Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Los ciclistas ven «absurdo» que se pueda ir sin casco en el carril bici y se exija en la calzada

El Ayuntamiento rechaza la alternativa planteada por Tráfico y dice que provocaría que haya más bicicletas en las aceras.

C. Peribáñez/M. López Actualizada 09/05/2013 a las 21:21
0 Comentarios
Carril bici en IndependenciaG. MESTRE

Con estupor, sorpresa y cierta sorna recibieron ayer los ciclistas zaragozanos la fórmula intermedia que se propuso el martes en el Congreso para zanjar (aunque en realidad lo ha acabado azuzando más) el debate sobre el uso obligatorio del casco al circular en bicicleta. La reforma del código de circulación podría imponer el casco ciclista en todas las vías urbanas, «salvo en los carriles bici y en las plataformas de acera única». El Ayuntamiento de Zaragoza también se opone: la concejal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, dijo ayer que está opción «no soluciona nada» y expresó su temor de que impulse a los ciclistas a utilizar las aceras en lugar de circular por la calzada.

Los colectivos ciclistas subrayaron que «lo que se está remarcando es que el casco será obligatorio en todo momento porque no hay ningún recorrido íntegro que pueda hacerse por carril bici», señaló Pedro Ruiz, integrante de Pedalea. Esta asociación advierte de las «situaciones absurdas» que crearía la nueva normativa («¿habría que llevar un casco plegable y analizar constantemente por qué tipo de vía circulamos?», se preguntan). «La mayoría de accidentes urbanos de los ciclistas se producen en los momentos en los que una calle normal cruza un carril bici». En estas intersecciones –las hay en la avenida de Goya o en el Camino de las Torres– los coches giran, pueden no ver a las bicicletas y se crean situaciones de peligro, «que ni con casco ni sin él se evitarían». «El problema no es si se obliga a llevar casco o no, sino si se hacen esfuerzos por promocionar la bicicleta o se actúa contra ella», opinan en Pedalea, donde serían partidarios de hacer hincapié en la educación viaria «para que cada cual decidiera si debe llevar casco o no».

Para Carmen Dueso, «no tiene sentido de ningún tipo» permitir circular sin casco en los carriles bici o en las aceras y obligar a utilizarlo en la calzada. «Lo que va a propiciar esta decisión es que los ciclistas vayan hacia las aceras, cuando lo que pretendemos es que circulen por la calzada», dijo la concejal de Movilidad, que destacó que «pacificación del tráfico» en las calles es una estrategia más efectiva para ganar seguridad.

Dueso explicó que en las ciudades en las que se ha impuesto a los ciclistas el uso del casco «ha disminuido un 40% la circulación de las bicicletas» y recordó que los ayuntamientos de las grandes ciudades, incluso los gobernados por el PP, están en contra de esta decisión. Consideró que la obligatoriedad del casco es además innecesaria, dado que en el caso de caída, un ciclista suele sufrir más daños en las extremidades que en la cabeza. En este sentido recordó que en 2012 hubo 113 heridos por accidentes de bicicleta, de los que 9 fueron graves, una cifra baja a su juicio. «Hablamos de 80.000 desplazamientos diarios en bicicleta», argumentó.

La responsable municipal recordó la declaración institucional del Ayuntamiento de Zaragoza en contra de la obligatoriedad del casco, que recibió el apoyo de todos los partidos, así como las alegaciones presentadas por la red de ciudades por la bicicleta. Destacó además el problema añadido para el servicio Bizi de alquiler municipal.«No puedes compartir el casco, sería surrealista», dijo.

Los grupos del PP, CHA e IU se posicionaron en contra de la obligatoriedad del casco. El edil popular Sebastián Contín se remitió a la declaración institucional en contra del casco, pero defendió «seguir debatiendo sin confrontación» a la espera de que se presente el texto definitivo. Leticia Crespo, de CHA, calificó de ‘frikada’ la decisión de que en las aceras no sea obligatorio y en las calzadas sí. «Es plantear el casco como si fuese un paraguas. Es una medida disuasoria para la bici. Las medidas para favorecer la seguridad pasan por pacificar el tráfico», dijo. José Manuel Alonso, de IU, consideró que la DGT «tiene una falta de empatía por la bicicleta». «La derecha va a producir una involución en el desarrollo de la bicicleta en España», afirmó.

Circulación por el centro

Tanto Dueso como los colectivos ciclistas se mostraron también en contra de la recomendación de la DGTde que los ciclistas circulen por la parte derecha del carril, cuando la ordenanza municipal zaragozana dice que deben hacerlo por el centro para evitar sustos y accidentes. «Es mucho más seguro para el ciclista», afirmó Dueso, mientras que Pedalea consideró que la propuesta del nuevo reglamento de circulación «es otra medida antibici». Precisamente como parte de la campaña de difusión de la ordenanza ciclista, la Policía Local colocó ayer numerosas señales de advertencia sobre las bicicletas encadenadas a árboles o farolas del centro de la ciudad. En una pequeña nota indicaban a los ciclistas que el lugar en el que deben dejar sus vehículos son los aparcabicis.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual