Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Muere un vecino de Calatayud tras pelearse con el padre de un compañero de clase de su hijo

La disputa comenzó tras una discusión de sus hijos cuando jugaban a fútbol en el parque. La víctima padecía del corazón, pero la autopsia habla de un traumatismo y una hemorragia cerebral.

Heraldo. Zaragoza Actualizada 03/05/2016 a las 16:18
Etiquetas
La víctima cayó desplomada en la plaza de San Juan el Viejo.Mancipe

Una discusión por las rencillas que tenían sus respectivos hijos en el colegio parece ser el origen del enfrentamiento que el pasado sábado, día 30 de abril, mantuvieron dos padres en Calatayud y que ha acabado con uno de ellos muerto y con el otro encausado como presunto autor de un delito de homicidio. Según la Policía Nacional, una discusión entre los dos menores en un parque donde jugaban al fútbol acabó con el enfrentamiento de sus padres, uno de los cuales propinó golpes al otro.

Según las primeras pesquisas, la discusión se produjo sobre las 19.00 en la calle Barranco de Soria, pero no fue allí donde cayó muerto Juan Antonio Aranda Moreno, de 52 años. "Tras la discusión, el agredido, junto a su esposa y su hijo, se marcharon del lugar apresuradamente, siendo alcanzados a unos 200 metros del parque, donde el agresor llegó con su vehículo. Fue allí donde el agresor nuevamente lo abordó y propinó varios golpes a la víctima", asegura el relato policial.

Una ambulancia del 061 acudió enseguida a socorrer al bilbilitano, al que encontraron en parada cardiorrespiratoria. Los sanitarios estuvieron bastante tiempo practicándole maniobras de reanimación, pero sus ímprobos esfuerzos no sirvieron para salvarle la vida. Como el hombre tenía problemas de corazón, lo primero que se pensó es que la discusión podía haberle alterado y provocado un infarto. Sin embargo, al practicar la autopsia al cadáver en el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), los forenses descubrieron que Juan Antonio Aranda presentaba varios hematomas en la cabeza "causados probablemente por un traumatismo" y que la causa de la muerte había sido una hemorragia cerebral.

Según el atestado elaborado en la comisaría de la Policía Nacional en Calatayud, el hombre con el que se enfrentó la víctima es Jesús L. M., de 37 años y al que apodan ‘Starky’. Los agentes fueron informados de lo ocurrido a las 19.15 por una patrulla de la Policía Local, pero no fue hasta media hora más tarde cuando supieron que el presunto agresor se hallaba en urgencias del hospital. Al parecer, fue su propio abogado, José Cabrejas, quien llamó a comisaría para contarles que su cliente estaba siendo atendido de unas lesiones y que en cuanto le curaran se entregaría.

Pero, sabedora ya de la muerte de Juan Antonio Aranda, la Policía prefirió enviar una patrulla en su búsqueda para que lo trasladara a comisaría y prestara declaración por estos hechos.

Antes de interrogar al sospechoso, los encargados de la investigación hablaron con la compañera sentimental del fallecido, quien había presenciado la agresión y le acompañaba cuando se desplomó en plena calle. Según reflejan los funcionarios en su atestado, esta les contó que ‘Starky’ –como ella misma identificó al presunto agresor– propinó varios golpes a su pareja. Y lo hizo, explicó, pese a que ella le advirtió de que tenía problemas de corazón.

Un hermano, también detenido

Además de a Jesús L. M., la Policía detuvo también a un hermano de este por su presunta participación en los hechos. Pero los investigadores supieron más tarde que este hombre, aunque se encontraba en la calle Barranco de Soria cuando se produjo la pelea, en ningún momento participó en la misma. Ello hizo que fuera puesto en libertad y escuchado en declaración, pero únicamente en calidad de testigo.

Jesús L. M. mantiene que fue a buscar a la víctima para preguntarle por qué había amenazado a su hijo, pero asegura que nunca fue su intención lesionarlo o mucho menos matarlo.Pese a ello, basándose en el testimonio de la mujer del fallecido y en el avance de la autopsia, la Policía decidió detenerle como presunto autor de un delito de homicidio doloso (que no imprudente). Y con estos cargos fue puesto ayer a disposición de la jueza, quien tras escuchar al sospechoso consideró conveniente dejarlo en libertad provisional.

Según ha podido saber HERALDO, en la declaración del arrestado no estuvo presente la Fiscalía, por lo que nadie pudo pedir la medida de prisión provisional. De hecho, tal y como pedía el abogado de la defensa, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 decretó la puesta en libertad del sospechoso sin fianza y con la única obligación de comparecer en el juzgado cuantas veces sea requerido.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual