Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Gente

Tres bodas y una historia de amor

Clemente y Victoria, de 97 y 94 años, recibieron ayer la medalla de platino de Los Amantes en reconocimiento a sus 75 años de vida en pareja, oficializada por triplicado y sacudida por la Guerra Civil.

L. R. 05/04/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios

La historia de amor de Clemente Gimeno y Victoria Torres, de 97 y 94 años, resiste tras 75 años de vida en común. El noviazgo, que arrancó en su Aguaviva natal, se formalizó en tres bodas sucesivas: un acto celebrado durante el periodo de la colectividad anarquista en plena Guerra Civil, un enlace por lo civil también durante la contienda y, por último –una vez terminado el conflicto bélico–, con una ceremonia religiosa en la catedral de Tortosa. Su inquebrantable relación, que sobrevivió a las separaciones impuestas por la guerra, obtuvo ayer, como recompensa, la medalla de platino de Los Amantes. La concedió el Centro de Iniciativas Turísticas y el matrimonio la recibió de manos del alcalde de Teruel, Manuel Blasco.

Clemente, que no pudo recibir la medalla en la fecha prevista –el pasado febrero– por una indisposición, recordó cómo conoció a su mujer siendo los dos «muy jóvenes», iniciando una relación que ha resistido durante ochenta años. Victoria afirmó que la clave de una estabilidad matrimonial a prueba de bomba es «tener conocimiento y aguantar los buenos y malos momentos, que de todos toca vivir». La mujer afirmó que su relación está ahora «mejor que nunca», en gran medida gracias al cariño de sus dos hijos.

Clemente y Victoria se trasladaron a vivir a Barcelona al poco de casarse y, una vez jubilados, regresaron a Aguaviva, donde residen actualmente. La nonagenaria, que se declara «más enamorada que nunca», todavía se encarga de «hacer las faenas de la casa». Como la relación con su marido empezó siendo apenas una adolescente –con 12 años y medio–, sus padres se opusieron inicialmente al noviazgo y toda la familia se trasladó a Tortosa (Tarragona) con la intención de enfriar el romance. La estratagema no dio resultado y los dos novios se reencontraron para fugarse a Barcelona.

Victoria afirma que la Guerra Civil supuso la prueba más dura que tuvo que superar el matrimonio. Cuando llevaban un año de casados, Clemente fue llamado a filas por los republicanos y, una vez terminada la contienda, tuvo que hacer el servicio militar durante seis meses.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual