Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Patrimonio

La emblemática torre mudéjar de Calatayud se prepara para abrir al público

La colegiata se cerró en 2010 por riesgo de desprendimientos. Fue el primer edificio aragonés considerado Monumento Nacional.

Paula Per Boleas. Zaragoza Actualizada 09/01/2016 a las 11:42
Etiquetas

La torre mudéjar de la Colegiata de Santa María la Mayor de Calatayud (Zaragoza), declarada en 2001 Patrimonio de la Humanidad, se prepara para su apertura al público, una vez que concluyan las obras de mejora en su interior para garantizar la seguridad de los visitantes.

La torre, del siglo XVI, mide 68 metros de altura y se considera el mejor campanario mudéjar renacentista de Aragón.

La Colegiata de Calatayud, en la cual se sitúa esta torre, tuvo que cerrarse al público en 2010 por riesgo de desprendimientos, pero la idea es que esta también vuelva a abrir sus puertas en un futuro.

El concejal de Cultura de Calatayud, José Manuel Gimeno, ha explicado que aunque la colegiata se encuentre en obras de mejora, el acceso a la torre se hace por un claustro independiente, por lo que el acceso a ésta es seguro.

Además, ha añadido, se trata de una torre con gran valor por lo que abrirla a los visitante resultará muy interesante para la ciudad, y supondrá también una "buena posibilidad para dar a conocer el patrimonio mudéjar".

Una empresa ya ha diseñado un proyecto que permitirá mejorar la seguridad de la torre y hacerla más accesible para los turistas.
Con este proyecto se pretende instalar la señalización necesaria, una barandilla en su escalera de caracol, mejorar la iluminación, instalar vigilancia o vallar todos los huecos donde se sitúan las campanas.

Dicho proyecto, en el cual el Departamento de Cultura del Ayuntamiento de Calatayud lleva trabajando varios meses, está a la espera de ser validado por la Diputación General de Aragón (DGA) y rondaría los 6.000 euros.

Por eso, el concejal ha reconocido que todavía no es posible determinar una fecha de apertura, ya que esto es algo que requiere "diversas gestiones" no solo por parte del Ayuntamiento.

Gracias a su altura, la torre se puede ver desde lejos entre las estrechas calles del casco antiguo de Calatayud, lo que le ha convertido en emblema de la ciudad.

La torre está edificada en distintas etapas, cuya cronología es difícil de determinar, pero se cree que pudieron pasar dos siglos desde su comienzo hasta su terminación (del S.XVI al S.XVIII), sin contar con el chapitel, que data del siglo XVIII.

La torre de planta octogonal tiene encajada en su interior una segunda, que se va estrechando, al igual que la primera, a medida que gana altura.

Exteriormente, en las aristas, cuenta con pilares adosados a su pared a modo de contrafuertes, así como frisos de diversa decoración mural de ladrillo.

Por otro lado, la colegiata de Santa María también destaca por su importancia ya que se convirtió en 1884, en el primer edificio aragonés considerado Monumento Nacional, antes incluso que El Pilar o San Juan de la Peña.

Tanto la torre como la colegiata, conforman un parte importante del patrimonio mudéjar de la ciudad y observar las vistas de esta desde la torre es una posibilidad que ya se encuentra algo más cerca de verse realizada.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual