Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

"Me prohibieron dar el pecho junto a la piscina porque la leche podía contaminar el agua"

Una madre denuncia que en Helios no le dejaron amamantar a su hija cuando estaba sentada fuera de la piscina.

P. Figols. Zaragoza Actualizada 22/06/2017 a las 14:04
Imagen de archivo de una concentración en favor de la lactancia materna.

Belén G. tiene dos hijos (una niña de 3 años y un niño de 9 meses) a los que da el pecho. Amamanta a sus hijos en casa o en espacios públicos, pero la semana pasada no le dejaron hacerlo en la piscina de Helios en Zaragoza. Denuncia que se sintió humillada y que se trata de una decisión "discriminatoria".

"Mi pareja estaba con mis dos hijos en Helios. Yo llegué por la tarde y cuando me vio la niña vino enseguida a tomar el pecho. Estaba sentada dándole el pecho junto a la piscina, fuera del agua, y vino un socorrista y me dijo que no podía hacerlo. Pregunté por qué. Soy socia desde hace cuatro años, doy el pecho habitualmente a mis hijos y nunca me habían dicho nada. Me contestó que no se podía porque la leche podía contaminar el agua. Y me dijo también que no se podía comer en la piscina. Me pareció surrealista e indignante", cuenta Belén.

El incidente ocurrió el jueves pasado en torno a las 19.00 en la zona de playa de la piscina conocida como 'el lago'. Tras la discusión con el socorrista, Belén acudió a las oficinas del club con intención de poner una queja, pero ya estaban cerrando y decidió volver esta semana. "En Helios no hay ningún reglamento sobre dar el pecho. El socorrista me dijo que no hay ninguna normativa concreta sobre este tema, pero que es una decisión que habían tomado los socorristas en una reunión", señala Belén.

"Amamantar es un derecho"

Este lunes ha enviado un escrito a la dirección de Helios. "Somos muchos los madres y padres socios del Centro Natación Helios que nos sentimos discriminados e indignados por un trato discriminatario e injustificado. Por este motivo, les adjunto una serie de argumentos para que el centro se pronuncie al respecto", afirma en su texto.

"Amamantar es una necesidad para el bebé y para la madre y es necesario asegurar el derecho fundamental de los niños y niñas a ser amamantados en cualquier lugar y momento. La Estrategia mundial para la alimentación del lactante y del niño pequeño, que los estados miembros de la OMS y la junta ejecutiva del UNICEF adoptaron en 2002, así lo establece. Por lo tanto, es completamente legal la lactancia materna en cualquier espacio público, considerándose, el no permitir a una mujer amamantar a su hijo en un espacio público, un acto de discriminación", subraya.

Belén también responde a los argumentos del socorrista. "Sobre la posible contaminación del agua, la leche materna no presenta ningún riesgo para la salud del resto de bañistas. La leche materna es antibacteriana y antimicrobiana, y no causa ningún problema. Orina, pelos, sudor, mocos, saliva y materia fecal se encuentran habitualmente en las piscinas. El agua de las piscinas debe llevar un tratamiento adecuado de filtrado y desinfección, según la legislación vigente. La leche materna es, sin lugar a dudas, la cosa por la que menos deberían preocuparse".

"Considero que la norma de no comer alimentos o ingerir líquidos no debe ser aplicada en el caso de la lactancia materna. Esta regla está destinada a aplicarse a cosas tales como alimentos sólidos, té, café, refrescos y similares. La leche materna no es realmente comparable a estos, y no contaminará la piscina de la manera que lo pueden hacer estos otros productos alimenticios. Un bebé que se alimenta a demanda lo hace sin horarios, no tiene pautadas unas tomas establecidas. Además, la leche materna no es solo un alimento para un bebé, también implica contacto físico, cariño, consuelo. Es una manera de confortarlos, como puede ser el uso de chupete, llevar su mejor muñeco encima, un abrazo, etc. ¿También vamos a prohibir eso?", se pregunta esta madre.

"Una polémica artificial"

Desde la dirección del Centro Natación Helios aclaran a Heraldo.es que sí se permite dar el pecho en las instalaciones del centro deportivo. Recuerdan que por normativa no se puede comer en la zona de playas o dentro de los vasos de la piscina, y que por eso se le indicó a esta madre que no podía dar el pecho en ese lugar.

"En este centro se practica de una forma natural la lactancia materna sin ningún tipo de incidencia, por lo que entendemos estamos inmersos en una polémica absolutamente artificial. El socorrista se limitó a aplicar la normativa vigente por la que se prohibe comer o beber en las zonas de baño (vasos y playas). Deducidos los aproximadamente 4.000 metros cuadrados de vasos y playas, Helios cuenta con unos 67.000 metros cuadrados de espacios disponibles donde no existe impedimento alguno para dar el pecho", explican desde la junta directiva.

"Nuestro centro es pionero en embarazo activo, actividad física post parto y fomento de la lactancia materna. En la propia actividad post-parto, no ha habido problema alguno con dar el pecho en el gimnasio, como en ningún otro sitio de nuestro club (salvo en vasos y sus playas)", subrayan.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo