Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Gastronomía

Gastronomía
Gastronomía

¿Un churro de ternasco y vino tinto? ¿o de arroz con leche?

'Alta Churrería Gourmet' ofrece churros de diferentes sabores y hasta colores.

M. S. Z. Zaragoza 19/02/2016 a las 06:00
'Alta Churrería Gourmet' ofrece churros rellenos -salados y dulces- y también de colores.


La innovación es el objetivo de los nuevos negocios. Por ello, el zaragozano José Gabriel Mulet no ha dudado en crear un nuevo concepto de churro. Si las porras rellenas de crema o los churros cubiertos de chocolate le parecían originales, ahora los churros tienen coberturas con sabor a fresa, mango o melón y de diferentes colores. Esta ha sido la última innovación de 'Alta Churrería Gourmet', que hace casi dos meses abrió sus puertas entre los barrios de Las Fuentes y San José. “Intentamos innovar cada día para conseguir sorprender a nuestros clientes y que vayan probando nuevos sabores”, explica Mulet.

Este zaragozano, que se ha dedicado a la hostelería toda la vida, empezó a trabajar en esta idea hace unos dos años. “Tenía una red de distribución de repostería para el sector hostelero, pero cuando la competencia rebajó los precios, me di cuenta de que el negocio iba a dejar de ser rentable”, sostiene. En ese momento, comenzó a diseñar este proyecto con la idea de trasladarse a Londres, pero finalmente montó la churrería en su tierra natal.

“Quería fusionar la cocina tradicional con la 'gourmet', por eso decidí realizar diferentes pruebas de churros con otros sabores, tanto dulces como salados”, afirma Mulet. De ese modo, poco a poco fue creando la variedad de productos que hay en su carta. “Iba probando mezclas gracias a mi experiencia en el sector y elegía los que más me impactaba, ahora con la clientela voy aprendiendo cuáles son los que más gustan y los que menos”, recalca. Para lograrlo se basó en sus años en los que recorría todas las ferias del país y también en sus viajes a Latinoamérica. “La idea era atraer a la gente más joven y conseguir un producto que se pudiera tomar tanto por la mañana como al mediodía o por la tarde”, señala.

A día de hoy, tiene una extensa carta de churros rellenos, entre los que destaca el más aragonés: ternasco con patata y vino tinto. También hay otras opciones como el de txangurro con aguacate, el de queso de cabra con tomate rosa y albahaca y el de bonito con piquillo y Philadelphia. En el caso de los dulces, el de 'nutella' es el gran protagonista. “Es el que más gusta, tanto el que está solo como el que está cubierto de chocolate blanco”, subraya. Del mismo modo, tienen gran aceptación el de chocolate con piña, arroz con leche y chocolate blanco crujiente. Además, los más tradicionales pueden tomar churros y porras sin añadidos y un chocolate caliente.

Pero la oferta no se termina con los churros. Los buñuelos también tienen sabores especiales. “Los hacemos como en Valencia -que tienen forma de rosquilla- porque la masa es más esponjosa”, explica Mulet. Después, se les inyecta el sabor que le interesa a cada cliente. Calabaza, higo, plátano y kiwi son algunas de las posibilidades. “A la gente le está gustando mucho la propuesta, e incluso, vienen de otros barrios porque se enteran a través de las redes sociales. Además, se pueden preparar para llevar y degustarlos en casa”, destaca.


Próximas aperturas

Tras el éxito cosechado en estas primeras semanas, este zaragozano tiene en mente la ampliación del negocio. “Desde el primer momento pensé en crear una red de churrerías que compartieran la oferta y el estilismo, por eso, a la hora de idear la decoración aposté por colores llamativos”, explica. En estos momentos, está buscando algún local por el centro de la ciudad para abrir su segunda churrería. “La idea es que para primavera pueda estar funcionando”, puntualiza. Posteriormente, su intención es ir ampliando tanto la oferta -con nuevas creaciones- como los locales.

 

Los churros, una oferta al alza

Como ocurriera con el paso de las magdalenas a las 'cupcakes', los churros han comenzado a evolucionar y hacerse más sofisticados. El ejemplo de 'Alta Churrería Gourmet' no es único, pero pertenece a un reducido grupo de innovadores en el mundo de la repostería. 'Comaxurros' en Barcelona también ofrece varios sabores -tanto dulces como salados- y originales presentaciones. Ejemplo de ello es el plato de churros con ketchup y mayonesa, como si fueran unas patatas bravas. La churrería 'Los calentitos', ubicada en Huelva, también realiza sus pinitos en el mundo del churro, pero solamente se dedica al dulce.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo