Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Teruel

Andrés Nolasco: “En Teruel, cuando hay elecciones todo se mueve; luego nos olvidan”

Preside la Asociación de Mayores Santa Emerenciana de la capital, con 3.100 socios. Pide que se agilicen las ayudas a la dependencia y que se haga el nuevo hospital.

M Ángeles Moreno 03/11/2015 a las 06:00
Etiquetas
Andrés Nolasco, en la cafetería del centro de día Santa Emerenciana de la capital turolense.jorge escudero

-¿Qué echan en falta los mayores en Teruel?
-A nuestra edad, más que reclamar cosas, lo que tememos es que los servicios que existen se recorten. No sé si hemos salido de la crisis. Hay quien ha dejado la residencia porque con su pensión tiene que ayudar a sus hijos. Nos preguntamos qué pasará con el centro de día Santa Emerenciana, dependiente de la Administración, del que ahora disfrutamos.


-Las plazas de residencia privada de ancianos en Teruel se han duplicado en los últimos 5 años e incluso se están creando más. ¿Son necesarias tantas?
-Creo que se han convertido más en un negocio que en una necesidad. Y no lo entiendo. Yo personalmente preferiría recibir ayudas para poder quedarme en mi casa. Me impactan los rostros de los ancianos que veo cuando, con la rondalla de la asociación, recorremos los centros.

-¿Los precios son asumibles?
-No.¿Quién puede pagar en este momento 1.200 o 1.300 euros al mes? No digamos ya el matrimonio. Yo creo que la asistencia a la vejez debería plantearse de otra manera. O recibes subvenciones, o el dinero ahorrado desaparece en unos pocos meses.


-La asociación que usted preside acaba de clausurar la XV edición de la Semana del Mayor, llena de actividades. ¿Qué persiguen con este programa?

-Es una forma de dar a conocer a los jubilados las opciones que hay en el centro de día Santa Emerenciana de Teruel. Hay gimnasia, pilates, yoga, rondalla y otras muchas actividades. Los pensionistas tenemos muchas ganas de hacer cosas, pero a veces desconocemos las posibilidades que hay. Recuerdo que la última vez que organizamos una excursión para hacer senderismo tuvimos que poner dos autobuses; uno no bastaba.

-¿Se sienten apoyados por la Administración a la hora de organizar actividades?
-En este país confundimos mucho la política con la prestación o la gestión de los servicios. Si gobierna el PP, los suyos se sienten escuchados y comprendidos, los del PSOE, en cambio, no, y a la inversa. Esa mentalidad no cambiará en nosotros; ojalá la gente joven piense de otra forma.

-¿Todo lo vemos bajo el prisma de la política?
-Efectivamente. Los partidos políticos son necesarios, pero también hay que aprender a mirar más allá y ver si quien gobierna, al margen del partido al que representa, lo hace bien o mal. Pero en España todo se reduce al partidismo.

-La despoblación se está convirtiendo en un lastre para el desarrollo de la provincia. ¿Qué soluciones propondría usted para paliar este problema?
-Tengo 68 años. Yo mismo, con 16 años, emigré de Teruel. El problema no es nuevo. Con la experiencia que me ha dado la vida, creo que mientras las comunicaciones no mejoren, Teruel siempre estará perdiendo población. No es lo mismo abrir una industria en un lugar surcado de carreteras y trenes que en un municipio aislado.

-¿La cuestión es que los jóvenes se van o que no vienen nuevos habitantes?
-Las dos cosas, pero creo que más lo primero. Aquí hay que luchar porque haya una buena universidad, de lo contrario nuestra savia joven seguirá yéndose a otro sitio y eso es muy triste. En Teruel ocurre una cosa y es que muchas veces no apreciamos lo nuestro. Parece que nos guste enviar a nuestros hijos a estudiar fuera. Según qué carreras no se pueden cursar aquí, pero otras sí y no debemos menospreciar lo que tenemos.

-¿Qué lectura hace de los sucesivos retrasos que está sufriendo el inicio de las obras del futuro hospital de Teruel?
-En Teruel, cuando va a haber unas elecciones, todo se mueve, pero terminan esos comicios y nadie se acuerda de nosotros. Todo se esfuma. Antes de que existiera Dinópolis, en ese lugar ya se iba a hacer un hospital, pero no se hizo. Llevamos décadas necesitando un nuevo edificio sanitario, pero nada de nada.

-Todo son promesas.
-Eso, y que somos muy conformistas, muy cómodos, yo el primero. Tendríamos que salir con pancartas a la calle para que se hiciera el hospital que tantas veces nos han prometido.

-¿Qué opina del parón que ha experimentado la concesión de ayudas a la dependencia?
-Que también es una cuestión política. Las ayudas a la dependencia son vitales para muchas personas y si no hay dinero de un sitio tendrán que sacarlo de otro. Esa es una cuestión irrenunciable. De nuevo, los partidos utilizan el tema para captar votos y ya está. Luego, el que tiene un familiar dependiente lo pasa fatal, porque ve que no funcionan.

-¿Cómo es la vida de un jubilado en Teruel? ¿Mejor o peor que en una ciudad más grande?
-Yo prefiero estar jubilado en Teruel. Salgo a la puerta de casa y conozco gente con la que hablar. He vivido en Zaragoza y allí, en la calle, no eres más que un peatón. Volví voluntariamente a Teruel en cuanto pude. Esto es mi vida. Los jubilados aquí estamos muy bien.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual