Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Incendio en las Cinco Villas

"La nube de humo era enorme, ni siquiera veíamos el sol"

Los vecinos desalojados han tenido que irse con lo puesto y viendo el fuego muy cerca de sus casas.

P.Puebla. Zaragoza Actualizada 05/07/2015 a las 10:08
Incendio en las Cinco Villas

El incendio declarado este sábado por la tarde en las Cinco Villas obligó a desalojar por completo el municipio de Biota y los pueblos de Orés, Asín, Farasdués y Malpica de Arba (pedanía de Biota). El incendio se declaró sobre las 16.30 en el monte del término de Luna y el fuerte viento provocó que el humo y las llamas se extendieran con rapidez acercándose peligrosamente a estos núcleos de población cercanos a Ejea de los Caballeros. 

"La nube de humo era enorme, ni siquiera veíamos el sol", asegura Ignacio Campos, hijo del alcalde de Orés. Su padre es uno de los pocos vecinos que se quedó en el pueblo ayudando a los bomberos e intentado evitar que el fuego llegase a las viviendas. Los otros cien vecinos de la localidad fueron evacuados y reubicados junto a los habitantes de Asín en el pabellón polideportivo de Luesia, a apenas unos kilómetros. "Hay mucho nerviosismo y mucha incertidumbre porque nos hemos venido con lo puesto y tenemos miedo de que llegue a las casas", comentaba Ignacio el sábado por la noche a Heraldo.es en representación de sus vecinos. 

Además de manifestar su preocupación, este vecino de Orés quiso agradecer la hospitalidad de los vecinos de Luesia: "Su amabilidad está siendo enorme. Nos están haciendo tortillas de patata y dando bebida e incluso nos ofrecen casas enteras donde dormir". 

En total, unos 1.800 vecinos de los cuatro núcleos tuvieron que dejar sus casas e irse con lo puesto. Los primeros en ser desalojado fueron los residentes de los hogares de mayores de Orés y Asín, una treintena de ancianos que fueron acogidos en la residencia de Luesia.

Los vecinos de Biota y Farasdués han podido volver a sus casas a primera hora de la mañana del domingo, mientras los de Orés y Asín siguen desalojados y permanecen en Luesia a la espera de poder volver a sus pueblos esta tarde, si todo va bien.

"Los Bomberos nos han dicho que todavía hay dos puntos fuertes cerca de Orés aunque el viento, por ahora, sopla menos fuerte que ayer", informa Ignacio Campos este domingo. Él sí ha vuelto ya a Orés, junto a otra decena de vecinos, para ayudar a refrescar parte de un edificio que ha quedado "calcinado" a las afueras del pueblo. "Hemos hecho una cadena para llevar cubos de agua a 'La Torre', un edificio muy antiguo al que sí que han llegado las llamas. Por suerte el incendio no ha llegado al pueblo y no ha afectado a ninguna vivienda".
 

Más de 1.000 vecinos de Biota

​Biota es el municipio de mayor población que tuvo que ser desalojado, aunque los vecinos han podido volver ya a sus casas. Los vecinos estuvieron pendientes del incendio durante toda la tarde y en torno a las 23.00 comenzaron a sonar las campanas de la iglesia para anunciar el desalojo. La Guardia Civil pasó por todas las casas, megáfono en mano, para confirmar la noticia y pedir a los vecinos que abandonasen sus casas. Muchos se fueron por sus propios medios a casas de familiares. Los más mayores se reunieron en la gasolinera del pueblo y enseguida comenzaron a llegar autobuses para trasladarlos al pabellón de Sádaba, donde han pasado la noche. 

María José, una de las vecinas de Biota, cuenta que durante toda la tarde del sábado podían ver el incendio desde su casa, pero que a última hora "daba horror verlo" por lo cerca que lo tenían. "Cuando nos fuimos había muchísimo humo y caía mucha ceniza pero lo peor es que el viento siguía soplando fuerte y había mucho nerviosismo y preocupación".

Según comentan varios vecinos de la zona afectada, todo comenzó cuando se incendió una cosechadora en el monte del término Luna, pero muy cerca del término de Orés. El viento soplaba muy fuerte esa tarde y las temperaturas seguían muy elevadas por los que las llamas se extendieron con rapidez. Los vecinos de Orés aseguran que cuando abandonaron sus casas veían el fuego a apenas dos kilómetros de distancia de su pueblo.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual