Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Comarca Cinco Villas

Los vecinos de las Cinco Villas tratan de recuperar normalidad

En total se han quemado 14.163 hectáreas de las que 6.936 son terrenos agrícolas.

Efe. Zaragoza Actualizada 07/07/2015 a las 19:37
Incendio en las Cinco Villas.Efe

Los vecinos de las Cinco Villas tratan de recuperar la normalidad una vez que el incendio declarado en esta comarca el pasado sábado está ya controlado, aunque no extinguido, y que ha dejado un panorama desolador que tardará en borrarse de sus retinas y un paisaje devastado por las llamas que tardará años en recuperarse.

El incendio, del que se han reactivado algunos focos dentro del perímetro ya quemado de los que han salido humo que han alertado a algunos vecinos, ha dejado la zona totalmente arrasada.

Estos focos no han tenido mayores consecuencias y son algo "habitual" cuando existen altas temperaturas en las zonas en las que ha habido un incendio, según han indicado fuentes del gobierno aragonés.

El incendio, controlado pero no extinguido, ha quemado 14.163 hectáreas, de las que 6.936 son agrícolas, 4.251 forestal arbolado, 2.825 forestal desarbolado y 132 de otros tipos de superficies, según ha informado en rueda de prensa, tras el Consejo de Gobierno, el consejero de Presidencia, Vicente Guillén.

Guillén y el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, se reunirán mañana en Biota, una de las poblaciones afectadas por este fuego que tuvo que ser desalojada, con los alcaldes de las poblaciones damnificadas para hacer un inventario de la superficie quemada y de las instalaciones que hayan sufrido algún problema.

Además, habrá que evaluar si se pone en marcha un plan de reforestación y otro para que las pérdidas y daños sufridos puedan ser resarcidos, ha dicho Guillén.

El consejero de Presidencia ha resaltado que todas las personas desalojadas de sus casas, unos 1.500 de los municipios de Biota y su pedanía Malpica de Arba, Farasdués, Asín y Orés, han regresado ya a sus domicilios, incluidos los 26 ancianos de dos residencias de la tercera edad de estos dos últimos pueblos, cuyos habitantes fueron los últimos en regresar ayer.

Ya de vuelta a sus municipios, el panorama para algunos se presenta desolador y el desastre medioambiental ocasionado por el fuego les ha causado un fuerte impacto emocional, que se sumará a las pérdidas económicas que hayan podido sufrir, y que tardará tiempo en desaparecer.
Cultivos de cereal, pinos y almendros han quedado devastados y ha acabado con una amplia variedad de fauna y flora de la zona, por lo que "el impacto medioambiental ha sido brutal", ha explicado a Efe Tomás Cortés, vecino de Orés y Agente de Protección de la Naturaleza, quien todavía se emociona al recordarlo.

El impacto emocional también ha sido muy fuerte, insisten los afectados, quienes han vivido "escenas de mucha pena" al tener que abandonar el pueblo en los momentos más álgidos del incendio, aunque han agradecido la acogida que les han prestado en los pueblos vecinos.

Así lo ha destacado José Francisco Melero, miembro de la Junta Vecinal de Farasdués, quien ha incidido en la solidaridad de los municipios próximos y quien también ha agradecido el trabajo de los efectivos de la Guardia Civil, así como el de los bomberos y la Policía de Ejea de los Caballeros.

"El combate más duro" en el incendio de las Cinco Villas se libró el domingo cuando "las llamas lamieron" las poblaciones de Asin, Orés y Farasdués, han confesado Aurelio Soto y Jesús Garrido, dos de los casi 400 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que ha combatido el fuego en primera línea.

La UME ha comenzado su repliegue después de cuatro días de intervención en la zona y también se ha desmontado el centro de mando, situado en Biota, después de que el nivel se haya bajado al 0A.

También hoy se ha apagado el fuego que se ha reactivado del incendio originado , por causas que se desconocen, en un monte ubicado entre Palomar de Arroya y Escucha, en la provincia de Teruel.

El fuego, localizado en terreno del término municipal de Palomar de Arroyo, fue apagado el lunes y aunque este martes se ha reactivado ha sido nuevamente apagado por dos helicópteros y en total a afectado a menos de una hectárea, según han indicado fuentes del Gobierno aragonés.

La comunidad presenta riesgo muy alto de incendios forestales en parte de su zona central como la depresión del Jalón, Ibérico zaragozano, Muela de Alcubierre, Muela de Valmadrid, Muela de Zuera, y alto en el resto, salvo en el extremo norte de la provincia de Huesca y el sudeste de Teruel, donde es moderado.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual