Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Peracense

"Estamos muy felices en Peracense, los vecinos nos han recibido con los brazos abiertos"

El Ayuntamiento buscaba una familia que gestionase el teleclub y el bar a cambio de un bajo alquiler y una familia valenciana, azotada por la crisis, se ha instalado en la localidad hace un mes y medio.

Mercedes Navarro 07/04/2014 a las 06:00
Etiquetas
13 Comentarios
Mari Carmen, David y Rafael, nuevos vecinos de Peracense

Rafael Quillero y Mari Carmen Tena vivían hasta hace un mes y medio en un pueblo de Valencia junto a su hijo David, de nueve años. Él es técnico de telecomunicaciones y llevaba cuatro años en paro. Su mujer apenas trabaja tres horas al día y la situación económica que atravesaban era complicada para seguir adelante. "Empezamos a buscar un pueblo aragonés en el que establecernos, y después de varias ofertas, a través de una chica que se mueve por la repoblación de Teruel, llegamos a Peracense en febrero", recuerda Quillero. Junto a ellos, otras dos familias se postularon pero su oferta fue la mejor. "Mi mujer había trabajado como animadora en un hotel del imserso y ofrecimos hacer actividades y talleres dirigidas a los mayores porque ella tenía experiencia", añade.

El Ayuntamiento de esta localidad de la Comarca del Jiloca, que no llega a los 100 habitantes, buscaba desde diciembre una familia que llevase el teleclub y su bar. A cambio también ofrecía el alquiler de un piso a bajo precio. "Nos lo pensamos, pero no había más remedio porque los recursos que teníamos allí eran insuficientes y vimos que este era un pueblo muy tranquilo", asegura Quillero. "Estamos muy felices en Peracense, el Ayuntamiento nos ha tratado muy bien y los vecinos nos han recibido con los brazos abiertos", matiza.

"Ahora es la época más dura porque hay muy poquitos vecinos y los ingresos son bajos, pero consideramos que el castillo de Peracense mueve a mucha gente y ahora que vamos hacia el buen tiempo el turismo se notará", cuenta Quillero, quien ha tenido la suerte de encontrar también una remuneración extra. Desde hace unas semana también desempeña las labores de operario de servicios múltiples en el Ayuntamiento de la localidad. "La verdad es que esta es una gran ayuda porque en invierno se trabaja muy poquito en el bar. La gente que vive aquí es muy mayor y solo sale los fines de semana a jugar a las cartas", asegura. "Intentamos animarlos con actividades para que salgas, pero son un poco reticentes", añade.

David es el único niño viviendo en Perancense

Ellos son un ejemplo de nuevos pobladores del medido rural movidos por la crisis económica. Aseguran que el cambio ha sido muy "positivo" y si pueden, se ven viviendo allí a largo plazo. Sin duda, quien ha experimentado el mayor cambio ha sido su hijo David, el único niño que vive a diario en el pueblo. Cada mañana, un taxi lo recoge a las 8.30 horas para ir hasta el colegio de Monreal del Campo –a 35 kilómetros- y lo devuelve a media tarde. "No tiene tiempo para aburrirse porque cuando llega a casa tiene que ponerse a hacer deberes. Además, le encanta la nieve y la naturaleza, cosas de las que antes no podía disfrutar", asegura el padre. "Lo que más le ha costado es la adaptación al sistema escolar de aquí, ha tenido que cambiar el valenciano y el nivel exigido en Aragón es mayor que el de Valencia, por lo que ha tenido que aplicarse", asevera Quillero.

David también espera con ganas la llegada del verano y fechas señalas como la Semana Santa para poder jugar con otros jóvenes que acuden al pueblo para disfrutar de los periodos vacacionales.


  • Pepe09/04/14 00:00
    Una pena los comentarios hirientes de algunas personas, que como no son los del bar particular que hay o amigos de él. Con personas cerradas como ellas, los pueblos nunca podrán salir adelante. Mientras no se borre "el mendruguismo" de algunas personas de las zonas rurales (y me refiero a mendruguismo, como "ser un mendrugo") los pueblos morirán. Mucho ánimo Rafa y Carmen, con ese teleclub municipal. ¡suerte! para aguantar a los que os intentarán hacer la vida imposble en ese pueblo (digasé los del bar particular)
  • carlos08/04/14 00:00
    Estaran contentos todos menos los del otro bar eh!!!! Que pena me da. Promocionar todo para los de fuera y a los del pueblo que se vayan a buscarsela por ahi. Viva la despoblacion hombre. Cuando nos vamos a enterar de que al que hay que cuidar es al que ya esta aqui. Cuanto creeis que van a durar estos.( un telediario ) pero claro ya se encargaran de traer otros para fastidiar al de casa. Asi se lucha contra la despoblacion. Viva españa
  • Fernando07/04/14 00:00
    Mucha suerte y bienvenidos a vuestro nuevo país, Ojala se dieran clases de catalán aquí también.
  • ejeano07/04/14 00:00
    Y de chino mandarín, también, que se lleva mucho.
  • Monti.07/04/14 00:00
    La vida es dura, espero y que tengan suerte en su nueva andadura y puedan con el tiempo poder elegir lo que mas les convengan.
  • joseluis07/04/14 00:00
    La vida es así de dura y a veces hay que tomar decisiones heróicas para poder sobrevivir. Enhorabuena por haber tenido los arrestos de cambiar, que no es fácil. Espero que les vaya bien.
  • PIRATA07/04/14 00:00
    Comentario nº4,por mi parte clases de catalán aquí.jamás.Aquí se comenta otro claro ejemplo de esta guerra ecónomica cruel,cruel para los padres y para ese niño que no puede jugar con otros niños.Respeto su comentario pero si quieres hablar catalán ya sabes a donde ir,ahí si que algunos no te recibirían con los brazos abiertos.
  • PIRATA07/04/14 00:00
    Suerte chés,
  • camarero extra07/04/14 00:00
    mi enhorabuena a las otras dos familias que no han tenido "suerte".
  • Oscar07/04/14 00:00
    Espero que os vaya bien, bienvenidos a esta tierra.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual