Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tribunal Supremo

El Supremo desestima los recursos de los asesinos del joyero de la Almunia

El Tribunal Supremo ha desestimado los recursos de casación interpuestos por Nicolae Viorel y Vladimir Lozovan, autores del asesinato del joyero Juan Carlos Lafuente en 2007

Europa Press. Zaragoza Actualizada 31/01/2012 a las 20:23
4 Comentarios

La Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) ha desestimado los recursos de casación interpuestos por Nicolae Viorel y Vladimir Lozovan, autores del asesinato del joyero Juan Carlos Lafuente, ocurrido el 21 de marzo de 2007 en La Almunia de Doña Godina, contra la sentencia dictada por la Audiencia de Zaragoza el 2 de diciembre de 2010.

Nicolae Viorel recurrió al Supremo alegando quebrantamiento de la presunción de inocencia al entender su letrado que no hay prueba alguna para desvirtuarla y porque aprecia que no se resuelve en la sentencia sobre todos los hechos que han sido objeto de acusación y defensa. El recurso de Vladimir Lozovan se basa en la supuesta aplicación indebida de varios artículos del Código Penal.

El alto tribunal ha denegado el recurso de Viorel por considerar que la sentencia de la Audiencia de Zaragoza se realizó con garantías del acto de valoración de la prueba.

El Supremo ha resuelto, en el caso de Vladimir Lozovan que, que recurrió por el presunto incumplimiento de artículos del Código Penal, es autor de los delitos que se le imputan --aunque no fue él quien entró en la joyería y se adentró en el establecimiento-- y em el fallo se indica que "son coautores quienes realizan conjuntamente el hecho delictivo".

Investigó el caso el Juzgado de Instrucción número 1 de La Almunia de Doña Godina y la Audiencia Provincial de Zaragoza les condenó el 22 de diciembre de 2010 por asesinato, robo con violencia, falsificación de documento público y tenencia ilícita de armas.

Los hechos

En la sentencia, el TS señala que los dos decidieron atracar una joyería y el 21 de marzo de 2007 se desplazaron desde la localidad zaragozana de Alfamén a La Almunia de Doña Godina. Nicolae portaba una pistola de calibre 9 milímetros, marca Beretta, sin la documentación habilitadora.


Nicolae Viorel y Vladimir Lozovan aparcaron en las proximidades de la joyería Lafuente, en la que entró Viorel, quien encañonó al propietario, que se tumbó en el suelo en la posición de decúbito supino. Se apoderó de numerosas joyas y disparó al dueño de la joyería, que falleció por shock hemorrágico.

Nicolae Viorel y su compañero ocultaron el cadáver en la trastienda y huyeron con el botín para después deshacerse de la pistola y abandonar el vehículo en la localidad de Algora (Guadalajara). Las joyas robadas fueron valoradas en 91.900 euros.

La Audiencia provincial absolvió a Vladimir Lozovan de tenencia ilícita de armas y le condenó por robo con violencia, asesinato y falsedad en documento público, en total, a 19 años y un día, seis meses y multa de seis meses a tres euros diarios.

La Audiencia condenó a Nicolae Viorel por robo con violencia, asesinato, tenencia ilícita de armas, en total, a 22 años y medio de prisión. Ambos deberán indemnizar a la madre del joyero con 200.000 euros y además deberán abonar los 91.900 euros que costaron las joyas, algunas de las cuales ya habían sido compradas.


  • Torremocha02/11/12 00:00
    Se han encontrado el resto de las joyas robadas de la joyería de Almunia en Algora, donde fue encontrado el vehículo usado para el huída.
  • Javier01/02/12 00:00
    Mi recuerdo para Juan Carlos, en La Almunia se le quería
  • Racso01/02/12 00:00
    Estos señores solo deberían tener derecho a pudrirse en la cárcel.
  • angel lopez01/02/12 00:00
    así tendría que ser para todos digo todos porque muchos del gobierno también nos roban





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual