representada por un gobierno que no tiene en cuenta ni la cultura ni a los expertos lingüistas o académicos ni a las instituciones de la lengua: RAE, IEC, UNIZAR, entre otras... Algunos aragoneses hablamos catalán, otros aragonés y otros castellano -la mayoría-, pero no por ello los minoritarios debemos tener menos derechos que el resto. Esta es la realidad. Todas las lenguas tienen variantes linguísticas: no habla igual el castellano de Zaragoza, que el de Salamanca o Extremadura, sin embargo, usan la misma lengua y se entienden. Eso m ismo nos ocurre a uno del Matrarranya, de Fraga o de la Ribagorça, con uno de Girona o Lleida..., nos entendemos. A buen entendedor pocas palabras bastan!
  • Nacho Lafuente 10/05/13 00:00
    Ceporros y garrulos opinando en libertad, máxima expresión democrática. Un ridículo insuperable. No lo supera paco Martínez Soria. Enhorabuena... Pero no lo haréis desaparecer, sino que se reforzara. 
  • Onso10/05/13 00:00
    Españolistas marchaos a España, si tanat vergüenza os da ser aragoneses. El PP es la derecha retrograda y rancia de siempre, la plaga que ha hundido a España durante los 2 últimos siglos. Y los traidores del PAR deberian tener al menos la decencia de quitar la 'A' de su nombre, total para lo que hacen les mejor el nombre de PRRRRR?...
  • ......10/05/13 00:00
    A mi me gusta como se llama las dos lenguas Aragonesas oriental y la otra Pirenaica ,nada de Catalan ,en Valencia tampoco se llama Catalan y se llama Valenciano y tampoco se llama Catalan en Baleares.
  • Juan Lanuza10/05/13 00:00
    En aragones,catala y castellano Viva La Corona de Aragon!!!!!
  • menudo dislate10/05/13 00:00
    Si no fuera porque conozco muchos aragoneses y yo mismo tengo ancestros aragoneses, pensaría que están todos como una chota. Pero porque os conozco sé que con toda seguridad una mayoría considera esta ley tan ridícula como el resto del planeta. Es posible que a muchos les importe sencillamente un rábano, pero pido -que no exijo, atención, pido porque respeto la autonomía de los pueblos- por favor a los gobernantes de Aragón que no hagan pasar este ridículo a los aragoneses. Ni a los que hablan castellano, ni a los que cherran aragonés ni a los que parlen català. No se lo merecen.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual