Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Caso La Muela

La Fiscalía rebaja en 81 años las penas del caso La Muela pero Pinilla queda fuera de los pactos

La exalcaldesa rompió in extremis su acuerdo y se enfrenta a una condena de 35 años de prisión. Los tres hijos y la hermana de la exregidora también negociaron y evitarán el ingreso en Zuera.

Miguel Ángel Coloma. Zaragoza Actualizada 09/03/2016 a las 11:24

La Fiscalía Anticorrupción de Zaragoza presentará hoy al tribunal del caso La Muela sus calificaciones definitivas, en las que va a incluir una sustancial rebaja de las penas de prisión que solicitaba inicialmente para los 41 acusados.De hecho, según ha podido saber HERALDO, antes sumaban siglo y medio y ahora ni siquiera alcanzarán los 70 años.Los más beneficiados de este recorte van a ser todos aquellos encausados que reconocieron toda o parte de su culpa durante el juicio, contribuyendo así a apuntalar los cargos que pesan sobre la exalcaldesa y principal imputada María Victoria Pinilla. Porque esta rompió in extremis el pacto que había alcanzado con el ministerio público y ni siquiera quiso prestar declaración durante la vista. Circunstancia que va a llevar hoy a la Fiscalía a mantener la petición de 35 años de cárcel para ella.

Quienes sí han sabido negociar sus condenas han sido el resto de acusados del clan Pinilla: empezando por el exmarido de la exregidora, Antonio Embarba, quien se enfrentaba a once años y medio de cárcel y para el que hoy no se pedirán más que tres. También se han beneficiado de los acuerdos los tres hijos del matrimonio –Víctor, Juan Antonio y Jorge–, así como la hermana de María Victoria Pinilla, Dolores. Para convencer a la Fiscalía, la familia tuvo que depositar una importante cantidad de dinero y comprometerse a contribuir al pago de la importante indemnización que –en caso de condena– pudiera recaer sobre la matriarca. Cabe recordar que la acusación pública le exige el pago de más de 3,5 millones en concepto de responsabilidad civil y casi 25 millones en multas.

Los que también llegaron al juicio con un arreglo fueron otros dos de los principales encausados. Por un lado, el dueño de la empresa Aranade y gestor del urbanismo en La Muela, Julián de Miguel, y por otro, el conseguidor Carmelo Aured (actualmente en prisión por una pieza separada de la Operación Molinos). El primero ha logrado la rebaja de pena más significativa, ya que se enfrentaba a una petición de 26 años de prisión y hoy tan solo le exigirán 7 años y diez meses. También ha conseguido que el ministerio público reduzca en seis meses la condena que solicitaba para sus dos hijos, Julio y David. Parece poco, pero es lo suficiente para evitarles el ingreso en Zuera. En su caso, para arreglarse con la Fiscalía, Julio de Miguel, que ya tiene todo embargado, tuvo que depositar otros 600.000 euros.Debió reconocer también durante el juicio que ‘agradeció’ a Pinilla la confianza depositada en él con regalos que costaron varios millones de euros.

La rebaja en la condena de Carmelo Aured tampoco es pequeña: de 22 a 13 años. Como tampoco lo es la que han conseguido el arquitecto municipal, Antonio Francisco Núñez (de 20 a 4 años), o el secretario de La Muela, Luis Ruiz Martínez (de 15 a 5 años).

A falta de que se conozca hoy cómo quedan los escritos de calificación del resto de acusaciones (Abogacía del Estado, DGA y Ayuntamiento de La Muela), parece que de la larga lista de encausados de esta macrocausa solo 14 podrían acabar en la cárcel en caso de condena (ya que la Fiscalía pide para ellos condenas superiores a los dos años).

Hay tres acusados que ya han conseguido que se les retiren los cargos: Antonio Víctor Royo, Luis Alberto París y José Fernández.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual