Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Gran caudal en el río

Las crecidas del Ebro podrían disminuir la incidencia de la mosca negra

El gran caudal del río durante las últimas semanas ha arrastrado parte de las algas donde cría este insecto, por lo que los expertos prevén que se reducirá el problema y se retrasará su aparición, aunque no impedirá la reproducción masiva en verano.

J. L. G. Zaragoza Actualizada 06/06/2013 a las 11:52
10 Comentarios
Las algas ya han conquistado todo el Ebro a su paso por ZaragozaARCHIVO

La mosca negra no desaparecerá de las piscinas, parques y riberas de Zaragoza, pero al menos podría dar una pequeña tregua a los ciudadanos de la capital aragonesa, donde solo en los primeros ocho meses del 2012 más de 16.000 personas -27.000 en toda la Comunidad- acudieron a un centro de salud debido al ataque de estos pequeños insectos. Las crecidas del Ebro y el gran caudal que ha mantenido durante las últimas semanas han arrastrado parte de los macrófitos -plantas acuáticas popularmente denominadas algas- en los que estos dípteros ponen los huevos y se desarrollan las larvas, lo que debería reducir el impacto de este problema y retrasar la aparición de los primeros ejemplares adultos.

“Es complicado hacer una predicción fiable, ya que es la primera vez desde la aparición de la mosca negra en el Ebro en el que nos encontramos con una situación como la actual. Durante los últimos años no se habían producido crecidas, por lo que era más fácil prever su incidencia”, explica Javier Lucientes, profesor titular de Patología Animal de la Universidad de Zaragoza y miembro del grupo de trabajo creado por Salud Pública encargado del estudio y control de esta plaga, en el que también se integra personal de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el Instituto Municipal de Salud Pública del Ayuntamiento de Zaragoza y representantes de las comarcas implicadas.

Sin embargo, todo apunta a que las condiciones son más favorables que en las anteriores campañas, aunque dependerá del caudal del río durante las próximas semanas, en las que tendrá especial influencia el agua procedente del deshielo. “En el Cinca y el Gállego el problema será similar al de los últimos años, pero en el Ebro la incidencia debería ser menor. En otras ocasiones, por estas fechas ya había ejemplares activos, mientras que ahora apenas hemos encontrado. Esto nos hace pensar que se retrasará su aparición y que su impacto se verá reducido”, analiza Lucientes.

Una reflexión que también comparten el resto de expertos en la mosca negra, un díptero mucho más pequeño que el doméstico que solo pica durante el día, especialmente a primeras horas de la mañana y últimas de la tarde, y que puede provocar una reacción alérgica. “Las crecidas han arrancado buena parte de las algas, por lo que sí esperamos que haya menos ejemplares de mosca negra. Incluso en el Bajo Ebro, donde a estas alturas ya se empezaba a fumigar, hay menos problemas”, indican desde la CHE. “Estos macrófitos están situados en las zonas de mayor corriente de agua, por lo que tras una temporada de fuertes avenidas es factible que la presencia de este díptero sea moderada”, analizan desde la empresa de control de plagas Arepla.

Más picaduras en verano

Sin embargo, los expertos prevén que este 'tratamiento' natural tampoco evitará que vuelvan a reproducirse de forma masiva -aunque en menor cantidad que en años anteriores- cuando se acerque el verano. “Las crecidas y las variaciones de caudal son positivas y puede que retrasen la aparición de la mosca negra, pero se están dando las condiciones propicias para que vuelva con intensidad”, apuntan desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

Aunque los primeros ejemplares suelen aparecer con la llegada de la primavera, su presencia comienza a ser frecuente a finales de abril. Los ataques suelen comenzar a mitad del mes de mayo y la mayor incidencia del problema se da ya en los meses de junio y julio. El año pasado se llegaron a contabilizar casi 10.000 atenciones por mordeduras solo hasta mediado el mes de junio y el verano acabó con más de 27.000 en todo Aragón.

Aunque ya hace muchos años que la mosca negra está presente en zonas del Gállego o el Cinca, su aparición en el Ebro es relativamente reciente debido a la extensión de los macrófitos. Al principio, la presencia de este insecto se localizaba en las márgenes del río, a la altura de Movera y La Cartuja, aunque el verano pasado ya había conquistado todo el tramo urbano de Zaragoza, especialmente bajo el Puente de Piedra o el de La Almozara. Sin embargo, ni siquiera el hecho de acabar con la presencia de estas algas en la zona de la capital aragonesa evitaría las tan molestas picaduras, ya que los ejemplares adultos son capaces de desplazarse más de 20 kilómetros.

Control de las plagas

Evitar la invasión de la mosca negra ya se ha convertido en una misión imposible, pero sí se pueden poner barreras para controlarla. Sin embargo, el mismo caudal que lucha contra esta plaga arrastrando las algas también evita que, al menos de momento, se puedan aplicar algunos de los tratamientos más efectivos para acabar con esta especie invasora.

“Con el caudal que lleva ahora mismo el Ebro no se puede hacer el tratamiento , ya que la corriente arrastraría el producto 'bacillus thuringiensis' y sería poco eficaz”, explica Lucientes, en referencia a una técnica que consiste en verter al río un bacilo que, al ser ingerido, provoca la muerte de las larvas, lo que evita la aparición de la mosca adulta. Una situación que también podría jugar a favor de la mosca negra, ya que cuando las temperaturas empiezan a subir los ejemplares se multiplican con gran rapidez.

Otra de las opciones, que el año pasado se realizó por primera vez, es la extracción mecánica de las algas para evitar que los dípteros coloquen sus huevos y nazcan nuevos ejemplares. “La experiencia piloto fue positiva, así que este año se podrían valorar medidas similares, aunque habrá que esperar a que baje el caudal para valorar la situación”, valoran desde el Ayuntamiento.


  • Trancos01/04/13 00:00
    Y además de llevarse la mosca negra, ¿no podría llevarse la riada también algunos políticos corruptos y unos cuantos asesores inútiles?
  • iab01/04/13 00:00
    Esta semana santa he estado en los monegros y por supuesto que ya hay mosca negra. Llevo 3 picotazos en la cara, que es en el único sitio donde no me he dado repelente.
  • MARIA JESUS01/04/13 00:00
    LIBERTAD DE EXPRESION. PERO ALGUNOS COMENTARIOS QUE POCA VERGÜENZA. DEBIA DE DEPENDER SU SUSTENTO DE LAS INUNDACIONES. SI LES TOCARA DE CERCA, NO DIRIAN ESTUPIDECES.
  • eva01/04/13 00:00
    Otro  verano maravilloso para ir a urgencias con las picadurasde mosca negra!!! 
  • Tartarín de Tarascón31/03/13 00:00
    Las riadas no se evitan con dragados del río, el verdadero problema es el caudal enorme no regulado por falta de embalses que discurre en estos momentos por los principales ríos de la cuenca. En estos momentos pasan por Zaragoza 1.000m3/s, pero lo que pasa es que por el Arga, que no tiene embalses bajan ahora 300m3/s y por el Aragón 650m3/sg por tener los embalses a tope,si se añaden a los 650m3/s que bajan ahora por el Ebro en Logroño la riada es inevitable. Conclusión: HACEN FALTA MAS EMBALSES EN CABECERA!!!
  • El Ebro31/03/13 00:00
    Entonces, según este artículo sin el azud no habría mosca negra. ¡¡¡ FUERA EL AZUD !!!
  • victor31/03/13 00:00
    Numeró 3: En el año 2007 con casi el doble del caudal,se inundó como en estas riada. Entonces como tiene valor a decir que no hay que dragar el rio? si cualquier día en caudal de verano se inundara todo.
  • alf31/03/13 00:00
    Que sepa el sr Alcalde de Zaragoza que ya hay mosca negra en la rivera del Ebro
  • jesus31/03/13 00:00
    Q tiempos aquellos en los que IU pedía la voladura del azud... Ahora n solo no lo piden,sino q mantienen en la poltrona a quien lo hizo.... Ays...
  • es verdad31/03/13 00:00
    jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaj





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual