Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

“La camarera iba casi desnuda y el dueño del bar, lleno de sangre”

Detienen a un hombre tras agredir a su expareja y encerrarla más de cinco horas junto a su jefe en el local donde trabajaban.

Cristina Adán. Zaragoza Actualizada 09/05/2016 a las 15:12
Etiquetas
Una vecina paseaba ayer por la tarde con su perro junto al bar donde se produjo el altercado.G. Mestre

La Policía Nacional detuvo este domingo a un hombre como presunto autor de tres delitos tras agredir a su expareja y al dueño del bar de La Almozara en el que esta trabajaba como camarera cuando trató de mediar por ella. El presunto autor, que había mantenido una relación sentimental con la mujer, se presentó en el establecimiento a primera hora de la mañana, cuando estaban cerrando, y tras golpearles y provocarle a él un corte en la mano con un cuchillo, les quitó los móviles a ambos y los retuvo en el interior de este bar de la calle de Fraga durante al menos cinco horas.

"La madre de la camarera ha acudido a buscar a su hija y ha empezado a gritar socorro y pedir que llamásemos a la policía. La camarera, desde dentro, también pedía auxilio". Unos vecinos del portal que está enfrente del bar fueron los encargados de avisar al 091 de lo que estaba ocurriendo. Según relataron estos testigos, empezaron a escuchar gritos de desesperación y se asomaron a la ventana. La puerta de este bar de copas, La Viejoteca, estaba cerrada con llave, pero la madre sabía que su hija estaba dentro y la oía pedir auxilio.

Un rato después, el presunto agresor, que responde a las iniciales de C. A. G. S. y es de origen colombiano, abrió la puerta del establecimiento y salió corriendo. El dueño del bar y la camarera, por su parte, volvieron a encerrarse en el interior del local por temor a que este regresara.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron varias patrullas de policía y los bomberos, que se encargaron de abrir la puerta del bar. Cuando los agentes entraron en el local se encontraron con un montón de botellas rotas por el suelo. El dueño del bar tenía un corte en la mano y la mujer presentaba distintos golpes por el cuerpo. Ambos fueron trasladados en ambulancia hasta el hospital.

"Cuando salieron, la camarera iba casi desnuda y el dueño del bar estaba lleno de sangre", contaban los vecinos que fueron testigos desde su ventana. Estos aseguraron que el establecimiento lleva tiempo abierto aunque ha cambiado muchas veces de propietarios. "Es un bar de copas y música latina que abre cuando los demás cierran, de madrugada. Es muy ruidoso y conflictivo y provoca muchas molestias", añadieron.

Según fuentes de la Policía Nacional, el presunto agresor, que fue detenido en las inmediaciones del establecimiento del que salió huyendo, pasará a disposición judicial el próximo martes. Está encausado por tres delitos: malos tratos, lesiones y detención ilegal.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual