Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Delincuencia en Aragón

Las gamberradas centran los más de 400 delitos juveniles que cada año se registran en Aragón

El total de acciones punibles se ha incrementado ligeramente durante la crisis. La mayoría son pequeños delitos contra el patrimonio.

A. Maluenda. Zaragoza 09/05/2013 a las 06:00
0 Comentarios
Dos menores detenidos recientemente

Los menores de edad cometen cada año en España alrededor de 20.000 delitos, de los que unos 400 tienen lugar en Aragón. En 2011 (último dato oficial publicado) se registraron 413 actos delictivos en la Comunidad, de estos 366 acabaron en condena.

El total de acciones punibles se ha incrementado ligeramente durante la crisis: mientras en 2008 se denunció en 388 ocasiones a los menores de 18 años, las cifras posteriores han sido siempre más elevadas: 408 en 2009, 429 en 2010 y 413 en 2011. Estadísticas que no distan de la media nacional.

Un importante porcentaje de los delitos y faltas en edad juvenil son cometidos por infractores reincidentes. A lo largo de 2011, un total de 62 menores delinquieron por segunda vez, 36 cometieron su tercera falta y otros 36 infingieron la ley por cuarta vez (o más).

El perfil del delincuente, explica el catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Zaragoza Miguel Ángel Boldova, es el de "un varón de nacionalidad española". Su entorno familiar y social "se aleja, en un principio, de los estereotipos de marginalidad". Además, "las edades con mayor porcentaje de delitos son los 16 y 17 años, si bien es cierto que los siguientes años (alrededor de la veintena) son los que presentan mayor querencia a la criminalidad, por encima incluso de la población de 40 años".

Contra el patrimonio

Los delitos más cometidos por los jóvenes aragoneses son los que atentan contra el patrimonio, (258 chicos y 35 chicas fueron detenidas por este motivo en 2011). Muy lejos, en segundo lugar, se encuentran las infracciones penales por lesiones (37 chicos y 5 chicas). A la zaga están los delitos contra el orden público, contra la libertad y contra la seguridad colectiva (principalmente en materia vial).

Por contra, en Aragón es raro el caso en que un joven de entre 14 y 17 años atenta contra la Constitución, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, contra la intimidad o contra el honor. En todo 2011 no se registró ni un solo caso, del mismo modo que tampoco tuvo lugar ningún homicidio con un menor como culpable.

Más condenas

Con la actual legislación en materia de menores han descendido ligeramente las sentencias ejecutadas en los juzgados de menores. También han descendido los asuntos ingresados. Por contra, ha crecido el número de menores condenados a nivel nacional (en 2007 se condenó a 13.631 y en 2011 se hizo lo propio con 17.039).

Entre las condenas más repetidas, la libertad vigilada se lleva la palma (se da en el 34,8% de los casos), por delante de los trabajos en beneficio de la comunidad (21,3%) y el internamiento semiabierto (12,4%).

El 'método Calatayud'

Más allá de las multas o el ingreso en correcionales, el juez de menores de Granada, Emilio Calatayud, lleva más de 20 años sorprendiendo a propios y extraños con sus curiosas y aleccionantes condenas. El magistrado ha obligado a menores, sentencia en mano, a hacer el Camino de Santiago o dibujar un cómic expiatorio, pasando por la imposición de aprender a leer.

No son los únicos casos: obligó a un menor madrileño que se entrometió en el sistema informático de una empresa a impartir un centenar de horas en un aula de informática, mientras un raterillo del pueblo granadino de Darro tuvo que acompañar y ayudar durante varios días al único policía local del municipio.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual