Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza provincia

Un compinche de la banda del Lute, asesinado por su mujer en Calatayud

Raimundo Medrano era socio de El Lute, con el que llegó a ser condenado a muerte. La viuda confesó ser la autora del crimen.

M. A. Coloma. Zaragoza Actualizada 09/01/2015 a las 12:39
12 Comentarios
Raimundo Medrano

La espiral de muertes violentas con la que ha comenzado el año en Aragón suma una tercera víctima: Raimundo Medrano González, uno de los forajidos más famosos del país durante los años 60-70, época en la que compartió correrías junto a Eleuterio Sánchez, ‘El Lute’. El cadáver del conocido delincuente, que ahora tenía 69 años, fue hallado el pasado miércoles en la leñera de una de las casas cueva del barrio de San Roque de Calatayud. Como presunta autora del homicidio ha sido detenida su esposa, C. V. J., de 55 años, quien primero denunció la desaparición de Medrano y horas después acabó confesando el crimen.

Con este último son ya tres los homicidios perpetrados en lo que va de semana en Aragón en un funesto comienzo de 2015. Porque a la muerte de Calatayud hay que sumar las que se produjeron el pasado lunes, día 5, cuando un joven dominicano moría acribillado a balazos en el barrio zaragozano de Las Delicias en un ajuste de cuentas por drogas y un hombre asestaba una mortal puñalada a su padre, Carlos Gracia, en Teruel. Por el primer crimen, del que fue víctima Ariel Carrasco, todavía no se ha practicado ninguna detención, aunque se sospecha que los autores podrían ser miembros de una banda de traficantes colombianos. En cuanto al parricidio, parece que el autor podría padecer algún trastorno mental.

Según informó este jueves la Jefatura Superior de Policía, la mujer del fallecido en Calatayud se personó sobre las 15.30 del día de Reyes en la comisaría de esta ciudad asegurando que llevaba casi 24 horas sin saber nada de su marido. Comentó a los agentes que se trataba de un hombre mayor, medicado y prácticamente ciego, por lo que nunca salía solo de casa. La esposa del desaparecido les explicó también que el lunes a primera hora se fue a comprar y al centro de salud y que a la vuelta su marido ya no estaba en el domicilio. Dadas las circunstancias, la Policía activó enseguida un protocolo de emergencia y en colaboración con la Policía Local y los voluntarios de Protección Civil se empezó a peinar el cabezo en el que se ubica la vivienda del matrimonio.

Pero la versión facilitada por la esposa de Raimundo Medrano -que también declaró que su marido salió de casa con 2.000 euros y con un teléfono móvil al que había llamado, pero no daba línea- levantó sospechas a la Policía, que a medida que pasaban las horas empezó a barajar la posibilidad de que la desaparición de este hombre no fuera accidental. De ahí que los investigadores decidieran llamar a la denunciante para que ampliara su declaración, interrogatorio que se prolongó hasta bien entrada la madrugada, cuando esta acabó confesando haber asesinado a su marido y reveló donde se hallaba su cadáver.

Con la información facilitada por C. V. J. -quien tras su autoinculpación fue detenida y este viernes comparecerá ante el juez de guardia-, a primera hora de la mañana del día 7 la Policía halló el cuerpo de Raimundo Medrano oculto en un habitáculo interior de la vivienda excavado en la roca y utilizado como leñera. Estaba envuelto en un plástico y presentaba al menos un herida por arma de fuego. Los agentes encontraron también la pistola con la que supuestamente se efectuó el disparo semienterrada bajo una capa de yeso.

Según los vecinos del barrio de San Roque, el matrimonio apenas salía de casa. Al parecer, se había instalado allí hace alrededor de un año, rehabilitando una casa cueva ubicada en una zona próxima a la ermita. El fallecido apenas veía, ya que cuando cumplía condena en la cárcel de Alicante le explosionó una caldera de carburo de los talleres donde trabajaba como forjador. A su ceguera contribuyó también su diabetes, por lo que ahora no se valía por sí mismo y solo salía de casa acompañado de su mujer.


  • pedro22/01/15 17:01
    Si ustedes supieran lo que ha sufrido esa mujer
  • oscaran10/01/15 10:20
    Pero el Lute, ha tenido algo que ver? Porque visto el titular .....
  • Titular surrealista10/01/15 02:42
    ¿ pero iba o no iba en bicicleta ? ¿ se sabe si se sacó el bonobús para ir en el tranvía ?
  • Inmo09/01/15 14:54
    Primera víctima de la Violencia Feminista en este año.
  • A 1 pregunto=Celtiberoduvia@live.couk09/01/15 14:18
    NO es violencia de genero el crimen cometido por una mujer se considera enajenacion mental
  • Ángel09/01/15 13:19
    Mas de 30 años en la cárcel, donde se quedó ciego por un accidente. Muerto a manos de la mujer con la que se caso. Se llevó por delante anteriormente  a un vigilante de seguridad. ¿De verdad merece la pena ser un delicuente?
  • Isabel09/01/15 10:29
    Qué tendrá que ver que fuera compinche del Lute para morir a manos de su mujer?? A ver si actualizamos los titulares...
  • Josefo09/01/15 10:18
    Parece mentira que se sigan manteniendo mentiras como la de la muerte de la pequeña Raquél después de tantos años. Raquél murió por una bala perdida, no la mataron los tres roba gallinas a los que la policía perseguía. En mi novela "Qué pasó con M.R." hago un símil a lo que yo mismo viví aquella tarde nefasta en que el injustificado fuego cruzado se llevó por delante la vida de esta pequeña que jugaba en un alcorque de la calle de Galileo de Madrid. A ver si alguna vez nos cuentan la verdad de lo sucedido y se disculpan.Lamentable suceso de violenciade genero... ah, no. Que eso solo es si es el hombre el asesino, esto es solo violencia doméstica.
  • mizaqui09/01/15 09:37
    Puede ser una muerte solicitada por el mismo marido, al ver las condiciones de vida que tenia.Y entonces seria un acto de amor, no de violencia.
  • No cuenta09/01/15 08:16
    Si hubiera sobrevivido, seguramente tendría que responder de cargos de violencia, física, mental o la que fuera, que provocaran que su mujer le disparara en defensa propia con toda la razón y quedara libre sin cargos, y como hombre, tendría que soportar la carga de la prueba, es decir, probar que no era así. Eso se denomina discriminación positiva. Para ellas, negativa, muy negativa, para ellos.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual