Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Patrimonio

El Monasterio de Veruela atrae a 73.000 visitantes este año

Del total anual de visitas, entre un 5 y un 10% son investigadores y especialistas que acuden a este lugar para conocer el espacio donde residieron los hermanos Bécquer.

Europa Press. Zaragoza Actualizada 25/12/2012 a las 16:42
1 Comentarios
Vista del monasterio de Veruela.DPZ

Unas 73.000 personas han visitado este año el Monasterio de Veruela, propiedad de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) y situado en la localidad zaragozana de Vera de Moncayo.

Del total anual de visitas, entre un 5 y un 10 por ciento son investigadores y especialistas que acuden a este lugar para conocer el espacio donde residieron los hermanos Bécquer, el pintor Valeriano y el poeta Gustavo Adolfo.

En declaraciones, el diputado delegado del Monasterio de Veruela de la DPZ, Bernardo Lario, ha explicado que en 2011 se alcanzaron las 61.000 visitas y ahora han aumentado hasta las 73.000, gracias a que "toda la gama cultural" en este enclave ha logrado un éxito "muy importante a lo largo del año", por lo que desde la institución provincial "estamos muy contentos".

Además, Lario ha indicado que en el aumento de visitas al monasterio "se ha notado bastante la apertura de la Catedral de Tarazona", ya que "muchos grupos aprovechan la visita al templo" para acudir después a Veruela y otros puntos de la comarca.

El Monasterio de Veruela "es un lugar emblemático" para la provincia y fundamental "en cualquier ruta histórico-cultural que se desarrolle" en esta zona y forma "un triangulo muy particular" para el turismo junto a Tarazona y su Catedral y el Moncayo.

A los atractivos culturales y medioambientales, se suman "poco a poco" las rutas vinculadas al vino, "que se están intentando enganchar a este triángulo" y, de hecho, Veruela acoge en sus instalaciones el Museo del Vino de la Denominación de Origen Campo de Borja, que está fomentando las visitas a campos de cultivo, bodegas y a este centro en el monasterio.

Interés por los Bécquer

Uno de los elementos que suscitan el interés de los turistas es la presencia de los hermanos Bécquer en el Monasterio de Veruela, dado que "viene gente muy especializada que quiere ver" donde realizaron sus obras. Entre "un 5 y un 10 por ciento" de los visitantes "vienen específicamente" a conocer los detalles de su estancia en este enclave del Moncayo, ha subrayado Bernardo Lario.

De hecho, el monasterio inauguró "hace bastante tiempo" el 'Espacio Bécquer', que en un principio se situó "en lo que pensamos que eran las celdas donde pudo estar Bécquer". No obstante, cuando comenzaron las obras de construcción del parador nacional "se tuvo que trasladar" y esta documentación quedó guardada "sin que la gente la pudiera ver".

Por ello, el nuevo equipo de gobierno habilitó un espacio provisional "hasta que se sitúe en uno definitivo y la exposición se colocó en la antigua cilla, a expensas de que se terminaran las obras del parador". La muestra recoge imágenes y textos de la relación de los hermanos con Veruela y constata "la fama póstuma del poeta y su influencia en la literatura española".

En un futuro, este 'Espacio Bécquer' se ubicará en el Palacio Abacial, donde se habilitará una sala de exposiciones, un cuarto de estudio "y un pequeño archivo", "por si alguien quiere ir a estudiar a Bécquer y se quiere imbuir en el ambiente romántico del Monasterio". Este proyecto se llevará a cabo "en esta legislatura, si podemos", y una escuela taller realizará los trabajos para adecuar el espacio, ha apuntado el diputado provincial.

Los hermanos Bécquer llegaron a Veruela a finales de 1863 y permanecieron hasta octubre de 1864. Su presencia ayudó a promocionar el Monasterio y fue allí donde Gustavo Adolfo creó las nueve cartas 'Desde mi celda', publicadas en el periódico madrileño El Contemporáneo, entre el 3 de mayo y el 6 de octubre de 1864.

Del pintor Valeriano Bécquer y su estancia en la comarca de Tarazona y el Moncayo quedaron, sobre todo, los álbumes 'Expedición de Veruela' y 'Spanish Sketches', así como algunos óleos y grabados que dan cuenta de su vida cotidiana en el Monasterio.


  • José Ramón MIRANDA26/12/12 00:00
    Su presencia (la del poeta y la del pintor) no ayudó a promocionar nada. Gustavo fue a ese lugar por razones de salud y en el viejo monasterio, que estaba abandonado desde la Desamortización de 1836, se alquilaban habitaciones, a la entrada de recinto a la derecha, justo donde el Ateneo de Zaragoza colocó una placa hace unos años.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual