Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Teruel

La familia de un bebé con lesiones tras una cesárea que se retrasó recibirá 640.000 €

El Juzgado de lo Penal de Teruel condenó ayer a una multa de 1.200 euros por una falta de lesiones por imprudencia a la ginecóloga del hospital Obispo Polanco que atendió el parto 

Mª Ángeles Moreno 10/10/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
La ginecóloga que atendió el parto, en el momento de entrar ayer a la sala de vistas.Antonio García/bykofoto

 Los padres de un bebé que presentó graves daños neurológicos tras nacer mediante cesárea en el hospital Obispo Polanco de Teruel el 14 de julio de 2010 serán indemnizados con 640.000 euros. Así lo acordó ayer el Juzgado de lo Penal de Teruel, que condena además al pago de una multa de 1.200 euros por una falta de lesiones por imprudencia grave a la ginecóloga de dicho centro sanitario que atendió el parto, Sofía B. R.

La ginecóloga fue denunciada por la familia del bebé, la cual entendió que la médico se había demorado excesivamente a la hora de practicar la cesárea, lo que habría ocasionado que el recién nacido sufriera falta de oxígeno y, derivado de ello, lesiones cerebrales que implicaron una minusvalía del 77%. En el momento de nacer, el feto padecía bradicardia –menos de 100 pulsaciones por minuto– sostenida en el tiempo, lo que aconsejaba una intervención urgente.

El abogado de la familia, Ricardo Agoiz, explicó ayer que, sin embargo, la cesárea no se inició hasta 35 minutos después de haberse acordado la realización de esta intervención, cuando la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) establece un máximo de 30 minutos. La ginecóloga fue acusada inicialmente de un delito de lesiones graves por imprudencia profesional, pero ayer todas las partes personadas en la causa alcanzaron un acuerdo y la médico aceptó ser condenada por una falta de lesiones, lo que hizo innecesario desarrollar la vista oral.

"Son cosas que ocurren"

La letrada que defendió a la ginecóloga, Carmen Cifuentes, afirmó que el parto fue "suficientemente seguido" por la médico. Añadió que en los alumbramientos nunca existe la garantía total de que todo suceda sin problemas. "Son cosas que ocurren. Nadie puede asegurar que si la cesárea se hace en 10 ó 15 minutos hubiera salido bien", dijo la abogada. Además, atribuyó la demora al funcionamiento de la sanidad pública, "que tiene esto, que hay gente que ha de atender otras cosas".

El bebé, una niña, falleció a mediados de este año cuando contaba 3 años de edad. Agoiz, abogado de la asociación de ámbito nacional Defensor del Paciente, destacó que la cuantía indemnizatoria que recibirán sus padres –a la que hacen frente las distintas compañías aseguradoras– es la mayor alcanzada en España por el fallecimiento de un bebé y ello debido a que se han valorado las lesiones que padecía la niña antes de morir. 

Para el abogado Ricardo Agoiz, "hubo una falta de preocupación por parte de la ginecóloga". El letrado explicó que diversos testigos relataron a lo largo de la instrucción del caso que la médico no estuvo en todo momento con la madre. Agoiz afirmó que los resultados de la autopsia vincularon el fallecimiento de la niña a las graves lesiones neurológicas sufridas en el parto, si bien la defensora de la ginecóloga sostuvo, por el contrario, que no ha podido probarse dicha relación causa-efecto.

Más casos

El pasado mes de febrero, otro ginecólogo del hospital Obispo Polanco de Teruel se sentó en el banquillo del Juzgado acusado de haberse retrasado excesivamente y de forma injustificada en la práctica de una cesárea, lo que habría ocasionado en un bebé una parálisis cerebral. Aunque inicialmente el Juzgado de lo Penal condenó a este facultativo a un año de prisión y a dos de inhabilitación profesional por imprudencia, la Audiencia, finalmente, lo absolvió. El Alto Tribunal turolense afirmó que la intervención quirúrgica fue realizada en 24 minutos, dentro del tiempo establecido en los protocolos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, que lo estipula en 30 minutos.

La Asociación Defensor del Paciente emitió ayer un comunicado en el que advierte de que las lesiones en el parto por falta de oxígeno en el bebé, lo que se conoce como hipoxia, producen graves secuelas, por lo que los profesionales deben realizar la cesárea con la rapidez necesaria. La asociación tramita actualmente otros cuatro casos de hipoxia en el parto producidas en hospitales aragoneses.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual