Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

A los mayores de Santa Isabel les gusta hablar

El centro de convivencia del barrio zaragozano ha sido elegido para poner en marcha un proyecto piloto que busca generar encuentros y conversación para acabar con el aislamiento y favorecer el envejecimiento activo.

Algunos de los socios del Centro de Mayores de Santa IsabelCentro de Mayores de Santa Isabel

Paliar el aislamiento y la soledad, fomentar los encuentros cara a cara y generar un envejecimiento activo y saludable son algunos de los objetivos del Plan de Ciudades Amigables con las Personas Mayores que promueve la Oficina del Mayor del Ayuntamiento de Zaragoza. Desde el pasado 6 de noviembre, estas acciones son una realidad en el Centro de Convivencia para Personas Mayores del barrio de Santa Isabel, donde se está desarrollando el proyecto piloto ‘Nos gusta hablar’.

La iniciativa es el primer paso que se ha dado tras los resultados arrojados por un estudio del Grupo de Bioinformación del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, liderado por el doctor Pedro Marijuan. Este grupo estudia el ‘sociotipo’ de los ciudadanos y desvela el número de relaciones personales y cara a cara que debemos mantener cada uno de nosotros para sentirnos sanos y prevenir enfermedades.

En Zaragoza, casi 70.000 personas mayores de 65 años viven solas y un 95% de las llamadas que se reciben en los servicios de teleasistencia se corresponden a necesidades de comunicación, algo que se espera reducir con ‘Nos gusta hablar’. Aunque el centro de mayores elegido para ponerlo en marcha ha sido el de Santa Isabel, la intención es que el servicio sea ampliado progresivamente a los demás espacios de convivencia de la red municipal.

La acogida está siendo “fantástica, estamos todos gratamente sorprendidos”, cuenta María Pérez, directora del centro de Santa Isabel, quien destaca que antes muchos vecinos de barrio “no salían de sus casas y no se arreglaban, pero ahora vienen aquí todas las tardes con mucha ilusión”. El espacio habilitado para desarrollar el proyecto es permanente y de entrada libre, y cada día recibe la visita de una media de 20 mayores. Aunque al principio de la iniciativa eran más mujeres las que se acercaban a conversar, ahora, con el primer mes transcurrido desde la puesta en marcha, “hemos conseguido que los hombres se animen y el grupo es mixto”, explica Pérez.

De lunes a viernes, en horario de 17.00 a 19.00, el espacio está dinamizado por profesionales que programan actividades para hacer más amenas las jornadas. ‘Nos gusta hablar’ parte de una agenda física y abierta situada en el centro de convivencia en la que cada mayor apunta cuándo va a acudir, al mismo tiempo que lee cuándo lo va a hacer el resto de sus compañeros. Una vez finalizados los encuentros, cada participante está invitado a dejar su ‘huella’ en un rollo continuo de papel colocado en una de las paredes, donde puede explicar los temas que han tratado o definir cómo se han sentido.

El espacio también cuenta con un ‘photocall’, donde los mayores cuelgan las fotos que se hacen durante las reuniones, y si algún participante se deja caer por el centro cuando no hay nadie, hay una botella en la depositar mensajes para que otros los lean cuando pasen por allí. Aunque todas las actividades están teniendo buena acogida, Pérez apunta que la más exitosa es la denominada ‘Preguntas sorpresa’, porque da pie a la conversación y “gracias a ella aprenden a respetar el turno de palabra, a escuchar y a no acalorarse”.

El servicio está dirigido fundamentalmente a los socios del centro de convivencia, que son mayores de 60 años, pero la directora insiste en que “está abierto a toda la población”. Dentro de poco, avanza Pérez, “vendrá una representación de la Asociación de Mujeres del barrio, y otro mes está previsto que se acerquen los de la Casa de Juventud”. La intención del proyecto es que sea accesible a toda la ciudadanía porque eso “aumentará la motivación”, prevé la directora del espacio. De este modo, los vecinos podrán darse cuenta de que es posible encontrar conversación interesante con los mayores y ellos aprenderán a socializar no solo con iguales. 

A partir de febrero, la presencia de los dinamizadores será semanal (lunes, de 17.00 a 19.00) y después de mayo quincenal y mensual, hasta que el espacio se autogestione a través de las personas implicadas. Aunque Pérez reconoce que es un “reto”, considera que los participantes “están capacitados para seleccionar por si solos el tema de la semana a tratar o para controlar el tablón, porque se han implicado con la iniciativa desde el principio y cada día su actitud es mejor”.

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo