Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Teruel

Técnicos de la DGA estudian la instalación de trampas para reducir la plaga de topillos

La proliferación de roedores está provocando importantes daños en los cultivos de patatas en la localidad de Bello

Leonor Franco 23/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios

La plaga de topillos que desde este verano está afectando los cultivos de la zona de Bello tiene difícil solución, según han podido constatar los técnicos del Departamento de Medio Ambiente, que el lunes se desplazaron a la zona para comprobar el alcance del problema.

La población de estos pequeños roedores ha experimentado un considerable aumento este verano debido a las especiales condiciones climatológicas que han tenido lugar, con apenas precipitaciones y una contumaz sequía. Los cultivos más afectados son los de la patata y la alfalfa. En el primer caso, los agricultores estiman que se han producido daños en un 30% de la cosecha. «Los topilllos muerden el tubérculo, lo que imposibilita su venta y consumo», explicó uno de los afectados. 

Según señalaron fuentes del Departamento, se descarta el uso de productos tóxicos para combatir la plaga por el impacto negativo que tendría en el entorno, además de ser un sistema muy agresivo con el medio natural. 

Estas mismas fuentes indicaron, por el contrario, que existen otros métodos eficaces y sin efectos nocivos para el medio ambiente, como el uso de trampas metálicas instaladas en las galerías donde los topillos construyen sus madrigueras. Los técnicos consideran que también resultan útiles simples recipientes llenos de agua donde los roedores se ahogan por no poder trepar. «En cualquier caso –señalaron desde el Gobierno de Aragón– estas medidas servirían para paliar los daños, pero de ningún modo erradicarían la plaga».

La demora en dar la alarma sobre la presencia de estos animales, a poco más de un mes de tener lugar la recolección de la patata, así como las especiales condiciones climáticas de este verano hacen inviable un tratamiento más intensivo y eficaz. Los agricultores aseguran que la lluvia juega un papel decisivo en la eliminación de los topillos al favorecer la inundación de las galerías por las que se desplazan y de sus madrigueras.

Desde el Departamento de Agricultura consideran que de cara al próximo año se deberían adoptar medidas preventivas con bastante antelación. Entre ellas, destaca una mayor frecuencia en la roturación de los cultivos agroambientales, como la alfalfa, un elevado porcentaje de los cuales no se recolecta y se destina a la alimentación de la avifauna que habita el entorno de la laguna de Gallocanta. Esta actividad agrícola propiciaría la destrucción del hábitat subterráneo de los topillos. 

Ayudas por los daños

Fuentes del Departamento de Agricultura destacaron la dificultad en cuantificar los daños sin haber realizado todavía la recolección, si bien los agricultores consideran que se ha perdido un 30% de la producción de patatas, un cultivo que ocupa en Bello una extensión de unas 50 hectáreas. Los agricultores valoran la posibilidad de solicitar ayudas institucionales que contribuyan a paliar las pérdidas producidas por la plaga. Uno de los afectados señaló, no obstante, que, una vez se lleve a cabo la cosecha, con los datos en la mano se estudiará esta medida.

La noticia sobre la presencia de la plaga de topillos trascendió la semana pasada, en el transcurso de la visita que el director de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, realizó a la zona. Los agricultores mostraron entonces su preocupación por los daños que la superpoblación de roedores estaba ocasionando, sobre todo, al cultivo de la patata. No es la primera vez que los campos de Bello sufren este problema, pero nunca antes con tanta intensidad.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual