Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Planta para la obtención de biogás

Una multinacional promueve una planta de biogás en Sarrión que generaría 13 empleos

Con 4 millones de inversión, la empresa Bioenergía lograría combustible a partir de residuos ganaderos y agrícolas.

Luis Rajadel. Teruel Actualizada 30/01/2012 a las 23:10
0 Comentarios
Las instalaciones se levantarían en una parcela del polígono industrial El Real, en la foto.BYKOFOTO/ANTONIO GARCíA

La empresa Bioenergía Agrícola S. L., filial de una sociedad holandesa, promueve la construcción en Sarrión de una planta para la obtención de biogás a partir de residuos ganaderos y agrícolas y su posterior utilización en la generación eléctrica. El proyecto, que generaría en torno a 13 empleos directos e indirectos, supondrá una inversión de 4 o 5 millones de euros.


La localidad de Sarrión, a unos 30 kilómetros de la capital turolense, ya fue elegida en 2008 para desarrollar otro proyecto de biocombustibles que tropezó con un fuerte rechazo vecinal por temor al impacto ambiental y posibles riesgos de seguridad. Finalmente, la fábrica, proyectada por Cannon Power, no salió adelante. La gerente de Bioenergía Agrícola S. L., Isabel Ros, afirma que la tecnología que utilizará su planta no tiene nada que ver con la utilizada para obtener biodiésel. Ros afirmó que el proceso productivo de biogás ni siquiera generará malos olores al desarrollarse en tanques herméticos de hormigón.

El proyecto de Bioenergía Agrícola S. L., sometido a consultas previas por el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga), prevé la utilización de subproductos agropecuarios como materia prima para la obtención de gas. La planta consumiría entre 29.000 y 31.000 toneladas anuales de residuos orgánicos de origen ganadero, agrícola y agroindustrial. Las instalaciones se levantarían en una parcela de entre 1.000 y 2.000 metros cuadrados del polígono industrial El Real.


Conexión a la red


Isabel Ros advirtió, no obstante, de que la construcción de la planta no se iniciará, como pronto, hasta el año 2013. Señaló que a los trámites ambientales pendientes se suma la necesidad de contar con una conexión a la red eléctrica para vender la energía producida. Sin este último requisito el proyecto no resulta viable, aseguró Ros.

El alcalde de Sarrión, Narciso Martín, señaló que el proyecto está todavía en fase inicial de tramitación, pero consideró que se trata de una iniciativa «muy interesante» para la localidad. Aclaró que el número de trabajadores dependerá de la demanda energética. Entre los trámites pendientes, apuntó la autorización para conectarse a la red eléctrica con el objeto de comercializar la producción.

La planta de biogás abastecería de combustible a dos grupos de generación eléctrica de 500 kilovatios cada uno. Como subproducto de la producción de gas se obtendría un residuo que podría utilizarse como abono. La entrada de materias primas se realizará a un ritmo de 100 toneladas diarias, mientras que el fertilizante residual rondará las 90 toneladas al día.

El Inaga impone
, no obstante, a los promotores la obligación de elaborar un completo estudio de impacto ambiental que deberá abordar desde los posibles efectos derivados de los residuos generados, a los olores resultantes del transporte de materiales o del proceso productivo, el control de vertidos, tratamiento de aguas residuales y características del 'digestato' -residuo tras la extracción de gas- y su posible destino como fertilizante.


Inquietud inicial


La concejala de Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Sarrión Ana Blasco admitió cierta prevención con el proyecto ante el temor de que se repita una situación como la de la fallida planta de biocombustibles de Cannon Power. La edil reconoció, no obstante, que aquella iniciativa «no tiene nada que ver» con la planta de Bioenergía Agrícola S. L. En los contactos mantenidos entre la empresa y el Ayuntamiento, la edil defendió que la industria se construya «lo más lejos posible» del pueblo. Advirtió de que estará «vigilante» para que la empresa no ponga en peligro el medioambiente o la seguridad de la población.

Blasco reconoció que, inicialmente, le «preocupó» el desarrollo de un proyecto de biocombustibles en la localidad por su posible impacto en el entorno, aunque matizó que la información recibida apunta a una iniciativa distinta de la impulsada por la empresa Cannon Power hace ahora cuatro años.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual