Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Las 71 detenciones del estafador zaragozano más tenaz

Ha sido denunciado por hurtos, estafas y usurpaciones de identidad, entre otros delitos.

A. Maluenda. Zaragoza 27/09/2016 a las 06:00
Documentos incautados al zaragozano el pasado mes de abril

La lección no siempre se aprende a la primera. Algunas personas yerran dos, tres o cuatro veces hasta que se dan cuenta de que el camino que siguen no es el correcto. Otras necesitan algún aviso más y un último grupo parece seguir en sus trece pese a caer una y otra vez en el mismo error. Es el caso del zaragozano D. G. G., quien a sus 38 años acumula a sus espaldas un historial delictivo que ni mucho menos cabe en un solo folio.

Este viejo conocido por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado ha sido detenido "en hasta 71 ocasiones por delitos en distintos puntos", según fuentes policiales. El último de los múltiples arrestos se produjo en la noche del lunes de la pasada semana y tuvo lugar en la localidad navarra de Zizur, cuando agentes de la Policía Local de este municipio lo reconocieron en el interior de un vehículo. Sobre él pesaba una orden de búsqueda, ya que debía personarse en un juzgado de Haro (La Rioja) para comparecer por un delito de estafa. Sus antecedentes, casi infinitos, lo convierten en un objetivo reconocible para los funcionarios, que en el momento comprobaron en la base de datos la requisitoria judicial.

El zaragozano lleva años moviéndose por su provincia natal y por comunidades vecinas como Navarra o La Rioja. El lunes, en el momento de su detención, fue entregado a la Policía Foral para después ingresar en prisión. En su hoja de 'servicios' constan continuos presuntos delitos por robos, estafas y usurpaciones de la identidad y del estado civil.

Se le ha acusado de contratar servicios financieros, dar de alta líneas telefónicas o alquilar coches a nombre de terceros, pero también de cometer pequeños hurtos, como uno realizado en un punto limpio de la capital aragonesa. También se enfrenta a delitos contra el patrimonio o por revelación de secretos.

La última trama delictiva de empaque protagonizada por este 'súperreincidente' fue interrumpida por la Guardia Civil el pasado mes de marzo. D. G. G., junto a su madre (de 58 años) y su pareja (de 29), había organizado una red criminal dedicada a perpetrar robos, hurtos, estafas y amenazas. Operaban en Madrid, Zaragoza, La Rioja y Navarra. En la operación, denominada 'Marquesado' por la Benemérita, se esclarecieron un total de 50 hechos delictivos.

Los tres acusados y otros dos colaboradores (de nacionalidad rumana) formaban un grupo "muy activo y organizado, teniendo repartidas las funciones". Al registrar su domicilio zaragozano, los agentes se incautaron de gran cantidad de documentos de identidad, correspondencia ajena, tarjetas de crédito, permisos de conducir, libretas bancarias, contratos y facturas. Toda esta documentación pertenecía a terceras personas y era utilizada para acometer estafas mediante la usurpación de identidades. También se intervinieron objetos procedentes de hurtos, sobre todo de tipo informático.

La operación se inició tras una denuncia recibida en diciembre del pasado año en Buñuel (Navarra), en la que un vecino comunicaba que habían forzado la cerradura de su coche y le habían sustraído una cartera con documentación, así como su GPS. El denunciante afirmó que se habían sacado de su cuenta diversas cantidades sin su permiso y que se habían contratado dos líneas de móvil. También se había solicitado un préstamo personal en una entidad financiera... una práctica nada extraña para el reincidente zaragozano.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual