Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Transporte

¿Qué está permitido y prohibido al circular en bici por Zaragoza?

Resolvemos algunas dudas a la hora de ir en este transporte por la ciudad.

A. Amatriain. Zaragoza 11/08/2016 a las 06:00
Carril bici de Constitución, imagen de archivo.

Por un motivo ecológico, para hacer ejercicio o por evitar las aglomeraciones en el transporte público, son muchos los que se animan a coger la bicicleta y recorrer la ciudad sobre dos ruedas. Sin embargo, tras las últimas modificaciones en 2014 sobre la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas (aprobada por el Consistorio el 29 de junio de 2009), las normas a veces resultan confusas. ¿Puedo cruzar el paso de cebra subido en la bici? ¿Y circular por la calzada?

La norma general dicta que al llegar a un paso de peatones el ciclista debe bajarse de la bici y cruzar andando. Aunque esta es la mejor manera de hacerlo, según la Policía Local de Zaragoza se puede cruzar sobre la bicicleta, siempre y cuando se haga a la misma velocidad que los peatones. Por el contrario, si existe un paso específico para ciclistas, este debe ser utilizado de forma obligatoria.

“Las bicicletas circularán por la calzada. Cuando exista algún tipo de vía ciclista, circularán preferiblemente por ella, pudiendo utilizar la calzada siempre que no circulen a una velocidad anormalmente reducida”, detalla la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas. Esta es otra de las dudas que en ocasiones surge entre los ciclistas.

La ordenanza especifica que el uso de la calzada se deberá hacer siempre por el carril derecho, aunque podrán hacerlo por la izquierda cuando sea necesario hacer un giro en la misma dirección.


Arturo Sancho, uno de los responsables de la Ciclería, considera que el mayor problema a la hora del conocimiento de estas normas son los continuos cambios que se han dado en la normativa: “El Tribunal Supremo ratificó en 2014 la anulación de algunas normas y de la noche a la mañana ya no se podían hacer cosas que antes sí”, explica. Por ejemplo, circular por las aceras, cuya prohibición entró en vigor en 2014 y que a día de hoy puede ser motivo de multas desde 36 hasta 500 euros.


Dicha normativa está sujeta a la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, uno de los principales errores que encuentra Sancho a la hora de regular el uso de las bicicletas: “Se debería crear una normativa homogénea y adecuada para bicicletas puesto que hay cosas que no se adecúan a la circulación con bici”.

¿Debo respetar los semáforos? La respuesta es sí. Igual que los coches o motos, todas las señales de tráfico deben ser respetadas por los ciclistas. “Hay casos como en el paseo de la Independencia donde estaría bien que las bicis no tuviéramos que esperar puesto que no supondría ningún peligro seguir circulando siempre que no se moleste a los peatones”, explica Arturo Sancho.

La normativa recoge 56 artículos que a veces pasan inadvertidos para el conocimiento de los ciclistas. “Mucha gente desconoce las normas y también hay otros que pasan, pero por norma general la concienciación va mejorando”, explica Víctor García, de la Unidad Ciclista de Protección Civil, creada para la vigilancia y ayuda a los ciclistas.

Desde esta Unidad, los fines de semana realizan diferentes rutas para supervisar y ofrecer ayuda mecánica a los usuarios de bicicletas. “Llevamos el material básico para hacer cualquier arreglo en el momento y que el ciclista no se quede tirado. Además, informamos a la gente de si está cometiendo alguna infracción y de cómo deben circular”, explica Víctor García.

Lejos de sancionar o multar, la Unidad Ciclista orienta de lo que se puede y no se puede hacer, como por ejemplo el uso obligatorio del casco para los niños: “Siempre digo que, con casco, un pequeño golpe puede convertirse en anécdota, pero circular sin él puede suponer acabar en el hospital”.

Conducir la bici por los bulevares de la ciudad es otra de las incógnitas de la circulación ciclista. Por un lado, siempre que haya un trazado para bicis debe realizarse por esa zona, como el que se encuentra en la Gran Vía. En el caso del existente en Sagasta hay “mano abierta”, explica Víctor García: “Mientras no se moleste a los peatones o no haya grandes aglomeraciones no debería haber problema”.

Los peatones ocupan la prioridad en la normativa de circulación. Por ello, cuando un carril bici se encuentre entre la calzada y una parada de autobús los ciclistas deberán extremar la precaución. Además, los viandantes también deberán tener en cuenta las condiciones de seguridad, igual que en un paso de cebra.

Tal y como explica la Policía Local de Zaragoza, después de los peatones, que son prioritarios por ser los más vulnerables, tienen prioridad las bicicletas y por último los vehículos. De este modo, cuando la normativa pueda resultar contradictoria se tendrá en cuenta este orden.

Información y multas

La Ciclería organiza una serie de cursos y actividades para el asesoramiento de los ciclistas, dudas en la normativa o aprendizaje de la mecánica. Unidad Ciclista, desde 2002, realiza cursos, charlas de orientación e incluso ofrece rutas por las que moverse por la ciudad y evitar las sanciones.

Se trata de multas cuya cuantía económica varía en función de la infracción cometida. Según la Policía Local de Zaragoza, circular por las aceras es considerada una falta leve y supone una pena de 36 euros. Si ponen en peligro o riesgo grave la circulación, la multa asciende a 200 euros y si por el contrario se realiza de manera temeraria, alcanzará los 500 euros.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual