Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Guinea Ecuatorial

El zaragozano que quiso oponerse a Obiang y hoy permanece aislado en Guinea

Gabriel Nsé Obiang, líder del partido Ciudadanos por la Innovación de la excolonia española, permanece retenido en la sede de su formación.

Víctor Millán. Zaragoza Actualizada 18/05/2016 a las 13:34
Etiquetas
Gabriel Nsé, opositor a Obiang

Gabriel Nsé era hasta hace tres años un vecino más de Zaragoza, conocido para la comunidad ecuatoguineana de la ciudad, pero anónimo para la mayoría. Formaba parte de los opositores a Teodoro Obiang que se habían asentado en España hasta que el clima político y la seguridad del país mejorara. En 2014, tras el anuncio de una mesa de diálogo y varios vistos buenos por parte de los observadores internacionales, decidió volver a la antigua colonia española para lanzar su partido, fundado en la capital aragonesa en 2005, de cara a las futuras elecciones.


Casi dos años después, el pasado 24 de abril Teodoro Obiang volvía a ganar las elecciones en Guinea Ecuatorial. Lo hizo consiguiendo prácticamente el 100% de los votos, mientras la sede del nuevo partido del ya candidato a la presidencia Gabriel Nsé, denominado Ciudadanos por la Innovación, permanecía cercada desde tres noches antes con el propio opositor y más de 200 militantes dentro.

“Hubo seis heridos de bala. Nos dispararon gases lacrimógenos al interior de la sede del partido. Era un intento claro por eliminarme”, explica Gabriel Nsé desde Malabo a Heraldo.es, donde sigue recluido en la sede, que fue “atacada” desde las tres de la mañana del 21 de abril durante doce horas.


Según relata, fueron las fuerzas de seguridad guineanas las que ejecutaron el ataque. Un argumento que fue rápidamente desmentido en un comunicado oficial del Gobierno de Obiang, que tras ganar las elecciones, puede convertirse en el gobernante más longevo de la historia moderna, superando los 42 años que estuvo Gadafi en el poder. En el texto emitido por el Gobieno se aseguraba que los hechos se habían restringido “a algunas intervenciones de vigilancia, y control por parte de las fuerzas del orden” después de que varios seguidores del CI hubieran provocado altercados.




Desde la web y las redes sociales del partido los seguidores de Ciudadanos por la Innovación han ido difundiendo distintos vídeos e imágenes donde se puede ver el interior de la sede, que permaneció cercada durante una semana y recibió un segundo asalto días después, sin poder recibir suministros de agua, comida o material sanitario hasta que varios comunicados diplomáticos ayudaron a que se desbloqueara la situación. Primero por parte del Gobierno de Estados Unidos, y un día después, por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores Español.




“Ahora mismo, los militantes que quedaron recluidos pueden entrar y salir con aparente normalidad. Yo sin embargo sigo sin salir al exterior porque seguimos recibiendo amenazas de muerte, y algunos informadores nos han comunicado que existen mercenarios vestidos de civiles en la calle”, señala Nsé, sereno a pesar de la situación que describe.

Su candidatura fue excluida


La candidatura de Nsé fue excluída días antes de los comicios alegando que no tenía arraigo en el país. Una norma que fue introducida por Obiang en la última reforma de la Constitución en 2011, para, en la opinión de muchos observadores internacionales, evitar precisamente la concurrencia de la oposición exiliada. Algo que va en contra a su vez del Decreto de Amnistía firmada por Obiang hace unos años.

“Ha sido una decisión política. Había órdenes explícitas de elimarme, primero sacándome de las elecciones gracias a una Junta Electoral controlada por el Gobierno, y después intentado asesinarme”, relata Nsé, que cree que de no ser por los militantes que acudieron a la sede y se quedaron a dormir, “podría haber habido un baño de sangre”.

Según señala, su partido había crecido mucho en muy poco tiempo. “Tuvimos mítines con más de 10.000 personas. Aquí no hay sondeos como en España, pero pensamos que podríamos haber ganado. Y eso Obiang lo sabía”, describe el líder opositor.

La exclusión del CI no fue el único hecho que propició que Obiang arrasara en unas elecciones que prometían más calidad democrática que las anteriores, pero puestas en cuestión siempre por la Comunidad Internacional desde que en 1991 Guinea Ecuatorial pasara a ser nominativamente una democracia.

El principal partido de la oposición hasta los pasados comicios, Convergencia para la Democracia Social, que tenía 1 de los 100 escaños en la Cámara del Pueblo, decidió no presentar candidato asegurando “irregularidades” en la elaboración del censo electoral. Además, también se denunció que las elecciones habían sido convocadas sin el plazo mínimo recogido en las leyes guineanas.

“Las elecciones al final han sido un fraude. Solo se presentaron algunos independientes y partidos próximos al del Gobierno para enmascarar la situación”, señala el líder del CI, cuyos familiares siguen en Zaragoza, ciudad a la que llegó Nsé en 2001, quien fue teniente coronel en el ejército guineano hasta ser perseguido por opositor.

“Estudié en los años ochenta en la Academia General Militar y he considerado Zaragoza mi ciudad siempre”, relata, quien espera, “pase lo que pase”, que la Comunidad Internacional comience a poner el foco en Guinea Ecuatorial para asegurar elecciones transparentes y libertad política.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual