Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Deportes

El bebé, un aliado para recuperar la condición física

En los últimos meses han proliferado en Zaragoza los grupos de actividades deportivas dirigidas para madres con bebés y embarazadas.

Pilar Soro 01/10/2016 a las 06:00
El bebé, un aliado para recuperar la condición física

Quienes las ven se sonríen, miran, preguntan y las animan. Llaman la atención, pues hasta hace unos meses, la escena de un grupo de mamás haciendo ejercicio físico con sus bebés en los carros de paseo no era la imagen más habitual entre las muchas que se pueden contemplar en el Parque Grande José Antonio Labordeta de Zaragoza.

“Los primeros días, la gente pensaba que éramos un grupo de madres manifestándonos por la conciliación”, recuerda Ana Aranda, atleta y monitora titulada de la Escuela del corredor de Running Zaragoza, que coordina y dirige esta actividad desde el pasado mes de mayo.

El objetivo de sus clases pasa por que las madres recuperen la forma tras el embarazo y el parto de una forma muy particular: en compañía de sus bebés e integrando las sillas de paseo en todas las sesiones. La idea devino de la situación personal de la corredora zaragozana. “Cuando me quedé embarazada, empecé a pensar en mi vuelta a los entrenamientos. Al llevar corriendo toda la vida me di cuenta de que tendría que comenzar una etapa de recuperación específica para volver a la rutina, perder peso y estar en forma de nuevo, adaptando mi vida al niño, al deporte y a los horarios”, relata. Así, convirtió su necesidad en una idea que pudiese satisfacer también las demandas de otras mujeres: vio algo parecido en Inglaterra y empezó a investigar sobre cómo adaptar el carro a la actividad física.

Ese es, incide, el punto diferenciador de sus clases. Los bebés van dentro del carro y forman parte de los ejercicios, que se basan en el desplazamiento activo y dinámico en un lugar abierto. El entorno del parque, según la monitora, es “perfecto por el espacio y la cantidad de circuitos que posee, los árboles, subidas y bajadas…”.

Cada sesión es diferente en lo referido a ejercicios, que se adaptan también a las circunstancias de las madres. Además de realizar trabajo aeróbico, ejercitan todos los grupos musculares: calientan y caminan rápido, elevan piernas, van de puntillas, realizan zancadas y sentadillas, ejercicios de abdomen… En definitiva, “son un conjunto de ejercicios que preparan progresivamente a las madres para que puedan volver a realizar la actividad física previa al embarazo”, explica Aranda, que subraya la importancia de fortalecer partes como el suelo pélvico o los abdominales transversos.

Para realizarlas, aunque son rutinas sencillas, es importante que no exista ninguna complicación médica y que, como mínimo, hayan transcurrido seis semanas desde el momento del parto si ha sido natural, y ocho, si ha sido por cesárea. “Trabajamos con fisioterapeutas especializados en recuperación posparto para confirmar que los ejercicios son siempre adecuados”, cuentan desde esta escuela del corredor.

Casi una veintena de madres comenzaron en mayo a asistir semanalmente a estas clases. “Son mamás que están de baja o comenzando a trabajar, que quieren hacer algo para ellas, recuperarse del parto y compartir tiempo con su bebé y con otras personas que están en su misma situación”, manifiesta Ana Aranda, quien también apunta que los hombres son igualmente bienvenidos. Para este curso, la coordinadora del programa ‘En forma con tu bebé’ no descarta formar nuevos grupos en barrios como Parque Venecia o Valdespartera.

"Una necesidad real"

Elena Serrano, licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, trabajaba en un gimnasio de la capital aragonesa cuando comenzó a dar clases a mujeres embarazadas en la piscina. Fue entonces cuando le picó el gusanillo del deporte enfocado a las madres, que le empezaron a preguntar por la posibilidad de llevar a sus pequeños a las sesiones. “Me informé y vi que existía una empresa nacional dedicada a ofrecer clases de gimnasia en las que las mamás podían acudir con los bebés”, cuenta. Se puso en contacto con sus responsables y no se lo pensó dos veces: en marzo, tras realizar varios cursos de formación, comenzó a impartir sus clases como franquiciada de Mamifit.

Guarderías, gimnasios, espacios vecinales o parques, en el verano, son los lugares en los que trabaja esta monitora, que imparte diferentes tipos de clases durante los periodos del antes y el después del parto: para gestantes, dentro y fuera del agua, para madres con bebés, de abdominales hipopresivos y de ejercicios más intensos para mujeres cuyo posparto no es reciente.

Aunque en sus clases predominan las madres que ya han dado a luz, que suelen asistir en torno a un curso escolar, “últimamente existe una mayor demanda de mujeres embarazadas, si bien son grupos más efímeros”. Ahora, son 40 las que se ponen en forma con este método en Zaragoza. Y entre los ejercicios que realizan en algunas de las sesiones están los de glúteo con el bebé en brazos, los circuitos en los que se sube y baja al niño, los levantamientos de este, las flexiones adaptadas con beso incluido o las pequeñas marchas con el carro de paseo.

“El moverse, algo saludable que también buscan las madres, tiene muchos beneficios. Más allá de la forma física, las cuestiones relacionadas con la circulación o la postura del cuerpo, sirve para mejorar el estado de ánimo y convivir con otras madres”, indica Serrano, que recuerda la concienciación que existe actualmente sobre la práctica deportiva, también durante los periodos de gestación y posparto en las mujeres. Esta opinión es compartida por Aranda, quien recuerda que, hasta hace poco tiempo, las mujeres embarazadas llevaban asociado el lastre de no poder hacer deporte: “Existía un desconocimiento de la práctica deportiva durante estas etapas. Ahora hay mucha más información y más profesionales que demuestran que el ejercicio especializado es muy beneficioso”, explica.
En los últimos meses, la proliferación de estos grupos de actividades dirigidas en la ciudad demuestra, para la atleta y monitora, que existe una necesidad real y una demanda que, vaticina, va a ir en aumento: “Estamos empezando y es un fenómeno reciente, pero tiene una muy buena aceptación que crecerá cuando lleguemos a más público”.

Los centros de educación infantil también se suman
Tras incorporar a su oferta las clases de pilates para embarazadas, las responsables del centro de educación infantil Arqueritos, ubicado en el barrio Arcosur, se preguntaron por qué no implantar también una actividad dirigida a las madres tras el nacimiento de sus bebés. Así surgió lo que llaman ‘baby pump’, “una clase de pilates en la que se integra al bebé y las participantes realizan ejercicios con él”, detalla Vanessa García, una de las socias del centro en el que se impartirán desde octubre ambas clases.

“Queríamos aportar nuevos servicios al barrio y que las madres tuviesen más opciones en las que poder invertir su tiempo. Es un modo de que puedan ponerse en forma reforzando a la vez el vínculo con sus hijos”, explican desde el centro. Por el momento, ya han registrado las primeras matrículas y reconocen que la acogida les ha sorprendido positivamente: “Realizamos una clase de muestra y nos llamó mucho la atención el interés de los vecinos. En otras actividades no suele haber tanta participación, pero se nota que Arcosur es un barrio joven con numerosas madres embarazadas”, concluyen.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual