Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Dinópolis da a conocer los fósiles de un reptil del Triásico nunca antes descrito en España

Los restos, hallados en Manzanera, son de un depredador marino de hace 230 millones de años.

Leonor Franco. Teruel Actualizada 28/10/2015 a las 07:56
Etiquetas
Recreación infográfica del reptil depredador. Encima, una vértebra fosilizada encontrada en el yacimiento de Manzanera.ha

Los yacimientos turolenses han proporcionado una nueva alegría al mundo de la paleontología mundial al darse a conocer los fósiles de un reptil marino de tres metros de longitud de hace 230 millones de años. Los restos fueron localizados en un estrato de Manzanera en el año 2000, pero su estudio se ha publicado ahora en una revista internacional especializada. El trabajo ha sido realizado por un grupo de investigadores de la Fundación Dinópolis y del grupo de Biología Evolutiva de la Facultad de Ciencias de la UNED.

El material, integrado básicamente por vértebras y costillas, corresponde a un Simosaurus, un depredador de peces del Triásico que destaca, sobre todo, por ser la primera vez que se localiza en registros fósiles de España. Se conocía en zonas de Centroeuropa y en Israel, pero nunca antes habían aflorado restos de esta especie en yacimientos españoles.

Otra de las grandes aportaciones que proporcionan los fósiles de este ejemplar es relativa a su cronología. Se trata de un espécimen más moderno que sus congéneres centroeuropeos, por lo que, según señalaba Carlos de Miguel, uno de los investigadores de la UNED, demuestra que "sobrevivió más tiempo del que se creía antes de su extinción". "Hemos visto que amplía su rango espacial y temporal", apuntó el estudioso.

Este reptil marino vivía en aguas costeras del mar de Tethys, al antiguo Mediterráneo, en el que se alimentaría de peces, si bien no se descarta que también estuvieran los moluscos en su dieta.

El yacimiento de Manzanera fue objeto en el año 2000 de una intervención de urgencia, tras haber localizado los primeros fósiles un vecino de la zona y alertado del riesgo de destrucción que corrían. Desde entonces, el material permanecía en depósito en Dinópolis. El trabajo de investigación se llevó a cabo en el último año.


Antes de los dinosaurios

El paleontólogo de la Fundación Dinópolis, Alberto Cobos, autor también del trabajo publicado en la revista ‘Geobios’, destacó la importancia de los restos hallados en Manzanera para conocer la composición de la zona "en la época en la que los primeros dinosaurios comenzaban a andar por la Tierra".


Para lograr este propósito también han sido claves los restos de otros reptiles marinos también del Triásico encontrados en Manzanera, como los Placodontos, animales con caparazón, o Ictiosaurios, animales marinos de aguas abiertas con un aspecto similar a los actuales delfines. Asimismo, ha aflorado material craneal de un Temnospóndilos, unos anfibios de grandes dimensiones que habitaban aguas dulces.

La mayoría salieron a la luz de forma muy fragmentada, pero han contribuido a aportar información sobre el Triásico.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual