Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Economía

150 millones de prospectos se imprimen cada año en Zaragoza

Dos empresas locales surten desde hace años a la filial de Teva Pharma ubicada en la capital aragonesa.

27/03/2016 a las 06:00
En Zaragoza se imprimen 150 millones de prospectos cada año


¿Quién se esconde detrás del proceso de fabricación de las decenas de prospectos que cada año pasan por nuestras manos? Se trata de una información habitual y necesaria en cualquier hogar del mundo y que todos hemos utilizado alguna vez, sin embargo suele pasar desapercibido para la mayoría de las personas.

Cada año se imprimen en Zaragoza en torno a 150 millones de prospectos para el laboratorio Teva Pharma, especializado en el desarrollo, la producción y la comercialización de medicamentos genéricos a nivel internacional. En la actualidad cuentan con unos 150 productos en cartera y producen más de 30 moléculas en la capital aragonesa, que se distribuyen entre España, Europa y Sudamérica.

Cada mes imprimen en torno a 13 millones de prospectos en dos pequeñas empresas ubicadas en Zaragoza: Gorfisa y Gistel. “Se trata de un producto muy sensible, y la calidad y la seguridad son claves en este proceso”, asegura Guillermo Rodríguez, de Teva Pharma. Estos pequeños manuales parten del Departamento de creación y diseño del laboratorio donde un equipo de unas 20 personas –repartidas entre Madrid y Zaragoza- prepara rigurosamente los contenidos. “Son unos textos muy reglamentados que nos envían desde cada una de nuestras filiales del país correspondiente”, explica Rodríguez. Español, inglés, francés, alemán, ruso, estonio, húngaro… y hasta 60 idiomas distintos.

Una vez finalizado el diseño, el prospecto pasa a la fase de impresión caracterizada por un riguroso sistema de control y calidad en ambas imprentas zaragozanas donde el proceso es muy similar en cada caso. “Se trata de un trabajo complejo y minucioso en el que no puede fallar nada. En cada fase realizamos numerosas pruebas y prototipos, y una verificación cada cierto número de cajas para garantizar que todo sale perfecto”, asegura Rafael Gordún, gerente de Gorfisa, empresa que lleva más de diez años dedicada a este servicio. Casi la mitad de su plantilla se dedica íntegramente a esta labor -cinco trabajadores- en sus distintas fases: preimpresión, impresión, guillotinado y plegado.

Otro factor a tener en cuenta es la materia prima. “Es un papel muy delicado al que le afecta el tiempo, la humedad… es un material que parece que está vivo”, explica Antonio Adán, encargado de producción del taller de artes gráficas Gistel donde la impresión de prospectos es “la principal dedicación”.

Además, cada prospecto lleva una serie de códigos y marcas que sirven para verificar su calidad e identificarlos en cada momento, se trata de una tarea que requiere de una “constante actualización”. “Este trabajo conlleva una gran responsabilidad, una vez que el prospecto llega a la calle el no hacer bien tú trabajo puede tener consecuencias muy graves”, añade Adán. Una vez plegados y empaquetados, los prospectos regresan a la fábrica donde son introducidos en las cajas correspondientes.
 

El debate de la simplificación

Tradicionalmente, el prospecto farmacéutico ha sido considerado por los usuarios como un manual “complejo” debido al carácter delicado y en ocasiones “excesivamente técnico” de la información que recoge, todo esto en un espacio muy reducido y con letra pequeña. “A pesar de que hemos avanzado y cada vez son documentos de lectura más comprensible, nos encontramos ante sábanas que ofrecen un exceso de información y que les hacen perder utilidad”, explica José Ángel Oliván, presidente de la Unión de Consumidores de Aragón (UCA).

Desde las asociaciones de consumidores se aboga por “una mayor simplificación y concreción” y se destaca la importancia del papel del personal sanitario. “En un prospecto aparecen las dosis generales pero cada caso es distinto y hay que tener en cuenta las valoraciones del médico”, añade Oliván. Sin embargo, el presidente de UCA asegura que se trata de un debate con fecha de caducidad, cuya posible solución radica en la evolución de la “información electrónica”.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo