Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Sucesos Zaragoza

​Detenidas cinco personas y desarticulada una banda dedicada a robar cable de cobre

Han sido localizados 469 kilos de este material tras su venta en un establecimiento de Zaragoza.

Europa Press. Zaragoza Actualizada 09/10/2015 a las 14:44
Uno de los sacos de cobre requisados.Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas implicadas en el robo de cable de cobre de subestaciones eléctricas de Muel (Zaragoza), tres como autoras materiales del mismo y otras dos por delito de receptación. En total, han sido localizados 469 kilogramos de este material tras su venta en un establecimiento de reciclaje de esta provincia.

Con estas detenciones se da por desarticulada una banda organizada que se dedicaba a sustraer cobre e introducirlo posteriormente en el centro de residuos, cuyos integrantes actuaban de manera coordinada, ha informado la Benemérita en una nota de prensa. El Equipo de Apoyo a la Investigación de la Guardia Civil de Casetas realizó varias gestiones en diferentes centros de reciclaje de este tipo de material tras producirse varias sustracciones del mismo en subestaciones eléctricas de la provincia a finales del mes de agosto.

En una de estas de empresas, en el término municipal de Zaragoza, los agentes localizaron la venta de varias partidas de cable de cobre desnudo y con funda de plástico de PVC, realizadas entre los días 29 de agosto a 4 de septiembre por una misma persona. Tras preguntar al responsable de la planta por el lugar donde se encontraba dicho material, éste comunicó a los agentes que habían procedido a su venta a otro centro de reciclaje ubicado en el Polígono Malpica, al mismo tiempo que no aportó ningún documento que acreditase su lícita procedencia.

Entonces, la Guardia Civil se trasladó a la empresa a la que se le había vendido el cobre para tratar de localizarlo. Tras entrevistarse con el responsable de dicho centro, los agentes localizaron la partida de cobre procedente de la empresa investigada. Se trataba de 469 kilogramos de cable de cobre de entre 90 y 105 milímetros cuadrados de sección, pintado de color gris, similar al que suele utilizarse en subestaciones eléctricas para toma de tierra o vía férrea. Este material había sido adquirido por este centro de forma legal, pero que fue intervenido por la Guardia Civil para determinar su procedencia.
 

Procedencia

La investigación determinó, tras estudiar las denuncias interpuestas por robo de cobre similar al hallado, que provenía de dos actos ilícitos ocurridos en subestaciones eléctricas ubicadas en el término municipal de Muel. El material que fue reconocido sin ningún género de dudas por los denunciantes de ambos casos, donde fueron sustraídos un total de 350 metros de cable de toma de tierra. De las gestiones realizadas posteriormente, se logró identificar a tres personas presuntas autoras de la comisión de los robos, siendo uno de ellos quien figuraba como vendedor de todas las partidas de cable de cobre efectuadas entre agosto y septiembre.


Los tres sospechosos fueron localizados y detenidos la madrugada del día 25 de septiembre, gracias al dispositivo policial establecido para su localización, quienes se hallaban escondidos en el interior de una furgoneta en las inmediaciones de la localidad de Cadrete. A los tres detenidos, B.F., P.O.L. y R.F.P., son varones de nacionalidad rumana de entre 24 y 31 años y vecinos de Zaragoza, a quienes se les imputaron dos delitos de robo con fuerza en las cosas. A los dos últimos les constan numerosos antecedentes policiales.

 

Inspección

La investigación también concluyó que había indicios que evidenciaban la implicación del responsable y un trabajador de la empresa de reciclaje donde los detenidos efectuaron la venta de cobre, que habrían comprado el material siendo conocedores de su procedencia ilícita.

Por eso, el martes, 6 de octubre, la Guardia Civil procedió a la detención de J.Z., de 45 años, nacionalidad china, vecino de Zaragoza y responsable de la empresa, así como de J.I.V.V., un hombre de 52 años, nacionalidad española, vecino de Zaragoza y empleado de las instalaciones. A ambos se les imputa un presunto delito de receptación.

Además, se realizó una inspección en este centro de reciclaje en la que participaron agentes del Seprona de Casetas en la que se constató que esta empresa dedica su actividad a gestionar residuos peligrosos y no peligrosos -residuos de aparatos eléctricos, electrónicos, frigoríficos con gases, residuos de baterías de vehículos usadas, de munición y cartuchería metálica-. Sin embargo, se pudo comprobar que la empresa carecía de la preceptiva Licencia Ambiental de Actividad Clasificada, autorización de vertido, así como de autorización del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) para ejercer como gestor de residuos peligrosos y no peligrosos.

Igualmente, se detectó un foso en cuyo interior había unos dos metros cúbicos de un líquido oscuro con consistencia oleosa que podría ser agua mezclada con hidrocarburos y aceites usados de motor, procedentes de la limpieza de materiales, que estaba conectado por medio de una tubería al alcantarillado municipal del polígono. Los agentes procedieron a la recogida de muestras de este líquido para ser analizadas por un gestor autorizado.
 

Deficiencias graves

Por otra parte, los agentes observaron que en las instalaciones había deficiencias graves en el sistema eléctrico y una ausencia total de medidas contra incendios tales como extintores, detectores de humos y rociadores, pese a almacenar en el interior de la empresa material combustible. Durante la inspección, se intervinieron cerca de cuatro toneladas de cobre y 500 kilogramos de aluminio de procedencia desconocida, que fueron intervenidos por la Guardia Civil y sobre los que actualmente se está investigando para determinar su origen. Además, han quedado inmovilizadas, hasta su correcta gestión, siete toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

El informe técnico de la inspección realizado por el Seprona solicita la apertura de expediente sancionador por las irregularidades detectadas, que podrían dar lugar a la suspensión cautelar de la actividad de la empresa, documento que ha sido remitido al Servicio Provincial del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón y al Servicio de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de Zaragoza.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual