Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Noticias: Vivienda - Inmobiliaria

Zaragoza

Una familia okupa, absuelta en un juicio por su "situación de necesidad"

El juzgado de lo Penal nº 7 de Zaragoza dicta una sentencia inusual en apoyo a una familia sin recursos.

P. Figols. Zaragoza 23/03/2016 a las 06:00
Dormitorio de la vivienda ocupada, en el Arrabal.P. F.


A., P. y sus cuatro hijos (el pequeño de menos de un mes) viven en un piso que ocuparon en el Arrabal hace más de un año. "No teníamos otro sitio donde ir", aseguran. Su historia es la de muchas otras familias víctimas de la crisis en Zaragoza. En esta situación, el propietario suele denunciar a los ocupas, el procedimiento judicial se pone en marcha y suele acabar en juicio, multa y desahucio. Pero en este caso la historia ha tenido un final diferente y sorprendente. Y, de momento, feliz.

La empresa inmobiliaria Buildingcenter, propiedad de la Caixa, denunció a la pareja en febrero de 2015. Después, en octubre la empresa les hizo un alquiler social de 150 euros al mes, pero no retiró la denuncia. El juicio se celebró el pasado 17 de marzo en el juzgado de lo Penal número 7 de Zaragoza. A. y P. se enfrentaban a una multa de 1.080 euros cada uno por un delito de usurpación (ocupación) o a 90 días de prisión (si no hubieran podido pagar la multa). Y fueron absueltos. Los dos tienen 30 años, no tienen estudios ni trabajo, y viven de las ayudas sociales.

"Lo normal hubiera sido que los condenaran a pagar la multa, aunque no sé cómo la hubieran podido pagar. Otros casos se han resuelto con penas de prisión. Yo pedí su absolución alegando 'estado de necesidad' para justificar la ocupación. Se estima en muy pocos casos. Hay que acreditar al 100% que no tenían otra opción cuando ocuparon la vivienda. Presentamos la documentación, pero sinceramente no pensaba que fueran a ser absueltos. Fue una sorpresa muy agradable", afirma el abogado Alfredo Herranz, a quien le tocó este caso por el turno de oficio.

El juicio fue un poco "surrealista", reconoce el abogado de la pareja. Antes de empezar la sesión, el abogado de la acusación le dijo al juez que no quería que los condenaran. A y P declararon con sus dos hijos pequeños en brazos (de dos años y un mes). Los otros dos (de 9 y 7 años) estaban en el colegio. Finalmente, la jueza les absolvió.

"Algo dentro de ti sabe que no es normal. Y acabas tomando conciencia de cómo a veces los abogados comunes conseguimos cosas. No se trata de que una familia con graves dificultades económicas se haya librado de una multa. Sino de que no se ha criminalizado una conducta de subsistencia. Que no ha habido una condena a todas luces inmoral e injusta, pero que hubiera sido técnicamente legal y correcta", reflexiona Alfredo Herranz en su blog personal.

"Muy contentos"


A. y P. estaban "muy contentos", aunque sin entender aún muy bien lo que había pasado. "Solo queremos lo mejor para nuestros hijos. Entramos a vivir aquí porque no teníamos otro sitio. La necesidad apura. Sin quererlo nos vimos en una situación complicada", afirma A., que lleva más de dos años sin trabajar salvo un empleo puntual de unos días.


Hace unos años sí tuvieron trabajos más o menos estables: ella, de cajera y él, en la construcción o la venta ambulante. "Ahora no hay nada, ni la venta. Las grandes superficies venden los calcetines más baratos de lo que puedo conseguirlos yo", señala el padre.

Llegaron a este piso del Arrabal por indicaciones de un conocido. Antes vivían en un piso de un familiar en la avenida de Cataluña, pero no podían seguir allí más tiempo. En su calle conocen a más familias que han ocupado sus viviendas y varios también han llegado a acuerdos de alquiler social con la propiedad.

Ahora, tras el juicio, respiran un poco más tranquilos aunque su futuro sigue siendo incierto. Desde hace dos meses cobran el IAI (620 euros) y tienen el alquiler garantizado hasta el próximo mes de octubre. ¿Después? No saben.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo