Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

El Ayuntamiento estudiará dejar abiertas cuatro piscinas el próximo septiembre ante las quejas

El concejal de Deportes dice que cada semana adicional con todas las instalaciones en uso costaría 450.000 €

Javier L. Velasco. Zaragoza Actualizada 06/09/2016 a las 21:42
Las instalaciones del Alberto Maestro registraron una alta ocupación el último díaAránzazu Navarro

El fuerte y atípico calor de septiembre ha hecho que muchos zaragozanos hayan lamentado este año el cierre de las piscinas municipales. El domingo, último día en el que los 22 centros municipales abrieron sus puertas, pasaron 17.561 bañistas.

Fue el tercer día con más asistencia del verano. Sin embargo, al día siguiente, es decir ayer, ya no hubo posibilidad de darse un remojón. Por ello, y ante las quejas recibidas, el Ayuntamiento va a estudiar la posibilidad de que de cara a próximos veranos se pueda prolongar una o dos semanas el periodo de piscinas de al menos cuatro instalaciones. El objetivo es que quien quiera apurar el verano durante estos días tenga posibilidad de hacerlo, aunque sea desplazándose a otro barrio.

El concejal de Deportes, Pablo Híjar, dijo que "sin una planificación anterior" resulta "imposible" prolongar el periodo de piscinas sobre la marcha. Hay que tener en cuenta que buena parte del personal que permite que se abran estos centros -seguridad, socorristas, limpieza...- tiene contratos temporales firmados antes del verano con una duración determinada, por lo que no es sencillo prolongarlos solo por unos días.

Además, Híjar señaló que cada semana adicional con todas las instalaciones municipales abiertas costaría 450.000 euros a las arcas municipales. Sobre la posibilidad de retrasar el inicio de la temporada en junio para poder prolongar unos días en septiembre sin un mayor coste, el edil de ZEC dijo que "otros años ha sido al revés, y hemos tenido calor en junio y quejas por que las piscinas no abren antes".

Por eso, de cara a próximos años, se plantea no tocar el periodo regular de piscinas, pero sí dejar la posibilidad de que tres o cuatro instalaciones puedan ampliar el periodo una o dos semanas en función del tiempo. "Sería como un protocolo para activar unas piscinas ‘de guardia’", explicó.

Estos centros de verano son unas de las instalaciones más deficitarias de la ciudad. Todos los años, el Ayuntamiento tiene que poner en torno a 8-9 millones de euros para cubrir las pérdidas que generan. Para que el servicio fuera sostenible económicamente sin aportaciones municipales, las entradas tendrían que ponerse a un precio de 9,6 euros, cuando ahora valen 3,6 entre semana y 2,8 con bono de diez días.
 

Ciudadanos pide más días

El grupo municipal de Ciudadanos se hizo eco ayer del malestar generado por el cierre de las piscinas en plena ola de calor, y solicitó "una oferta más acorde con las peticiones de los usuarios", en palabras de su concejala Cristina García.

"Hay que hacer una evaluación de las fechas de la temporada, quizá haya que abrir más tarde y cerrar más tarde también", dijo la edil de la formación naranja.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual