Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Medio ambiente

Trescientas personas protestan ante la casa de Carmen Pobo en Cella por la laguna del Cañizar

Una manifestación contra la protección del humedal paró unos minutos ante el domicilio de la política.

Luis Rajadel. Cella Actualizada 07/04/2014 a las 14:40
0 Comentarios
Los manifestantes se detuvieron delante de la casa de Carmen Pobo para pedir que rectifique su postura.

Trescientas personas se manifestaron este sábado por las calles de Cella para mostrar su oposición a la recuperación de la laguna del Cañizar y contra su declaración como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), en tramitación. Los manifestantes fueron convocados por los sindicatos agrarios, la plataforma contra la laguna y la cooperativa Cereales Teruel. Consideran que las iniciativas de la Administración para conservar el humedal merman los derechos de riego, las posibilidades de uso de la tierra y la caza.

La marcha, que se desarrolló sin incidentes, incluyó, no obstante, sendas paradas al pasar por delante de los domicilios de la alcaldesa, la popular María Jesús Pérez, y de la presidenta del PP turolense y de la Diputación Provincial, Carmen Pobo. Los parones sirvieron para que se avivaran los gritos de «¡fuera, fuera!», los pitidos y las exigencias de rectificación a «los políticos».

La alcaldesa, que reiteró su apoyo a la laguna y a la ZEPA, se mostró molesta con el paso de los manifestantes por delante de su casa y de la de Carmen Pobo, lo que calificó de «escraches encubiertos». En su opinión, se trata de actos que rebasan la crítica política para entrar en el ataque personal.

La manifestación supuso la continuación de las movilizaciones de los agricultores de Cella y de otras localidades cercanas contra la inundación de la laguna del Cañizar -que ha permanecido desecada durante tres siglos- y su declaración como ZEPA, una figura de protección que englobaría 612 hectáreas de propiedad municipal.

El pasado 25 de marzo se realizó una concentración a las puertas de la sede de la DGA en Teruel con motivo de la entrega de alegaciones contra la ZEPA, aún sin resolver. El Ayuntamiento y los sectores conservacionistas resaltan, por su parte, el excepcional paisaje generado en torno a la laguna en solo dos años de intervención, con la llegada de cientos de especies ornitológicas, algunas de ellas en vías de extinción.

Los eslóganes más coreados por los manifestantes rechazaron la recuperación y protección del humedal, defendieron los regadíos y reclamaron a los políticos que «escuchen al pueblo» y den marcha atrás en sus proyectos de conservación de la laguna.

La oposición a la regeneración del Cañizar provoca tensiones vecinales en localidades cercanas, como Cella, Villarquemado y Santa Eulalia. Para evitar incidentes, antes de arrancar la manifestación, uno de los organizadores se dirigió a los presentes para recordarles que las movilización era «totalmente pacífica». «Para mostrar nuestro malestar no tiene porque haber altercados, aunque eso no impide que haya pitidos, silbidos y gritos», concluyó.

El presidente de la plataforma contra la laguna, José Sánchez, consideró que la inundación del humedal hipoteca los regadíos. Según dijo, las ayudas agroambientales derivadas de una ZEPA conllevarían «restricciones» a los usos agrícolas, ganaderos y cinegéticos. «Nos quitarían la potestad para disponer de nuestras tierras», dijo. El portavoz opositor criticó el «empeño» del Ayuntamiento de Cella y del PP en un proyecto que choca con la opinión vecinal. Sánchez afirmó que destinar recursos hídricos a encharcar el Cañizar amenaza los derechos de riego de cinco pueblos y 700 propietarios.

La alcaldesa consideró que los agricultores están siendo «manipulados» y hacen «más caso» a los sindicatos que al Ayuntamiento. Tachó a las organizaciones agrarias de incoherentes por defender en Cella «lo contrario» que postulan respecto al espacio natural de Gallocanta, «donde incluso quieren ampliar» la zona de protección. María Teresa Pérez apuntó, entre las posibles causas de la oposición a la ZEPA del Cañizar, a agitación estimulada desde el entorno de Gallocanta por temor a que las ayudas agroambientales puedan verse mermadas allí para atender la nueva zona protegida.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual