Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Teruel

El Supremo confirma la condena para el matrimonio que sometió a su hija a una ablación en Alcañiz

El Tribunal ha confirmado este miércoles las penas de prisión establecidas por la Audiencia de Teruel a un matrimonio de nacionalidad gambiana.

Efe. Zaragoza Actualizada 05/12/2012 a las 16:37
15 Comentarios
El matrimonio condenado durante el juicio en la Audiencia de TeruelEFE

El Tribunal Supremo ha confirmado este miércoles las penas de prisión establecidas por la Audiencia de Teruel a un matrimonio de nacionalidad gambiana que sometió a su hija de ocho meses a la ablación del clítoris en Alcañiz, al entender que esta práctica "no es cultura, es mutilación y discriminación femenina".

El Supremo rechaza así el recurso de casación presentado por la representación de los padres de la menor, Mamadou Drammeh y Nyuma Sillah, contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Teruel el 15 de noviembre de 2011 y que condenaba a seis años de prisión al padre de la niña y a otros dos años a la madre.

En la sentencia, el TS insiste en la imposibilidad de admitir un error de prohibición fundado en los factores culturales a los que pertenece la persona, cuando los mismos suponen una flagrante vulneración de derechos humanos y añade que el límite al respeto a las culturas autóctonas se encuentra en el respeto a los derechos humanos, que actúan como un mínimo común denominador intercultural.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Teruel argumentaba que el matrimonio, ambos de nacionalidad gambiana, decidieron de común acuerdo, "bien directamente o bien a través de una persona de identidad desconocida", extirpar el clítoris a su hija movidos por sus creencias religiosas y culturales.

Se consideró probado que el acusado y padre de la niña era conocedor de la prohibición de la práctica de la ablación en España, pero no su esposa, por lo que a esta se le rebajó la pena de seis a dos años de prisión y en la sentencia se hizo referencia a que "para la sociedad española la ablación del clítoris supone una de las prácticas más detestables que puede realizar una sociedad contra sus niñas, pues va en contra de la dignidad de las mujeres y de sus derechos como persona".

La Audiencia descartó en su momento, como argumentaba la defensa, que la mutilación le fuera practicada en Gambia y consideró, a tenor de los informes periciales, que fue practicada entre el 20 de noviembre de 2009 y el 25 de mayo de 2010, cuando la menor ya residía en Alcañiz (Teruel) con sus padres.

También rechaza los argumentos de la defensa para eximir de responsabilidad a sus clientes al entender que el "peso de la tradición" esgrimido por el letrado "es de todo punto insuficiente" para liberar de culpa al matrimonio.


  • Josefo06/12/12 00:00
    Tipical, unos padres encantadores nunca mutilarían a una hija. No confundamos la circuncisión, que aunque algunas religiones la practiquen como "bautismo" sirve mayoritariamente como terapia de higiene o de adaptación  del aparato genital a sus futuras funciones en caso de fimosis, con la ablación del clítoris que es una practica destinada a eliminar la posibilidad de placer sexual en la mujer convirtiéndola en un objeto para satisfacer en exclusiva el placer de su marido (muchas veces impuesto a edades que dan autentico pánico), ya que al no tener posibilidad de ese placer, se supone que no se van a aparear voluntariamente con ningun otro espécimen humano. El contrapunto de esa práctica es, que si una mujer (con ablación o sin ella) es violada, automáticamente la ley la castiga a morir lapidada por adúltera. Hay que acabar con las barbaridades, el que quiera mutilarse que lo haga voluntariamente, pero a los niños y niñas, ni tocarlos.
  • Elena-Z06/12/12 00:00
    ESCALOFRIO... eso ya lo han pensado... yo recuerdo haber leido alguna noticia en el sentido en que se pedía colaboración a los pediatras para que "observaran" no hubiera pasado "algo" si tenían conocimiento de las vacaciones de las niñas a su pais de origen.
  • me gusta06/12/12 00:00
    estoy de acuerdo con la conmutacion de la prision con la de la expulsion a su pais , el erario publico no tiene porque mantener a esta gentuza que no quiere asaptarse a las constumbres del pais que los acoge y los mantiene , como dice algun comentarista no quieren saber o no conocer las leyes y constumbres de españa que no les interesa ya estan mas espabilados en lo que realmente les interesa que es como pedir las ayudas de todo tipo que reciben por parte de una sociedad como esta en la que no se quieren integrar .
  • Josefo05/12/12 00:00
    Gracias por la aclaración, pero no me creo que la madre no lo supiera, simplemente le habrán rebajado la pena como bien dice otro comentarista para que la niña no se quede ¿desasistida?. A mi modo de ver, es como si a mi me cortasen el glande, no querría volver a ver a mis padres ni muertos. En cuanto a devolverles a su país, la niña allí sería lapidada por haber condenado a sus padres en España, lo mejor sería dejarla aquí con una buen familia de acogida, pero es muy difícil tomar esas decisiones. Bravo por los jueces.
  • Tipical05/12/12 00:00
    Depende Josefo, si tus padres fuesen unos padres encantadores y la única perrería que te hubiesen hecho en esta vida fuese cortarte el glande (¡!) o el prepucio o cualquier otro fragmento de tu aparato genital, y encima entendieses con los años que era fruto de una convicción profunda y ancestral de que "es lo correcto y lo mejor para ti" seguramente los seguirías queriendo como  padres. Yo sigo corroída por la curiosidad de saber quién corre con las costas de este juicio. Es que me estoy oliendo que hay algún grupito detrás.
  • TBO05/12/12 00:00
    ¿Alguien se creen que la ablación no está prohibida en España? Claro que lo saben, al igual que saben donde ir a pedir vales para comida, sanidad gratuita, etc. Ya lo creo que lo sabian ya. Que los devuelvan a su país ya que no quieren adaptarse a nuestras costumbres nosotros no tenemos porque soportar las suyas.
  • Escalofrio05/12/12 00:00
    En la ultima parte de la noticia,creo que dan a entender que si la ablacion se la habian realizado en Gambia,no era delito.Por favor no den ideas que ahora todos se iran de vacaciones a su pais y luego vendran con las niñas mutiladas.Si quieren vivir aqui con nuestras leyes y nuestras costumbres y si no las conocen que les informen todos esos que les ayudan a pedir subvenciones.
  • Josefo05/12/12 00:00
    Cuando la tradición alcanza a convertirse en barbarie, la razón debe actuar, si no lo hace tendrá que actuar la justicia. Solo una pregunta: ¿porqué seis años añ padre y solo dos a la madre? para mi ambos son igual de culpables.
  • manzanas traigo05/12/12 00:00
    hola Josefo, pone en la noticia que a la madre se le rebajó la pena porque se consideró probado que no sabía que en España estaba prohibida la práctica, pero que al padre se le mantuvo en seis, dado que se consideró probado que sí tenía conocimiento de la prohibición. Te explico lo que pone en la noticia pero pero no lo comparto ni lo entiendo puesto que hay mínimos de respeto y derechos humanos que no me parece que la ley tenga que justificar. Aunque viaje a otro país no se me ocurrirá matar y torturar a otra persona, no porque la ley lo prohíba sino porque me parece inhumano y el que lo haga pues que sepa que el desconocimiento de la ley  no exime de su cumplimiento. 
  • A Gambia05/12/12 00:00
    Yo los devolvía a Gambia, si quieren seguir con esa tradición bárbara, que vivan en su país, encima los tendremos que mantener.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo