Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Teruel

Localizado uno de los mayores arsenales de bombas de la Guerra Civil en Villastar

Se han incautado 125 proyectiles con carga y 30 sin ella. Muchos han sido ya detonados.

Europa Press. Teruel Actualizada 12/09/2014 a las 14:48
Etiquetas
1 Comentarios

  La Guardia Civil ha localizado en una finca privada de la localidad de Villastar, y tras el aviso dado por el propio dueño, uno de los mayores arsenales de explosivos de la pasada Guerra Civil de toda España. 

  En total, se han incautado 125 proyectiles con carga, de los cuales 60 eran de artillería de distintos calibres, 32 eran granadas de mano, 13 granadas de mortero y 20 espoletas de proyectiles, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa. 

  Además, se han encontraron más de 30 proyectiles sin carga y munición variada de armamento ligero -fusiles-. Debido a la gran cantidad de artefactos, para su destrucción han sido necesarias varias explosiones controladas, que por su virulencia, debido al tamaño de algunos de los proyectiles, se han escuchado hasta en la capital turolense. 

  La Benemérita ha explicado que el pasado miércoles un vecino de la localidad de Villastar puso en conocimiento de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Teruel que poseía gran cantidad de bombas en una finca rústica situada en el extrarradio de la citada localidad, "gracias a la labor de prevención y a las recomendaciones que la Guardia Civil publicita constantemente en la provincia respecto del peligro que entraña el almacenamiento de proyectiles". 

  Inmediatamente, se trasladó a la zona el Equipo de Búsqueda y Localización de Explosivos de la Comandancia, certificando la veracidad de los hechos y la peligrosidad del almacenaje de los mismos, puesto que muchos de ellos todavía estaban activos y con la carga explosiva intacta.

Custodia


  La propiedad estuvo custodiada en todo momento por agentes de la Guardia Civil para evitar que nadie pudiese acceder a la finca y evitar así cualquier peligro de detonación hasta primera hora de la mañana de este jueves, cuando el GEDEX de la Comandancia de Zaragoza se hizo cargo del traslado y neutralización de los proyectiles en una cantera habilitada al efecto situada a varios kilómetros de Teruel. 


  En lo que va de año, el Equipo de Búsqueda y Localización de Explosivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel ha atendido más de un centenar de incidencias relacionadas con artefactos explosivos, lo que supone una cada tres días, aproximadamente. 

  De ellas, 99 han sido por hallazgos de artefactos explosivos reales y sólo ocho han sido negativas, bien por ser restos de artefactos ya detonados, bien por ser confundidos con artefactos peligrosos. 

  Así, se han destruido un total de 212 artefactos explosivos, provenientes todos ellos de la pasada Guerra Civil -proyectiles de artillería, granadas de mano, granadas de mortero, bombas de aviación-, y 50 kilos de sustancias explosivas y 199 detonadores.

Explosivos de ambos bandos


  El material que aparece en la provincia abarca la práctica totalidad del empleado por ambos bandos durante la Guerra Civil. Tanto es así que durante el año 2009 apareció en el término municipal de Villarquemado (Teruel) una bomba de aviación que hasta la fecha no había sido catalogada en ningún otro lugar, han apuntado las mismas fuentes. 

  La Benemérita ha subrayado la "extrema peligrosidad" de estos artefactos ya que si no se les somete a ninguna acción "permanecen en estado latente, pero en caso de cualquier manipulación, por pequeña que sea, el resultado más probable es la explosión". 

  El Instituto Armado ha añadido que "en muchas ocasiones existe un exceso de confianza debido al aspecto deteriorado del artefacto por la acción del óxido y el paso del tiempo, pero es necesaria la reiteración de que la mayoría tienen intacta su carga explosiva y son muy peligrosos".

Recomendaciones


  La Guardia Civil ha precisado que si alguna persona tiene contacto con algún objeto que despierte sospechas de ser un artefacto explosivo no debe tocarlo, moverlo, ni alterar en modo alguno el objeto y señalar el lugar para poder reconocerlo posteriormente, así como dar aviso a la Guardia Civil por los medios que permitan mayor rapidez. 

  En el caso de que alguna persona tenga en su domicilio algún objeto que considere peligroso, tiene que dar aviso al cuartel de la Guardia Civil más próximo, para precisar que la atención de estas incidencias "es prioritaria y no deben temer ningún tipo de sanción". 

  Igualmente, el Instituto Armado desaconseja "totalmente" transportar el objeto hasta un lugar apartado y abandonarlo allí ya que, además del peligro inherente al transporte, "se abandona un objeto peligroso a una situación descontrolada volviéndose más peligroso dado que puede sufrir acciones que le hagan explosionar". 

  También ha señalado que estos artefactos no explosionan espontáneamente, si no se les somete a alguna acción, manipulación, fuego por lo que ante su hallazgo "hay que mantener la calma y seguir las recomendaciones dadas". 


  • paco12/09/14 16:52
    El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. Y tener un arsenal durante años, es delito. Es de esperar que la justicia actúe en consecuencia. 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual