Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Educación

La caída del abandono escolar reduce la cifra de jóvenes que ni estudian ni trabajan

Alrededor de 33.500 aragoneses de entre 15 y 29 años no continúan con su formación y están desempleados, un 7% menos que hace un año, cuando rondaban los 36.000. La media nacional, por el contrario, ha aumentado.

J. L. G. Zaragoza Actualizada 08/04/2013 a las 11:53
6 Comentarios
Alumnos aragoneses se examinan de SelectividadF. P.

Mientras en España sigue aumentando el número de jóvenes de entre 15 y 29 años que ni estudian ni trabajan, en Aragón se está produciendo la tendencia inversa y durante el último año han disminuido un 7%. Tras varios años de crecimiento, sobre todo debido a la alta tasa de desempleo juvenil -superior al 40% en la Comunidad-, en 2012 se redujo la cifra de aragoneses que han abandonado su formación y no cuentan con un empleo. Mientras en 2011 este problema afectaba al 18,2% de las personas de esta franja de edad, solo un año después su incidencia se ha reducido en más de un punto para situarse en el 16,9%, según datos del Ministerio de Educación. Una tasa algo inferior a la media nacional, que ha aumentado del 21,1% al 22,6%, pero aun así duplica la de muchos países europeos.

Teniendo en cuenta que en la Comunidad hay 197.782 jóvenes de entre 15 y 29 años, serían alrededor de 33.500 los que no estudian ni trabajan, 2.500 menos que el año anterior. Pero esta reducción, que no llega a maquillar unas cifras que siguen siendo preocupantes, se debe más a la disminución del abandono escolar temprano que a la mayor inserción de este colectivo en un mercado laboral que sigue sin ofrecerles demasiadas oportunidades.

También podría influir el incremento de la emigración de jóvenes aragoneses a causa de la crisis económica, aunque el dato más objetivo lo aporta el propio Ministerio de Wert. En los últimos años, la tasa de abandono escolar prematuro en Aragón ha disminuido considerablemente, pasando del 26,1% de 2007, cuando uno de cada cuatro alumnos no concluía la Secundaria, al 20,4% de 2012. En un solo año el descenso ha sido significativo, ya que el fracaso escolar en 2011 afectaba al 22,7% de los jóvenes. En el conjunto de España las cifras son notablemente peores y, aunque la incidencia de este problema ha disminuido desde 2008 -cuando se alcanzó el pico del 31,9%-, sigue afectando al 24,9% de los estudiantes.

En este aspecto, además de las políticas educativas y el mayor reconocimiento de la educación, la crisis podría tener cierta influencia positiva en la disminución del número de aragoneses que ni estudian ni trabajan. No desde el punto de vista laboral, ya que la situación económica ha cerrado las puertas a numerosos jóvenes, pero sí desde el educativo, ya que la situación actual ha 'empujado' a muchas personas a continuar con unos estudios que en los años de bonanza abandonaban con más facilidad.

Más formación, menos problemas

Según los datos del Ministerio de Educación, la formación de los jóvenes condiciona bastante esta situación, más común en los aragoneses con una educación inferior al Bachillerato que entre aquellos que han acabado esta segunda etapa de la Secundaria, una Formación Profesional o estudios universitarios. En este segundo grupo el porcentaje de personas de entre 15 y 29 años sin ninguna ocupación se ha reducido al 11,3% -era del 14,5% en 2011-, mientras que esta tasa que se eleva al 24,1% para aquellos con menor formación, que tienen más dificultades para reciclarse y buscar salidas laborales en sectores menos castigados que los de la industria o la construcción.

España, a la cola de Europa

A pesar de que los datos no pueden considerarse positivos, Aragón se encuentra por debajo de la media nacional y es la tercera comunidad en la que menos porcentaje de jóvenes de entre 15 y 29 años no tienen ninguna ocupación, tan solo por detrás de Navarra y el País Vasco (14,6%). En el otro extremo se encuentran Ceuta y Melilla, donde hasta un 32,9% de los jóvenes ni estudian ni trabajan, seguidas por Andalucía (28,4%) y Canarias (28,1%).

Sin embargo, la situación de Aragón, buena respecto al resto de España, empeora si la comparativa se realiza con otros países europeos. El porcentaje de aragoneses que ni estudian ni trabajan triplica, por ejemplo, al de holandeses (5,5%) y duplica al de países como Alemania (9,7%), Austria (8,2%), Dinamarca (7,6%), Luxemburgo (6,6%) o Suecia (7,8%), según datos del Instituto de Estadística europeo, Eurostat.


  • pepe09/04/13 00:00
    Yo no tengo trabajo, y actualmente no estudio (oficialmente). Eso si me preparo fuertemente para irme de aqui con metodos autodidactas, mi situacion economica no es mala, pero no puedo permitirme muchos gastos.
  • Rony08/04/13 00:00
    y también de 39 estudiando o que te pensabas macho que la gente no vuelve a estudiar con más años, no todo el mundo esta currando con 29 años, unos en el paro, otros por otras circunstancias los tuvieron que dejar los estudios de más joven , etc.
  • maxjob31408/04/13 00:00
    ¿29 años?, creo que a esa edad debería uno estar trabajando, no diciendo que estudia.
  • Maria08/04/13 00:00
    Y a los 15-16-17 uno deberia de estar estudiando, no diciendo que busca trabajo...
  • lg08/04/13 00:00
    dentro de unos años se compraran piso de 90 m2 y un audi, vendra otra crisis se quedaran sin trabajo y el malo sera el banco q le dio la hipoteca. esta pelicula ya le he visto muchas veces
  • Levi Dencia08/04/13 00:00
    Esto lo arreglaría la DEMOCRACIA. La ciudadanía debería tomar las decisiones importantes, mediante comicios rápidos y bien gestionados, como ocurre en Suiza. Los gobernantes están en otros problemas más personales.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual