Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Operación de la Guardia Civil

Recuperan gran cantidad de restos arqueológicos procedentes de varias obras de restauración

Deberían haber sido depositados en el Museo Provincial. El arqueólogo de la empresa ha sido imputado por un presunto delito de apropiación indebida.

Heraldo.es. Zaragoza Actualizada 22/05/2013 a las 17:57
12 Comentarios
La Guardia Civil recupera gran cantidad de restos arqueológicos procedentes de diferentes obras de restauraciónGUARDIA CIVIL

El SEPRONA de la Guardia Civil ha recuperado gran cantidad de restos arqueológicos, entre ellos visigodos y romanos, procedentes de diferentes obras de restauración. Los restos fueron localizados en el interior de una nave de La Muela propiedad de una empresa especializada en este tipo de restauraciones y el arqueólogo de la empresa ha sido imputado por un presunto delito de apropiación indebida.

El pasado día 6 de mayo el equipo del SEPRONA de la Guardia Civil de Casetas tuvo conocimiento de que en una nave del polígono industrial Centrovía de La Muela, propiedad de una empresa especializada en la restauración de bienes muebles e inmuebles antiguos e intervenciones sobre el patrimonio histórico, existía una gran cantidad de restos arqueológicos procedentes de distintas obras y prospecciones realizadas por dicha empresa.

Por estos motivos, el día 8 de mayo los agentes procedieron a realizar una primera visita de inspección a las instalaciones, en colaboración con arqueólogos de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, donde fueron recuperadas 68 cajas con restos óseos humanos, restos cerámicos y otras piezas arqueológicas, tales como un cierre de arca de bronce de origen visigodo y varias monedas del mismo metal.

Proceden de tres restauraciones

Se pudo determinar que todas las piezas halladas correspondían a tres prospecciones arqueológicas realizadas bajo la dirección técnica del arqueólogo de la empresa durante los años 2006 a 2009. Restos que podrían proceder de las obras de restauración de la Iglesia de Santa María de la Huerta en Magallón, del Castillo de Montearagón en Quincena (Huesca) y de la Casa Parroquial de Villanueva de Gállego.

Todos estos elementos constitutivos del Patrimonio Cultural Aragónes y que deberían haber sido depositados en el Museo Provincial cuando finalizaron las intervenciones, fueron decomisados por los agentes del SEPRONA y trasladados a las instalaciones del departamento de Cultura del Gobierno de Aragón, siendo depositados a disposición de la Autoridad Judicial.


Exigencias incumplidas

La legislación vigente en materia de Patrimonio Histórico exige que todas las actividades relativas al Patrimonio Histórico se hallen previamente autorizadas por la Dirección General de Patrimonio Cultural. Esta Dirección General, cada vez que autoriza una actividad de este tipo exige a la empresa adjudicataria que la prospección esté a cargo de un arqueólogo, que es la persona que dirige la excavación y se responsabiliza de entregar puntualmente los restos descubiertos en el Museo Provincial y de presentar una memoria de los hallazgos en el transcurso de los dos años siguientes a la finalización de la obra.

De las gestiones realizadas por los agentes con la Dirección General de Patrimonio Histórico sobre las tres excavaciones de las que provenían los restos hallados y, en particular, por la memoria presentada por el arqueólogo sobre la restauración de la iglesia de Santa María de Magallón (BIC, Monumento Nacional y Patrimonio de la Humanidad UNESCO), en la que esta persona, presuntamente, no había entregado el "tesorillo" (en el argot arqueólogo, se conoce así a los restos que en una excavación destacan sobre el grueso del material por su valor, belleza o importancia histórico artística), confirmaron que el arqueólogo no había presentado las memorias correspondientes, no constando el resultado de la excavación pese a haber transcurrido más de 6 años desde su finalización y que tampoco había entregado los restos arqueológicos de ninguna de las obras que dirigió.


Restos hallados

Por todo lo anterior efectivos del SEPRONA junto con personal técnico de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón realizaron un registro en el domicilio del arqueólogo con la finalidad de localizar y recuperar las piezas arqueológicas que presuntamente hubieran sido objeto de expolio. En ese registro se recuperaron la mayoría de ellas. 

Entre los objetos recuperados destacan los siguientes:
Una vinajera y una aceitera de cristal soplado
Un anillo realizado en bronce y hueso
Un dado de seis caras realizado en hueso y de origen romano
Numerosas monedas de bronce de distintas épocas
Otros elementos antiguos de bronce tales como alfileres, hebillas y un dedal de cerámica


Todas las piezas anteriores provienen de la restauración de la iglesia Parroquial de Santa María de Huerta en Magallón. También fueron decomisados un aplique de bronce con decoración vegetal y un pequeño cristo de cerámica que podrían provenir de las obras de restauración de la Iglesia de Ponzano (Huesca).

Apropiación indebida de Patrimonio Histórico

Por todo lo expuesto anteriormente la Guardia Civil procedió a imputar al arqueólogo de la empresa un presunto delito de apropiación indebida en su modalidad agravada por realizarse sobre bienes pertenecientes al patrimonio histórico artístico.

Según los investigadores, las piezas no se encontraban catalogadas ni constaba denuncia por su desaparición, por lo que se ha solicitado a los responsables de Patrimonio el estudio de las mismas a fin de determinar su valor histórico y artístico e incluirlas en el inventario patrimonial de Aragón.

Se continúa con la investigación con la finalidad de hallar el resto de las piezas arqueológicas.


  • AlbertZgz23/05/13 00:00
    Seguro que era Catalan, me juego el cuello y no lo perdería
  • liberalismo22/05/13 00:00
    Es lo que pasa cuando se privatizan algunas cosas... ¿Por que esas prospecciones las han de hacer empresas privadas?
  • cuper22/05/13 00:00
    Al 1 y al 2: Que esto no tiene nada que ver con lo de la Muela, pero esta bien que lo digas, ya que lo de la Muela de privado nada, oficial y muy oficial y espero se sepa algún dia todo el entramado aquel. Para que sirve la Dirección General de Patrimonio?, solo da el permiso, cobra, y que cada uno haga lo que quiera, no existe un seguimiento, que pongan a los revisores del travia y veras como no se escapa ni uno con algo en el bolsillo
  • ergo22/05/13 00:00
    Eso suena a EXPOLIO, no ?....
  • Carlos22/05/13 00:00
    Para Cúper (#4) ¿LA Dirección General de Patrimonio cobra? ¿Y qué es lo que cobra? Y digo yo, si este asunto ha llegado a la Guardia Civil es porque los organismos competentes lo han puesto en sus manos, es decir, Patrimonio ha reclamado los materiales. Y, como dicen otros, ¿el nombre de la empresa o el del responsable?
  • alex2222/05/13 00:00
    Jodo, ¿ pero es que en ese pueblo se juntaron toda la calaña mas repugnante de Aragon? ¿ como es posible que todo un pueblo tan maltratado no diga ni mu? ¿o es que en realidad en el fondo lo permitieron?.
  • Wasp22/05/13 00:00
    Jopeta con La Muela. No escapa ni uno, co...
  • FOTOMONTE22/05/13 00:00
    ¿ Nombre de la empresa, del clandestino ,etc?' Eso nos pasa por privatizar hasta el aire..jjjajaj
  • Zorromonte22/05/13 00:00
    Anda el ALEX22.. oye tu que te dicen bien claro de donde proceden los expolios..acaso no sabes darle sentido al texto que estas leyendo ???. La nave en cuestion esta en el poligono CENTROVIA...anda que no hay naves ni nada alli. Como te crees que los del pueblo NO DIGAN NI MU? tu debes ser ADIVINO y como tal DEBERIAS HABER DADO PARTE antes que nadie .,mira que eres listo TUUU ( pobrecico )
  • Pepe3922/05/13 00:00
    Y el nombre de la empresa por que no lo dan?
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual