Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fiestas del Pilar

Los floristas protestarán contra el "afán recaudatorio" de la tasa de la Ofrenda

El colectivo está "muy disgustado", confirma que hay empresas que no saldrán y asegura que la facturación de muchos establecimientos se resentirá por los cambios.

Jorge Lisbona. Zaragoza. Actualizada 29/09/2016 a las 11:26
Los funcionarios de Parques y Jardines no lucirán este año trajes regionales.José Miguel Marc

Se hace "por afán recaudatorio". Los floristas de Aragón están "muy disgustados" por el cobro de 500 euros más IVA a aquellas marcas comerciales que quieran colocar arreglos con sus logotipos en el manto de la Virgen, decisión que repercutirá directamente en su facturación. Rubén Cebollero, presidente del colectivo, confirma que hasta la fecha se han perdido "diez trabajos" en un total de cinco establecimientos. "Hay un gran banco y una gran empresa que este año no saldrán", dijo.

Representantes de la asociación asistirán este viernes al pleno y anuncian protestas contra la medida. Aseguran que "no es justa", ya que muchos son "establecimientos familiares". "Estamos en contra. Solo perder una cesta de 300 o 400 euros ya hace daño", admitió Cebollero. Él, por ejemplo, ingresará unos 700 menos.

Critica que el gobierno de Zaragoza en Común haya tomado esta decisión sin contar con ellos y augura que perderán multitud de encargos, ya sea de pequeño o gran tamaño. Prevén vender menos escudos, tapices... El problema es que algunos ya se habían empezado a preparar y que ese coste, en caso de haberlo, saldrá del bolsillo de los floristas. Limitar el tamaño a centros de 50 centímetros por 50 centímetros "dificultará el trabajo", ya que hacer legibles ciertos nombres o logotipos en ese espacio resulta "prácticamente imposible".

Cebollero rechaza las formas, ya que el sector se enteró de los cambios"a través de la prensa". Que se suprima el concurso de arreglos florales es otro mazazo. "Estaba muy bien, la gente se esforzaba por lucir ramos más trabajados", apuntó. Atribuir esta decisión a motivos económicos le parece "ridículo", ya que el premio era testimonial y el jurado "no cobraba nada". "No era gasto", añadió.
 

Una normativa consensuada

La agrupación es partidaria de impulsar una regulación al respecto siempre que se redacte "con tiempo y consenso". Este año, los 500 euros "echarán para atrás" a muchas compañías y a menos encargos habrá "menos facturación". Aunque la previsión es que los próximos días vayan "bien dentro de lo malo", la asociación no espera que el problema se resuelva.Está previsto que los floristas muestren su malestar públicamente en los próximos días y semanas, aunque aún es pronto para concretar acciones más allá de la asistencia al pleno.


Pese a todo, Zaragoza Cultural no ha registrado "ninguna queja" del sector. Fuentes municipales recordaron ayer que esta sociedad "atiende a todo el mundo" y que en caso de que esta medida fuese a perjudicar al pequeño comercio se podría llegar "a un acuerdo".El Consistorio, recalcaron las mismas fuentes, "no pretende crear dificultades".


Cebollero opina que el Ayuntamiento "va a seguir para adelante" pese a la oferta de diálogo. A falta de dos semanas para la Ofrenda, se cree que las empresas que han cancelado sus pedidos no rectificarán.Los floristas no se atreven a vaticinar cuánto caerán sus ingresos, pero el descenso, a tenor de lo ocurrido hasta ahora, podría ser notable.

Al aplicar este reglamento, "aprobado por la anterior corporación", el Consistorio pretende evitar que estas marcas hagan competencia desleal a los patrocinadores oficiales de las fiestas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual