Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Teruel provincia

Una familia abre en la localidad de Fuentespalda la primera bioescuela del país

Los Mayjal han abierto en Fuentespalda una explotación totalmente sostenible y autosuficiente que recibe decenas de visitas todas las semanas.

M. Fernández. Zaragoza Actualizada 06/02/2015 a las 13:54
10 Comentarios
En tres semanas Labioescuela de la familia Mayjal ha recibido decenas de visitas

En lo más profundo de la comarca del Matarraña, la familia Mayjal ha creado un mundo paralelo que se rige únicamente por las leyes de la naturaleza. Esta familia ha abierto la primera bioescuela de todo el país y lo ha hecho en el municipio turolense de Fuentespalda.

"Se trata de una explotación agrícola alternativa completamente autosuficiente donde creamos todos nuestros alimentos y abonos y lo que vamos aprendiendo lo trasmitimos a los visitantes", explica Javier Herce, el padre de familia. Él, su mujer, sus dos hijos y sus parejas dejaron sus trabajos y su ciudad, Ávila, hace siete años para dedicarse por completo a la explotación de la naturaleza de forma totalmente sostenible.

Desde el abastecimiento eléctrico hasta los materiales con los que está construida su propia casa son sostenibles. Pero todavía más fascinante que el entorno y la forma de vida de ese lugar son sus instalaciones, que desde hace tres semanas, se muestran a grupos de escolares y familias en forma de visita guiada.
 

Excursión por las instalaciones


Un gran domo geodésico recibe a los visitantes al principio de este viaje por la autosuficiencia natural. Que, como no puede ser de otra forma, comienza con la visita al huerto. Sus épocas de plantación y fruto están basadas en un sistema de cultivo rotativo en función del calendario lunar. "Se trata de una técnica con base científica utilizada hace millones de años en la que la atracción de la luna influye en el movimiento del agua y el desarrollo de las plantas", indica Herce.

La luna les marca las pautas mientras la tierra les proporciona materia orgánica. La siguiente enseñanza es la fabricación del compost a través del abono orgánico de la tierra. En este punto los alumnos también descubren cómo aprovechar los distintos tipos de estiércol.

Para refrescar el olfato después del estiércol hay que pasar al jardín de las plantas medicinales y las hierbas aromáticas. "Hemos seleccionado las plantas en función de las distintas patologías: respiratorias, intestinales...es una forma de divulgar los remedios naturales y su efectividad", comenta el patriarca Mayjal.

En la siguiente parada se les enseña a los escolares la importancia que tiene la depuración de aguas en toda civilización principiante. La familia Mayjal ha creado un sistema artesanal de reciclaje de aguas negras que, según explican, "es totalmente eficiente" y que les permite reutilizar el agua y generar fertilizante para la base de la finca.

La explicación continúa hasta la acuaponía. "Se trata de una simbiosis entre peces y plantas por la cual estos, en contacto con la tierra, transmiten los nutrientes a las raíces y a la vez las plantas devuelven el agua a los peces, desinfectada y limpia", aseguran los Mayjal.

El paseo continúa para conocer de cerca cómo se cultivan los germinados, hongos y lombrices en las cuevas enterradas de arcilla. Poco antes de visitar el interior de un caracol gigante que alberga varias razas de estos pequeños moluscos y tortugas y finalizar conociendo a las aves y los animales de la granja.

En proceso de construcción se encuentran además un gran hormiguero y un criadero de mariposas.


Una forma de vida gratificante


"Es un trabajo duro, todo lo que hay lo hemos hecho nosotros de forma artesanal y lleva mucho mantenimiento.  Pero resulta muy gratificante porque todo lo que sabemos lo aprendemos sobre la marcha", explica este antiguo informático que ahora hace de guía natural en la bioescuela.

Aunque los Mayjal solo crearon la instalación con el fin de vivir en la naturaleza han descubierto que es un auténtica enciclopedia de vida natural. "Todavía no nos acostumbramos a la reacción de la gente que nos visita, porque no salen de su asombro en toda la excursión", asegura. Por ello desde que abrieron la bioescuela han pasado por allí decenas de grupos y visitantes. El precio de la visita es de 10 euros a partir de 10 años , 5 euros de 8 a 10 años y gratis los menores de 8 años.

La idea funciona bien, yya están pensando en comercializar algunos de sus abonos naturales.


  • Alejandro25/05/14 00:00
    Siempre es esperanzador escuchar sobre colectivos que luchan por vivir siguiendo el curso natural de las cosas, por otro lado y a mi parecer, de las pocas alternativas que nos quedan. Lo que no me queda claro es por qué este proyecto es bioescuela, entendiendo el significado popular de "escuela" como centro de estudio. Queda claro que quien lo visite aprenderá, pero también lo haría leyendo un libro, yendo a un museo o, incluso, limpiando la cocina y no por ello llamaremos "escuela" a dichas actividades. ¿Realmente enseñan y educan o solamente muestran cómo viven? Sinceramente encontraremos muchos proyectos colectivos análogos a este y existentes des de hace décadas. Los podemos visitar y aprender formas más sostenibles de vivir sin necesidad de pagar un precio por acceder y que, además, no tendrán la osadía de proclamarse los primeros en nada.
  • Eva24/05/14 00:00
    Fantástica aplicación de la biología, más acorde a lo que el mundo necesita para ser más ecológicos y más felices. Y Carlos, todavía no he visto a nadie que se caiga muerto en un pequeño terreno y el gobierno no le vaya a cobrar aunque sea Impuestos de rústica en ese terreno ;)
  • PERET23/05/14 00:00
    Itziar. No te pases de listo. Esta es una iniciativa como cualquiera, y al mundo rural, cualquier actividad, en principio, le resulta positiva (esta aún mas). A todos nos gustan los parques empresariales de I+D+I, pero chico, esto es lo que hay. Lo menos que podrías hacer, es alegrarte de que alguien HAGA ALGO, en el mundo rural.  Si tienes un momento, nos explicas a los demás, cualquiera de tus maravillosas iniciativas, si es que tienes alguna.
  • ARAGONES23/05/14 00:00
    Muy interesante. Es importante que se desarrollen este tipo de iniciativas en nuestro territorio. Felicidades
  • joplin23/05/14 00:00
    A mi esta iniciativa me parece estupenda.
  • PERET23/05/14 00:00
    Itziar. No te pases de listo. Esta es una iniciativa como cualquiera, y al mundo rural, cualquier actividad, en principio, le resulta positiva (esta aún mas). A todos nos gustan los parques empresariales de I+D+I, pero chico, esto es lo que hay. Lo menos que podrías hacer, es alegrarte de que alguien HAGA ALGO, en el mundo rural.  Si tienes un momento, nos explicas a los demás, cualquiera de tus maravillosas iniciativas, si es que tienes alguna.
  • Carlos23/05/14 00:00
    Es muy interesante. Pero el precio de las entradas? Si son autosuficientes, ¿ Para qué necesitan dinero.. Ay ay ay... !Que no me fío...!
  • abelmh23/05/14 00:00
    @ Peret... ahí le has dao.
  • jorge23/05/14 00:00
    Contento estoy de leer · comentarios con sentido. Y poco sorprendido de leer el comentario de Itziar. En efecto, lo que han hecho estos jóvenes será lo que se lleva haciendo durante milenios, pero hasta ahora he visto a pocos trajeados dejando la ciudad para ponerse a la tarea rural, y sin embargo he conocido a muchos pastores que se han ido a la ciudad. A la iniciativa no le veo ningún problema, solo veo lo bueno. Cumplir quizás un sueño personal, dar un poco de vida a uno de los cientos de rincones despoblados de nuestra tierra. Generar un mínimo de riqueza y sostenibilidad. Con personas como Itziar vamos apañados....suerte que hay gente como los protagonistas de la noticia. Oid, espero que os vaya muy bien, y espero visitaros pronto!
  • Itziar23/05/14 00:00
    Vaya, será que es una novedad cultivar "al ritmo de la luna". Más que nada, es lo que llevan haciendo todos los agricultores (profesionales y aficionados) desde el neolítico. Madre mía, desde la ciudad descubrís la receta de la Coca Cola a una velocidad vertiginosa.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual