Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Hogares

Zaragoza presenta un modelo clásico en el reparto de las tareas domésticas

El estudio refleja que el colectivo femenino dedica un 44 % más de tiempo al cuidado del hogar y de las personas.

Efe. Zaragoza Actualizada 04/05/2016 a las 20:14
Presentación del I Estudio sobre la organización social de los cuidados en el municipio de Zaragoza.Ayto. Zaragoza

Zaragoza ha presentado este miércoles un modelo clásico de reparto de tareas, en el que hombres y mujeres asumen como natural la división sexual del trabajo, y aunque el colectivo femenino dedica un 44 % más de tiempo al cuidado del hogar y de las personas, casi la mitad de la población está satisfecha con este reparto.

Así se recoge en el I Estudio sobre la organización social de los cuidados en el municipio de Zaragoza, que supone el inicio del proceso participativo de elaboración del Plan de Igualdad por parte del Ayuntamiento de Zaragoza.

Este estudio se ha elaborado para conocer diferentes componentes cuantitativos y cualitativos que permitan planificar actuaciones políticas orientadas a integrar el cuidado en el discurso público, visibilizar su importancia y transformar su actual organización social hacia un modelo más equitativo, informan fuentes municipales en una nota de prensa con motivo de la presentación de este informe.

El objetivo de la concejala de Educación e Inclusión, Arantza Gracia, es "aumentar en Zaragoza la igualdad entre los géneros, trabajar para incidir en los fundamentos que propiciarán la transformación de nuestra sociedad en una sociedad que responda a las necesidades de las personas, pero no a costa del trabajo invisible de un género".

El informe pone de manifiesto que los cuidados, aquellos trabajos que hacen posible el mantenimiento de la vida y de las personas, han estado históricamente asignados a las mujeres, relegados al ámbito de lo privado-doméstico, invisibilizados y escasa o nulamente valorados.

Uno de los motivos que explican la falta de reconocimiento y valoración de las tareas de cuidados es que, a lo largo de la historia, se han realizado por las mujeres de manera fundamentalmente gratuita.

En el 91 % de los hogares encuestados se señala la necesidad del cuidado del propio hogar. En segundo lugar, y a mucha distancia, se ubican aquellas casas en las que existe cuidado de niños y niñas (14,5 %). Los cuidados de gente mayor se localizan en el 11,1 % de los hogares, y los realizados a personas con diversidad funcional, en el 4 %. 

Los hogares que deben atender a personas con discapacidad son los que proporcionalmente requieren de una mayor inversión de tiempo, ya que un 75 % señala que invierte más de 30 horas semanales. También dedican más de 30 horas semanales al cuidado de personas mayores el 62 % de los hogares con mayores, y el 49 % de los hogares con niños y niñas.

En la esfera privada, son las mujeres las que asumen las principales tareas del hogar con una diferencia amplia del 44 %, aun así, hay conciencia de que las mujeres ya exigen corresponsabilidad en el cuidado.

En la esfera pública, la crisis económica se identifica como factor de dificultad frente a los cuidados y las mujeres manifiestan su dificultad para encontrar trabajos que les permitan responder a los horarios de cuidado de sus descendientes y se evidencian demandas hacia las instituciones públicas, pero no tanto hacia las empresas para que estas flexibilicen sus horarios para facilitar la conciliación. La mitad de mujeres y de hombres opina que no existe ninguna dificultad para poder conciliar la vida laboral y familiar.

En las mujeres, la noción del autocuidado (responsabilidad ante los propios cuidados) está prácticamente ausente del discurso, mientras en el grupo de hombres está presente la idea de cuidarse a uno mismo a través de actividades y ocio propio, al tiempo que existe una cierta animadversión a que otras personas les cuiden.

Los hombres dedican un 11,5 % más al ocio en horas semanales y las mujeres son las que desempeñan en mayor medida el trabajo no remunerado en el hogar, con diferencias de hasta el 26 %. Alrededor de un 30 % de las mujeres entrevistadas se enfrentan cotidianamente a una doble jornada laboral que compaginan con su tiempo de ocio. 

En torno a un 40% de las encuestadas sí que concibe un margen de mejora en términos de posibilidades de conciliación de la vida personal, laboral y familiar. Son las mujeres las que en un 8,9 % más que los hombres consideran que requieren de algo o de mucha ayuda para conciliar.

El malestar en el caso de los cuidados ejercidos por mujeres está marcado por la falta de reconocimiento y de orientación por parte de las personas cuidadas.

De los resultados de la encuesta se desprende la dificultad de identificar un perfil de persona vulnerable en la cuestión de los cuidados, aunque destacan las madres solas, las mujeres adultas que se ocupan de sus padres y las familias con miembros con diversidad funcional.

El estudio pone en evidencia que el soporte que las instituciones ha dado a través de los servicios públicos para el sostenimiento de la vida en sus diferentes facetas, ha ido cubriendo necesidades de cuidados que anteriormente eran suplidas por el entorno familiar más próximo.

 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual