Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Medio Ambiente

Zaragoza impulsa un proyecto a gran escala para convertir sus residuos plásticos en gasolina

​Cada año terminan en el vertedero 20.000 toneladas de residuos plásticos no reciclables.

P. P. G. Zaragoza Actualizada 30/05/2016 a las 10:18
Envases de plásticoRUNGROJ YONGRIT

El Ayuntamiento de Zaragoza acaba de dar su visto bueno al desarrollo de un ambicioso proyecto que aspira a reconvertir los residuos plásticos de la ciudad en combustible apto para vehículos.

Esta aprobación por parte del gobierno de Zaragoza permite a la empresa Urbaser invertir cerca de dos millones de euros en la instalación de una nueva planta de transformación de residuos dentro del centro de innovación tecnológica 'Alfonso Maíllo', laboratorio inaugurado hace apenas un año en el Complejo de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ).

No todos los plásticos se pueden reciclar mediante los procesos actuales y aquí no está permitida su valorización energética mediante la incineración así que, según informan desde el Consistorio, cada año acaban en el vertedero unas 20.000 toneladas de deshechos plásticos procedentes de la ciudad de Zaragoza y de otros 61 municipios. Estos plásticos son, según explican, el rechazo del reciclaje, pues han pasado por las líneas de separación del CTRUZ pero han sido deshechados por su composición.

A través de esta nueva planta piloto se pretende aplicar a escala semiindustrial un proceso de transformación que ha resultado exitoso en pequeñas cantidades. Consiste en someter los materiales a varias etapas de fusión y después a la presión y la temperatura suficientes como para romper sus moléculas (craqueo térmico) y reagrupar a continuación las de hidrógeno e hidrocarburos (hidrorreformado catalítico y rectificación).

El proyecto aspira a que la futura planta piloto pueda tratar de esta manera cerca de 30 Kg de deshechos plásticos por hora y transformarlos en hidrocarburos líquidos como gasolina y diesel.

El objetivo a largo plazo, según informan desde el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento, es que los materiales plásticos que ahora terminan en el vertedero puedan ser también valorizados. "Si el proyecto piloto tiene éxito -comentan desde el Consistorio- podría abrirse una nueva vía para utilizar este combustible, por ejemplo, en la flota de recogida de residuos y limpieza que presta servicio a los barrios de origen del residuo y así trabajar en consonancia con las directrices de la economía circular que está impulsando la Unión Europea".

Por otro lado, el Instituto de Nanociencia de Aragón (INA) participa junto a otras instituciones de Cataluña, Francia y el País Vasco en un proyecto de investigación Revalpet, una iniciativa que acaba de conseguir financiación europea (FEDER). Este proyecto tratará de desarrollar materiales innovadores y usará también como materia prima residuos plásticos no reciclables. "El dióxido de titanio que agregan a algunos plásticos dificulta su procesamiento pero si agregamos ciertas nanopartículas podemos favorecer el procesado", explica Silvia Irusta, investigadora del INA y responsable del proyecto Revalpet por parte de la Universidad de Zaragoza.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual