Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Ocurrió el día de Navidad

Auto de procesamiento para los cinco jóvenes implicados en una pelea en Teruel en Navidad

Este jueves declarán ante el juez. Otros dos jóvenes resultaron heridos, uno de gravedad.

Efe. Teruel Actualizada 12/03/2014 a las 15:09
Etiquetas
3 Comentarios

El juez de Instrucción nº 2 de Teruel ha dictado auto de procesamiento contra los cinco jóvenes que protagonizaron un pelea en Teruel el día de Navidad en el barrio de San Julián y en la que otros dos jóvenes resultaron heridos, uno de ellos de gravedad.

En su auto, el juez procesa a Antonio U. V., Yonatán G. G., Oscar L. F., Iván S. S. y Carlos M. V., como presuntos autores de un delito de lesiones causantes de pérdida o inutilidad de un órgano o miembro principal, delito tipificado en el artículo 149 del Código Penal y penado con prisión de 6 a 12 años, según explican fuentes judiciales en un comunicado.

Por ello, este jueves han sido citados de nuevo para declarar ante el juez.

Igualmente el juez requiere en su auto a los procesados para que, conjunta y solidariamente, depositen en el juzgado una fianza de 30.000 euros.

El juez considera que es la cantidad necesaria para asegurar las responsabilidades que puedan declararse y decreta el embargo "de bienes suficientes para cubrir dichas responsabilidades si no prestaren la fianza en el importe y plazo indicados", según la misma nota.

Después de las investigaciones realizadas hasta el momento, el juez entiende indiciariamente que los sucesos son ajenos "al tráfico de sustancias estupefacientes llevadas a cabo en el local de los imputados y a móviles racistas o xenófobos".

Según las mismas fuentes, el juez deduce hasta ahora que a las 06:20 horas del día 25 de diciembre, los imputados Antonio U. V., Yonatán G. G., Oscar L. F., Iván S. S. y Carlos M. V., estaban reunidos en un local de la calle del Rosario de Teruel, planta baja que utilizaban para su ocio.

Marco-Antonio R. L. y Pedro-Nel M. A., acompañados de varios amigos y familiares llegaron a este edificio donde residía uno de ellos.

Al llegar, Marco-Antonio se apoyó sobre el vehículo propiedad de Carlos M.V., quien salió del local increpándole por ello, y se enzarzaron en un forcejeo, momento en el cual salieron del local los cuatro amigos de Carlos M. V., quienes comenzaron a golpear a Marco- Antonio de forma contundente hasta derribarlo al suelo de un botellazo que le propinaron en la cabeza, y que le dejó aturdido pese a lo cual siguieron propinándole puñetazos y patadas.

Momentos después, añaden las mismas fuentes, y cuando Pedro-Nel se acercó a su amigo Marco Antonio para ayudarle, los jóvenes la emprendieron a golpes con él propinándole un botellazo en la cabeza que lo derribó y aturdió y a consecuencia del cual comenzó a sangrar abundantemente.

Cuando su hermana y su sobrino, menor de edad, acudieron a auxiliarle apartándolo de la agresión, los cinco jóvenes se dirigieron de nuevo hacia Marco-Antonio volviéndole a agredir con golpes, puñetazos y patadas y golpeándole, por segunda vez, con una botella en la cabeza.

A consecuencia de los golpes, apuntan las mismas fuentes, Marco-Antonio ha quedado privado del campo visual en ambos ojos a partir de la línea media vertical de cada uno.


  • Damniel14/03/14 00:00
    Aquí la gente ve lo que quiere... mucha pena esta justicia!!! Muy malos son unos y los otros unos santos no? madre mía
  • pirulo13/03/14 00:00
    Era un local de ocio?, estaba dado de alta en el ayuntamiento para esos menesteres?. tenían contrato de arrendamiento como local de ocio?.
  • Pablo García12/03/14 00:00
    Y todo por apoyarse en el coche? a ver si van a prisión estos valientes.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual