Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Semana Santa Semana Santa

Semana Santa 2015
Los días 15, 16 y 17 de marzo

El 'SocialTrip Teruel' regresa para llevar a las redes sociales las tradiciones de la Semana Santa

Se ha optado por el fin de semana del 15, 16 y 17 de marzo porque coincide con la celebración de las Jornadas de Convivencia de la Ruta del Tambor y del Bombo en Urrea de Gaén.

2 Comentarios
Europa Press. Teruel Actualizada 08/03/2013 a las 23:22




  • Visita Alacon (la ruta del silencio)12/03/13 00:00
    Si, con esto consigo, que un turista vaya a Alacon. ¡Me conformo!
  • Visita Alacon (La ruta del silencio)09/03/13 00:00
    EL CASTILLO INCORPÓREO DE ALACÓN Si vas a Alacón, y preguntas a cualquiera de sus vecinos, por El Castillo, te llevaran a lo más alto del pueblo, encima de las bodegas, en la parte trasera de la iglesia, y al verte sorprendido por la ausencia de edificación, que pueda tener relación con un castillo, extenderán su brazo, y señalando a la nada te dirán: ¡Esto es El Castillo! La explicación, te la daré, al final de esta historia.- Dice el poema del mio Cid: Entonces se mudo El Cid, al puerto de Alacón / desde donde va a Huesa y Montalbán / en esas correrías estará diez días. En Alacón gobernaba como alcaide, Obaidala, cuñado de Abdelmelic ( Aben Meruan Abdelmelic Ben Hudail). Un reyezuelo que dirigio el señorio de Albarracin entre los años 1045 y 1103. Nos encontramos pues en Alacón, un enclave de populosa morería, desde donde las huestes del Cid, saquean las villas de Huesa y Montalban, donde Abdelmelic, (el reyezuelo) sufrio un atentado, que por las curiosidades que encierra y sus connotaciones legendarias, no esta de mas recordarlo; Obaidala, invito a su señor el rey de Albarracin, quien tenia fama de perverso, desvergonzado, difamador, embustero, tacaño y duro. En esa reunion Abdelmelic, bebio mucho vino, seguramente "melado" ya que así solían tomarlo los seguidores de Ala, y que al rey le gustaba mucho. Los hombres de Obaidala, aprovecharon la borrachera, para apuñalarle con tanto ensañamiento, que le desfiguraron la cara y el cuerpo. No consiguieron matarle, porque su hermana (esposa de Obaidala) lo impidío dando tremendos gritos de auxilio.- Los soldados de Albarracín, que descansaban muy cerca de donde estaban sucediendo las macabras fechorías, acudieron en ayuda de su señor y lograron salvarlo. Abdelmélic, a pesar de la gravedad de sus heridas, aún tuvo fuerzas para ordenar que no mataran a su cuñado ni al hijo de éste, su sobrino, que también había participado en la conspiración y en el atentado. Repuesto el Señor de Albarracín, maquinó la venganza. Mandó que a Obaidalá le cortaran las manos y los pies, así como que le vaciaran los ojos y que le crucificasen a la vista de todos. Con respecto a su sobrino, el hijo de su hermana y de Obaidalá, Abdelmélic se conformó con que le cortaran un pie para que, de ese modo, nunca pudiera perseguirle. (Además de esto, aprovechando una de las visitas, de su aliado, D. Rodrigo Diaz ?El de Vivar? y sabiendo que se dirigía, a su campamento de invierno en El Puerto de Alacón, llego a un acuerdo con él, para que desmantelase, totalmente, no dejando piedra sobre piedra, la fortaleza, y prohibiendo que nadie nombrase el lugar donde casi fue asesinado.) El reinado de Abdelmélic fue largo. Cincuenta y ocho años gobernó La Sahla, la llanura, algunos, como ya apuntamos, bajo vasallaje cidiano. El Señor de Albarracín murió a los ochenta años, un dieciocho de mayo de 1103, cuatro años después de que fuese enterrado El Cid.-





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo